Buscar este blog

domingo, 24 de mayo de 2015

Retrospectiva 'Buffy, Cazavampiros': 4ª temporada


Llegamos a la habitualmente considerada peor temporada de la serie junto con la 1ª, y si bien veo claramente la parte floja en esta tanda, confieso que es una de mis favoritas.



Antes de explicar lo mucho bueno que veo aquí, será mejor quitarse de encima lo negativo: sí, Adam y todo lo que lo rodea es una mierda. Un villano a lo monstruo de Frankenstein que no interesa nada. Nunca. Y Whedon y su equipo casi parecen conscientes en vista de que solo sale durante la segunda mitad de la temporada. En cuanto a su origen, la Iniciativa, resultaría un concepto interesante si se le diese ALGO de chicha, si plantease ideas, si reflejase algún tema. Pero tal y como está, parece algo más propio de 'Arrow' que del ingenio de esta serie. Vale. ahora pasemos a las maravillas de la temporada.

Lo puedo resumir en que es aquí cuando los personajes EXPLOTAN. No solo se va perfilando la que será la formación ideal de la Scooby Gang (en la siguiente temporada será cuando se asiente), sino que ganan profundidad, matices, carisma y la relación entre ellos es más compleja. Desde el principio de la serie los personajes han sido su punto fuerte, pero creo que aquí se pasa a un nuevo nivel. La serie en sí parece más pulida que nunca hasta entonces, y más preocupada por examinar a sus protagonistas que en la trama de la lucha contra el villano de turno. La prueba de esto no es solo que esa trama sea floja, sino que el gran final de temporada no es vencer al malo (eso se hace en el penúltimo capítulo), sino un excelente ejercicio de autoanálisis como es 'Restless'. Un viaje a los sueños de los 4 personajes principales. No se necesita más. El episodio en sí es una joya surrealista cargada de simbolísmo de lo más críptico, de hecho, he tenido que buscar análisis en la red. Una vez asimilado, el capítulo no hace más que acabar de definir las inquietudes de nuestros héroes a lo largo de la temporada y preparar el camino para decisiones y dilemas que llegarán más adelante. Por si fuera poco, antes de eso tenemos 'Hush', un capitulazo que sin palabras avanza a lo grande las relaciones entre nuestros héroes. Así que venga, hablemos de los personajes.

Irónicamente, creo que Buffy es la que menos conflictos tiene esta temporada, y eso es lo interesante. Riley es el chico perfecto para ella, y si bien está encantada con él y es importante en su vida, a la hora de la verdad no la llena en absoluto. Buffy nunca se altera, ni para bien ni para mal, cuando está con él. Y eh, a mí no me disgusta Riley, es difícil que el rollo boy scout encantador me moleste, y su vínculo con la iniciativa cohesiona la temporada y es un giro divertido, pero me encanta ver que Buffy no está realmente implicada con él. Cuando sí se implica es cuando se burla de Spike. Es con él con el que va a tope. Lo odia con pasión y eso le encanta. ¿O quizá lo quiere con pasión y eso le asquea? Será uno de los temas más interesantes de la serie. El caso es que de nuevo se dan pistas de la oscuridad interior de nuestra heroína, algo que se empieza a explicar poco a poco. Conocer a la primera Cazadora y lo que representa, violencia, brutalidad, muerte y soledad es fascinante, y es una gran idea que sea en el último capítulo, pues da una sensación de arco finalizado a una Buffy que parecía no tenerlo esta temporada.

En cualquier caso, creo que aquí se profundiza más en sus amigos que en ella. Willow, por ejemplo, pasa por cosas importantísimas, siempre relacionadas con su identidad propia, algo, por supuesto, realzado a la perfección con su segmento en 'Restless'. La universidad tiene un efecto Peter Parker en ella, deja de ser una empollona asocial y se convierte en una chica guay y moderna con plena confianza en sí misma, o eso parece. A lo largo de la temporada se va apuntando una dependencia clara de la magia para forjar esa personalidad "mejorada", porque en el fondo se sigue viendo a sí misma como un cero a la izquierda. Esa dependencia, por cierto, establece paralelismos cada vez más evidentes con las drogas, asunto que se rematará en la 6ª temporada. El caso es que la marcha de Oz nos da el primer vistazo no solo al lado vengativo de Willow, sino un abuso no controlado de la magia, como si Willow la considerase su única herramienta para lograr sus objetivos. Empieza a pensar que ella, por sí misma, no puede hacer nada. Por eso es tan interesante la llegada de Tara. Con ella se mete más aún en el mundo de la magia, sí, pero también adquiere control y seguridad. Con Tara está a salvo. La conexión entre ellas es tan profunda y sincera que el hecho de que su amistad se convierta rápidamente en amor es sumamente natural. Nace así la pareja más emotiva, más "bonita", de la serie. Seguramente.
Xander, por su parte, empieza a notar a tope el peso de ser "el inútil" del grupo, no en la lucha contra el mal esta vez, sino en la vida en general. Su viaje a lo largo de Estados Unidos se fue al traste, es el único que no va a la universidad, vive en el sótano de unos padres a los que odia y solo consigue trabajillos sin futuro. No logra madurar, avanzar. Es un fracasado total. Por eso mola tanto que Anya esté tan loca por él. Me encanta Anya, por cierto. Es uno de esos personajes cuyas características deberían molestarme (quejica, impertinente, egoísta...), pero a los que siempre se les da el punto cómico y entrañable. Anya no tiene mala intención, simplemente es brutalmente honesta. Por eso cuando dice que quiere a Xander, es que le quiere de verdad. Es un complemento necesario para él, y me resultan una pareja entretenidísima. De todas formas, es un puntazo que a la hora de vencer a Adam se deje claro el rol de Xander como corazón del grupo. Cada vez será más habitual que sea él el que suelte el discurso motivador a Buffy, o el que la ponga en su sitio. Y me parece perfecto.
Giles, por su parte, se enfrenta a una crisis de identidad. El personaje gana aquí muchísima humanidad y profundidad, lo vemos como a una persona y no tanto como al mentor de Buffy. Como el resto, tiene sus propios dilemas. Empieza a desear tener su propia vida y dejar que Buffy vaya a su aire, pero una parte de él tiene miedo de dejarla sola y quiere sentirse necesitado. Decididamente, Rupert se adentra en su etapa más interesante, al igual que los demás.

Y luego está Spike, que gracias a Dios, se convierte en personaje principal. Como sabemos, cada temporada Spike muestra una faceta distinta, siendo esta la del más absoluto patetismo. Incapacitado para hacer daño a los humanos y arrastrado una y otra vez hacia Buffy y sus amigos. A él le pasa como a ella: mucho odiarla mucho odiarla, pero le encanta que le dé caña y devolverle los insultos y los desprecios. Eso sí, él está verdaderamente obsesionado con ella. Le ha vencido tantas veces que casi ha nacido una especie de respeto y admiración por su parte. Sabe que es la puta ama. Y encima le pone burrísimo, está claro. Así que todo está listo para uno de los ¿romances? más extraños, fascinantes y a pesar de todo emotivos que he visto nunca.
A parte de esto, tener a un villano inofensivo en el grupo es divertidísimo (la alegoría sexual al no poder morder a Willow, toda esa escena, es impagable. Y lo mejor es que sirve para perfilarla a ella también). Lo cierto es que esta temporada alcanza unas cotas de comedia altísimas. Quiero decir. La subnormal de Harmony como vampiresa cutre es todo un hallazgo. La patética pelea de NENAZAS que tiene con Xander, a cámara lenta y con música épica me mata cada vez que la veo. Y encima es la amante de Spike, para disgusto de él ("la sífilis me gusta más que tú"). Brillante.

Antes de acabar, destacar el comienzo del arco redentor de Faith, distribuido a medias con 'Ángel'. Gracias a la imprescindible maniobra del intercambio de cuerpos, siente en sus propias carnes que la gente a la que tanto daño quería hacer no se lo merece, y sobretodo, que el camino luminoso que lleva Buffy es mucho más satisfactorio.

En fin, creo que nada más. A pesar de Adam y bobadas como 'Beer Bad', gran temporada. Ojo a la siguiente.

12 comentarios:

  1. Veo cierto paralelismo entre esta temporada de Buffy y la Fase 2 de Marvel, ninguna de las dos acaba con un enfrentamiento del gran grupo, Vengadores o la Scooby Gang) contra el gran malo (Ultron o Adam), sino con una historia más pequeña con la que conocer más el mundo o los personajes (Antman y Restless)

    Y siempre que veo a la Iniciativa capturando monstruos una parte de mí piensa que trabajan para los de "Cabin in the woods" (no digo más por si no la has visto)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo veo un poco cogido con pinzas, ¿eh? XD

      La he visto, y ahora que lo dices, sí que hay similitudes, sí.

      Eliminar
    2. Y no me sorprendería que Whedon llamara "Parker" al tipo que se aprovecha de Buffy para que pensáramos que era un buen tipo, como el Parker de Marvel, y luego mostrarnos su verdadera cara

      Eliminar
  2. Se asegura que es la peor por ser una temporada de transición entre una estupenda tercera y una sublime quinta, porque el malo no le interesa a nadie y el nuevo novio de Buffy interesa aún menos.

    Y mira que intentaron hacerlo lo más atractivo posible para el público femenino, dado que era el mayoritario viendo la serie. Le intentaron dotar de oscuriddad, matices, les dieron un capítulo entero dándose el lote para ver si surgía la chispa o lo que sea, dado que las críticas en internet, y yo esto lo vivi en primera persona, eran terroríficas. (nota aparte, me suena muchísimo a lo que intentan hacer con Superman, pero hay personajes a los que no les sienta bien)

    Pero ya les gustaría a la inmensa mayoría de las series que su temporada buena fuese la mitad que la cuarta de Buffy.

    La riqueza de sus personajes, con una variedad de matices que antes sólo intuíamos, las escenas memorables, la genialidad de sus diálogos (hasta el punto de Whedon estaba harto de que sólo se acordaran de ellos en sus críticas y se casco Hush, para demostrar que sus actores y la dirección eran de altura también) hacen de ella una temporada espectacular.

    Y luego esta Spike, intentando encontrar su sitio en el mundo, buscando una buena cripta (el escenario con mayor personalidad de toda la serie) y por encima de todo sufriendo cada calentón que madre mía (el que le mete Faith en el cuerpo de Buffy es de los que no se olvidan)

    Y un último apunte. Quien escribió Beer Bad sólo escribio otro capítulo en toda la serie, el experimento que dio lugar al comienzó de todo, pues así lo afirman los productores, los guionistas... y supongo que habra que creerlos: Algo azul. Pero ironías del destino, Trecey escribio una genialidad de tal nivel que conceno la relación con Riley y abrió las puertas a todo lo que vino después.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Pero ya les gustaría a la inmensa mayoría de las series que su temporada buena fuese la mitad que la cuarta de Buffy." MUY BIEN esto.

      Qué bueno es 'Something Blue', copón. "...de hecho no me gusta Spike, pero lo quiero". Ahí está todo.

      Eliminar
    2. Ya nos gustaría XD Supongo que habrás leído que no hay nada confirmado con respecto a los sentimientos que Buffy sentía por Spike. Y con esto quiero decir que hay teorías desde que Buffy nunca lo amo, a que lo hizo en la séptima, en la sexta, en la quinta... Y lo curioso del caso es que resulta imposible descartar ninguna porque el Spike de la séptima, de la sexta o de la quinta temporada no es el mismo tipo y los cambios que mete la propia heroína de la serie son de ordago a lo grande también. Y siempre esta la sombra del Bangel (Ángel y Buffy) como muestra de amor eterno, imperecedero, puro, casto (la de tonterías que tuve que leer en su día sobre ello)... ¿Así qué nos queda? Sacar nuestras propias conclusiones

      La atracción puramente sexual entre ambos existe y es evidente. En cuanto Buffy baja un poco las defensas, y en esta temporada lo hace dos veces, se dedica a meter mano y dejarse tocar por Spike (Jonathan salvando la virtud de la chica de un vampiro castrado, inolvidable escena de Superstart). Luego es la propia Buffy la que asegura que sólo le ha excitado un único vampiro, justo tras tirarse a Spike, y todo el mundo entiende que se refiere a Ángel... Cuando jamas en la serie hemos visto que Buffy se excite con él, entre otras cosas porque ni el mismo Ángelus tendría el valor de hacer las cosas que excitan a Buffy (por eso Buffy aguanta toda la tercera sin hacerlo, incluso hasta el punto de que esta dispuesta a seguir)

      Y el dialogo más mítico del episodio es cuando Buffy asegura que no le afecta por ser la cazadora, a lo que Xander responde que entonces se va a casar con Spike porque están hechos el uno para el otro y este le tacha de la lista de invitados. La repuesta de Spike es lógica, ya esta colado por Buffy ( nos lo dirá Dru más tarde) y la frase que suelta Buffy sólo es normal si esta loca por él. En la séptima, cuando Buffy le echa la bronca y spike recupera su abrigo sólo le falta decir que vuelva a ser el monstruo del que se enamoro, el vampiro que casi la mata porque arroja el hacha que tiene en sus manos, el mismo hacha que utilizara su madre para salvarla la vida y que spike le recordara cuando se quedan los dos a solas XD Lo siguiente que sabemos es que madre y vampiro conversan sobre las desgracias amorosas de spike en la cocina XDDDD

      Eliminar
    3. Desde luego, el asunto no se deja claro nunca. Ya iré teorizando conforme hable de las temporadas restantes, pero de momento diré que en en la 7ª conecta con él como con nadie. Dudo que no haya algo ahí, aunque quizá no el típico amor romántico. Madre mía, como debían estar los foros en la época...XD

      P.D.: La única vez que Buffy se pone cachonda con Ángel es cuando la muerde.

      Eliminar
    4. Ninguna de las tres relaciones que tiene Buffy en la serie son el típico amor romántico. La de Ángel parece que sí, pero Riley ya intuía que nanay. Sus temores a que la chica necesita un tío con superpoderes o el hecho de que se diera cuenta de que Buffy es adicta al dolor, así lo delata.

      Pero tampoco es de extrañar. Buffy sufría un huevo estando con Ángel y sufrirá lo indecible estando con Spike. Sale todas las noches a meter y recibir palizas, porque más allá de que sea su misión, la resultan placenteras.

      Pero lo que más le gusta y la pone de verdad es humillar y ser humillada por Spike. Para la cazadora, el vampiro rubio representa la muerte, ha matado a dos de sus hermanas, pero curiosamente, eso es el fondo lo que más desea. Y al mismo tiempo, para ella Spike representa también la vida, en forma de erotismo, sexo, el morbo de lo prohibido...

      Y para Spike, Buffy representa un dolor en el culo. Le encanta meterse palizas con ella, es una cazadora llena de vida, algo que él no ha conocido hasta ahora. En cierta forma, le gusta ser derrotado (no estacado), algo que jamas admitiría ante nadie, aunque todo el mundo le pregunte que por qué no pudo matarla. También le encanta humillarla, meterse con sus novios, su pelo, sus pechos...

      Pero también es la mujer que se alía con él, que le mira a los ojos cuando su madre descubre su secreto como preguntando que hacer, que le abre las puertas de su casa... (Para un vampiro es lo mismo que abrirse de piernas: Ángel, Drácula y Spike van directamente a la habitación de la chica. Buffy este concepto lo tiene bastante claro, y cuando va a las casas de sus dos vampiros, va directamente a la cama) Un dolor en el culo, como ya digo.

      Pero bueno, nadie ha dicho que el amor tenga que ser suave y delicado.

      Eliminar
    5. Je, tienes ganas de que ponga el post de la 6ª, ¿eh? XD No tardará mucho. Madre mía, no sé ni cómo abordar el tema Buffy-Spike...

      Eliminar
  3. En éste caso estoy de acuerdo con la mayoría(aunque creo que pondría a la T7 por debajo de la cuarta),aunque la temporada equilibra todo lo malo de la trama principal con todo el acojonante desarrollo de personajes que comentas.
    "Something Blue"es el primer episodio que vi de la serie y es la mención de honor de mi Top 10.

    ResponderEliminar
  4. Siempre me parecio que la temporada 4 esta infravalorada dentro del fandom, por cierto, el humor de la temporada supongo que será totalmente aposta ya que la siguiente(s) temporada(s) son mas oscuras y mas cargadas de drama. Es la señal de whedon en el Buffy/Angelverso humor y todos "felices", preparate algo jodido pasará.
    A'D

    ResponderEliminar
  5. Que temporada fascinante Dios querido. Si, lo de Adam es una mierda y toda la trama de la Iniciativa termina siendo algo molesta pero se le perdona todo en visto de que los personajes están brillantes y sus relaciones están planificadas al milimetro. Por Dios 'Hush' y 'Restless' que pedazo de capítulos, en especial este último.
    En fin, si esta temporada me encanto me imagino las 3 siguientes, ya veremos...

    ResponderEliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...