Buscar este blog

martes, 12 de mayo de 2015

Retrospectiva 'Buffy, Cazavampiros': 2ª temporada


Vale. Ahora sí. Aquí es cuando la serie empieza a petarlo seriamente y a demostrar de lo que es capaz. La cosa seguiría mejorando, pero el impacto que me dejó esta temporada hace que siga estando entre mis favoritas.



Mi apreciación de la temporada se divide en dos. Durante la primera mitad, aproximadamente, veía algo similar a la anterior temporada, no notaba ese salto de los que todos hablaban. Aun así, en esta fase hay cosas positivas que señalar. Para empezar, los personajes pasan de caerme bien a encantarme. Es difícil señalar específicamente el porqué, pero diría que la clave es el inicio: Xander y Willow jugando a adivinar frases de películas. No sé, de pronto supe que ya estaba perdido. Que esta serie era para mí. Además, sí es verdad que desde el capítulo de Halloween los capítulos son cada vez más disfrutables e ingeniosos, y Spike es un villano tremendamente carismático (tranquilos, en breve sigo hablando de él). Además, que Xander y Cordelia se líen me parece un puntazo. Los romances tipo "te odio tanto que te quiero" me suelen funcionar muy bien.

Eso sí, el foco principal es la relación entre Buffy y Ángel, cada vez más profunda e intensa. Incluso llegué a pensar que demasiado. Pero entonces ocurre: se acuestan por primera vez y la serie se ríe en mi puta cara de tonto. Porque de pronto comprendo que hay un plan, que todo está ahí por alguna razón, y que la serie va a estar dispuesta a girar hacia el drama sin pensárselo dos veces. Si algo puede salir mal, saldrá mal. La ley de Murphy (porque esa es la ley de Murphy, Nolan, te pongas como te pongas) es la ley de Buffy.

Ángel pierde el alma por estar, ejem, demasiado a gustito con nuestra heroína, por ser feliz, algo que no contemplaba la maldición que le hacía ser bueno. Vuelve a ser Angelus, se convierte en el villano sorpresa de la temporada, y el asunto no puede manejarse mejor. La recta final de la temporada es oscura, deprimente, cruel y tiene una carga emocional espectacular que refuerza el doloroso salto a la madurez de Buffy. Su sentimiento de culpabilidad por lo sucedido y la forma de reflejarlo es de serie grande, de tratamiento de personajes digno de elogio. Quiero decir. El capítulo del poltergeist en el instituto. Qué pasa con eso. Qué forma de explorar el trauma de Buffy es esa. Qué barbaridad, por favor.

El resto de personajes también se definen más. Giles es una figura paterna cada vez mayor para Buffy. El que le va a dar las charlas, el que le va a reñir si hace falta, y también el que va a estar siempre ahí para ella. Que se preste atención a su relación con Jenny tampoco es casual, no ya porque la muerte de ella a manos de Angelus es un punto de inflexión, sino porque, antes de eso, proporciona un momento qe me entusiasma, ese en el que Giles se pone del lado de Buffy al descubrir la verdadera identidad de Jenny. Sigue siendo uno de mis momentos favoritos de la serie, aunque parezca poca cosa. Una simple frase y la reacción de tres personajes distintos a la vez en un solo plano. Me parece un trabajazo de dirección de actores.
En lo referente a Willow, diría que aquí comienza su larga y constante evolución. Que elija a Oz en vez de seguir esperando a Xander ya va dando muestras de un aumento en su autoestima. Está dispuesta a vivir su vida, a definir una identidad propia. El hecho de que, tras la muerte de Jenny, empiece a coquetear con la magia es decisivo.
Xander tiene un papel complicado, sobretodo en las primeras temporadas. Es el chico corriente, el más humano, y por tanto a veces es un capullo. Repasar la serie me hace reparar más en su proceso de madurez, algo más lento que el de sus amigas. En esta temporada su comportamiento no siempre es el correcto, pero creo que es una de las razones por las que es un personaje tan emotivo. Cuanto más la cague, mayor impacto tendrán sus momentazos, que los habrá, vaya que sí.

Vale. Hablemos del mejor personaje de la serie y uno de los mejores que ha dado la televisión. Hablemos de Spike. No sé ni por dónde empezar. En cada temporada vemos a un Spike diferente, formando en conjunto una evolución de caerse de espaldas. Vamos poco a poco. De momento, aquí le vemos como un villano chulo y macarra que sí, quiere matar a la Cazadora, desatar un infierno y todo eso, pero su motivación principal es curar a su novia, Drusilla (chiflada y por tanto sumamente entretenida de ver). Cuando lo consigue, empezamos a ver que no es un villano absoluto. De pronto se encuentra con que el débil es él y Angelus está ocupando su lugar, robándole a la novia, de paso. Pues a tomar por culo, si para librarse de él y recuperar a su Drusilla se tiene que aliar con Buffy, adelante. Me encanta. Es un giro cocinado a fuego lento que sabe a gloria. Por supuesto, en la batalla final la deja tirada una vez logra su propósito, pero queda claro que él va a lo suyo, que está de su propio bando. Al menos de momento.

El final, y ya con esto acabo, deja a Buffy hecha polvo pero mucho más madura y habiendo superado su primer gran conflicto. A mí, me deja impactado y con ganas de más.

6 comentarios:

  1. Con esta temporada me pasó un poco lo mismo que en la uno,al haber visto de la tercera en adelante ya sabía que iba a pasar y como terminaba exactamente(la descripción tan gráfica que le pide que haga Giles para que empiece a superarlo no ayudó xD). Aún así la disfruté mucho,sobretodo por el comienzo de la evolución de Willow y lo bien tratado que está el trío Angelus/Spike/Druscila. Buffy hace en esta temporada uno de los sacrificios más grandes de su vida,que le hace darse cuenta de cuanto puede llegar a sacrificar como Cazadora(y el asunto traerá coletazos hasta la séptima,cuando Buffy pone a Xander en la misma situación)

    Además,el crío recibe lo que se merece¿que más se puede pedir?

    ResponderEliminar
  2. cabo de entrar y mira lo que me encuentro...

    La segunda temporada de Buffy es la favorita de mucha gente porque si quitamos los malos, como malos huevos o esa tontería de los nadadores, lo que te queda, es maravilloso, grandeza pura. Por cierto, si la segunda de Buffy es de tus favoritas, la segunda de Ángel te va a encantar.

    Que las cosas se quieren hacer de forma diferente a la primera temporada se nota desde el tercer capítulo. Sólo hay que ver la cara de los aburridos vampiros de la primera temporada cuando ven entrar a Spike y la cara de asombroso absoluto cuando entra Dru y ven como la trata. La misma que puse yo en su día. Inmediatamente, uno quiere saber más de ellos y te lo van contando con cuentagotas, pero menudas gotas.

    Pero sigamos con Spike. ¿Sólo matar a la cazadora? Sí, pero también quiere algo más. Quiere acostarse con Buffy... Y su forma de hacerlo es pelear con ella. A las cazadoras pelear con vampiros las deja hambrientas y excitadas. Lo dice Faith en la tercera y a Buffy le pasa lo mismo. Y spike lo sabe de sobra. Cada vez que pelean parece que están echando un polvo. Por eso les gusta tanto pelear entre sí, por eso Kendra no tiene oportunidad ninguna frente a Spike. Cuando lanza el arma a un lado, es que lo va a hacer a pelo. Y esa es la razón por la cual Buffy y Ángelus luchan con espadas en su primera pelea (y única) en serio.

    También es la razón por la cual Spike en ningún momento se le pasa por la cabeza ir a por los amigos de Buffy o su madre, a pesar de que los conoce de sobra. No es porque no quiera hacerla daño, ni sea tonto, no quiera cabrearla, o tenga algún tipo de moral o ética. Al contrario que para "su maestro Yoda", para Spike luchar y matar cazadoras es algo muy íntimo y personal. Ángelus si lo va a hacer, en uno de los capítulos más memorables de la historia de la televisón. Por cierto, es cierto que en el ABC de un vigilante tenía que estar sellar la casa, pero el capítulo es tan bueno que se perdona todo. Además, tampoco lo hace con Spike XD

    ResponderEliminar
  3. Las escenas en las que aparecen los tres vampiros son oro. Nos enteramos de que Spike, asesino de dos cazadoras, es el último mono del cuarteto, y que tiene muchas cuentas pendientes con Ángelus. Pero muchas muchas. Y lo que medio se insinua en la segunda, se confirma en la tercera en el capítulo de la Wilow vampira (y spoiler, lo confirman en la quinta) Angelús es Bi, o por lo menos, lo ha hecho con Spike. Y la relación que se establece entre Ángelus y Spike es la segunda en orden de importancia dentro del buffyuniverso. Hay otros vampiros que Ángelus ha enseñado, salen en su serie, pero no tienen importancia alguna para Ángel. Spike es otro cantar.

    Y sigamos con la gran ironía de la serie. La relación entre Ángel y Buffy es increíblemente romántica y pastelosa, pero es cuando al fin lo hacen cuando Ángel acanza la felicidad completa, y que de paso impide que Buffy vuelva a hacer feliz a su amado... Brutal, sencillamente brutal. Hay que ser un genio para que se te ocurra algo tan cruel.

    Y vemos como cuidan la continuidad en la serie. Buffy se levanta sola de la cama. También lo hara con el capullo de Parker e incluso con Riley, aunque este en la cocina haciendo café. Con el único que se levanta y el chico sigue a su lado será con Spike.

    Y luego esta el final. Spike asegurando que alía con ella porque le gusta el mundo... y porque el cabronazo se esta tirando a su novia. Y Buffy acepta porque a pesar de ser un ser patético, es lo único que tiene.

    Es algo completamente impensable viendo a los vampiros acartonados de la primera temporada, monstruos únicamente creados para ser estacados. Monstruos a los que se le mete un demonio dentro y no queda nada de su personalidad anterior (lo vuelven a repetir en la tercera) y cuyo deseo es servir a su Maestro.

    En conclusión. La temporada es genial. Coloca los cimientos de lo que esta por llegar y da pistas de los grandes temas que van a tratar. La responsabilidad, los amigos, la decisiones difíciles ( Hay quien odia a muerte a Xander por decirle a Buffy que patee el trasero de Ángel, como si alguien pensara que el hechizo de Willow fuera a funcionar He leído cada cosa al respecto), y por encima de todos, el amor, el sexo y el deseo... la muerte. Temas todos ellos que trataran con una complejidad y madurez increíble a lo largo de todas sus tempordas.

    ResponderEliminar
  4. Y un último apunte. ¿De verdad piensas que Ángel y Buffy se aman tanto? Una de los miedos de Buffy es no estar a la altura que se espera de ella (el detalle de la cama) porque a ella lo que le va es la marcha. También busca un compañero para sus largas y solitarias noches de patrulla. De nuevo por contraste, mientras que Ángel y a Riley los da un poco de lado, a Spike no se lo quita de encima por nada (detalle que los guionistas metieron a mala hostia, porque había una guerra interna entre ellos, y tenían que inventarse dos mil exsusas para que los otros aceptaran dada su enorme carga simbólica que esas escenas suponían. Luego Whedon lo escinifico magistralmente en el musical, con esa magnífica canción donde Spike asegura que esta harto de que no le dejara en paz... Se refería también a los que escribían todo esto XD)

    Mi teoría es que sólo se enamoro de Spike (y antes que él, de hecho creo que lo único que paso es que él se dio cuenta en el sueño de lo que estaba pasando). Con Riley no hay problema, él lo reconoce abiertamente, y en cuanto a Ángel creo que veía su única oportunidad para lograr lo que quería, ya que el sueño de ser normal o llevar una vida normal estaba completamente descartado. Arregla muchas incongruencias en la serie (¿De dónde saca Buffy la fuerza de voluntad para ser casta y pura durante toda la tercera temporada? ¿Por qué Spike tiene acceso a su casa? ¿Por qué no le estaca nunca a pesar de las continuas peleas y traiciones? ¿El chip? Hay varios momentos en la serie que la excusa del chip resulta ridícula. A Spike desde luego se lo parece XD) Y explica cosas como que a Buffy le parezca lo más normal del mundo estar prometida con el vampiro.

    En fin, es una teoría de las muchas que circulan por internet y de los fans.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MADRE MÍA. Creo que voy a escribir estas reseñas únicamente para que tú comentes. Qué maravilla. Gracias, de verdad. Mi respuesta a todo es "anda, pues ahora que lo dices...".

      Eliminar
  5. GUAU, tremendo subidon esta temporada. La 1er temporada me parecio divertida, ingeniosa y carismática, pero acá Whedon lleva la trama a otro nível y demuestra todo el potencial y la ambición que puede llegar a tener la serie a pesar de su falta de pretensiones y su humor tan particular...La 2da mitad de la temporada me tuvo todo el tiempo con el corazón con un puño ¿Como nos puede hacer sufrir así?
    Punto aparte para hablar de Spike, que personajazo, de lo mejor de la temporada, y según tengo entendido apenas lo he empezado a ver. En fin ahora me pongo con la 3era, si sigue la cosa así, sin lugar a dudas va a pasar a ser de mis series favoritas

    ResponderEliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...