Buscar este blog

Cargando...

jueves, 16 de octubre de 2014

El BOOM de DC


DC empezó su Universo Cinematográfico queriendo seguir la estela de trilogía del Batman de Christopher Nolan y sin atreverse a confirmar la existencia de dicho Universo Cinematográfico. Y claro, así 'El Hombre de Acero' se quedó a medio gas y no fue la 'Iron Man' que debió ser (ya sabéis a qué me refiero). Pero el éxito económico del nuevo Superman (a nivel crítico fue un desmedido fracaso y el público tomó posiciones extremas a favor o en contra... yo digo que ni tanto ni tan calvo) animó a DC a abrazar su esencia más comiquera quedándose con Zack Snyder y prescindiendo de David S. Goyer y el citado Nolan, y arrancar de una vez por todas. Como sabemos, 'Batman v Superman: Dawn of Justice' será la base para el futuro, siguiendo una estrategia quizá más acertada de lo que muchos asumimos al principio. No sé. Quizá Batman sea necesario para la definición que Superman, como personaje, pide a gritos. Y quizá es apropiado que presenten a un Batman ya maduro y en su salsa e introduzcan poco a poco a Wonder Woman en una solo película. Y quizá Ben Affleck cumpla. Yo que sé. Desde que me mentalicé de que esto no iba a ser una secuela para 'El Hombre de Acero' (no más de lo que 'Los Vengadores' lo es para 'Capitán América: El Primer Vengador', por ejemplo) y supe que Goyer y Nolan estaban fuera tengo más confianza. Ahora solo temo que a Snyder se le vaya la mano con su propio estilo... o lo contrario, que siga imitando malamente a Nolan. Pero lo dicho, soy optimista. No como con Marvel Studios, pero optimista. Más que con las sagas manejadas por Sony y Fox, desde luego.
En definitiva, tengo ganas de ver lo que puede ofrecer DC. Ambición no les falta, como veremos a continuación.

domingo, 5 de octubre de 2014

Crítico de la Nostalgia: Top 11 de peores capítulos de 'Avatar'

Tal vez hayáis notado que ya no pongo un episodio del Crítico todos los meses. Me parecía puro relleno y no interesaba a casi nadie. Pero eso no impide que de vez en cuando traiga un capítulo que considere de interés. Este es uno de ellos. Aviso, a partir de aquí, spoilers a mogollón:

jueves, 2 de octubre de 2014

Primer vistazo a 'Inside Out'



No es que aporte nada que no supiéramos ya, pero ahí arriba tenéis las primeras imágenes en movimiento de la película con la que Pixar volverá al nivel al que nos tenía acostumbrados, estoy seguro.

De este avance me llaman la atención un par de cosas. Primero, ese popurrí de imágenes de anteriores películas, como recordatorio de lo mucho que nos ha dado la productora. Lo cierto e que logran encajarlo con la presentación del film que nos toca, pero me pregunto qué propósito hay detrás. ¿Intentan decirnos "tranquilos, hemos vuelto"?
Lo otro que me llama la atención es que el teaser no es una simple escena graciosilla y ya. La mayoría de pelis animadas empiezan promocionándose así, y lo odio. Esto muestra levemente la premisa de la cinta y nada más, como debe ser. En fin, todo bien. Hasta el póster.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Trailer de la última temporada de 'La Leyenda de Korra'



Creo que a la mayoría nos ha pillado por sorpresa que tras haber disfrutado de una muy sólida tercera temporada durante este verano, tengamos YA MISMO la cuarta y última. Sí, el 3 de octubre empieza el final de una de las grandes series de animación actuales, y más importante aún, el final de una "saga" extraordinaria que comenzó hace casi 10 años con 'Avatar: La Leyenda de Aang', seria candidata al título de mejor serie de animación para todos los públicos de la historia, y que como sabéis, yo tuve el placer de descubrir hace tan solo un año.
Por tanto, me tomo el final de Korra como un acontecimiento. ¿Qué sabemos al respecto? Bueno, se llama 'Equilibrio', que es el tema principal de todo su universo. Sucede tres años después del impactante final de la anterior, lo cuál se notará bastante, sin duda. Y saldrá Toph, la motherfucking Toph, casi con total seguridad. Y poco más. En fin, en cuanto termine os hablaré en profundidad de esta y la anterior temporada, como os prometí el año pasado.

P.D.: Y después volveré a ver 'Avatar' porque lo necesito urgentemente.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Encuesta 4: Pixar

¡Por fin vuelven las encuestas! Conviene recordar que pretendía hacer esta sección de forma regular, pero unos fallos técnicos durante las votaciones lo impidieron. Es probable que los fallos se repitan, así que sintiéndolo mucho tendré que ir trayendo la sección según se pueda.
Dicho esto, y siguiendo con la temática de animación que ha dominado el blog este verano (ya sabéis, ese Diario Disney por el que me he permitido tomarme septiembre de vacaciones blogueras), os preguntaba por vuestras películas de Pixar favoritas. En plural. Y es que con tantas joyas en su haber, es injusto elegir solo a una. Así que hay que aclarar que la ganadora de la encuesta no es necesariamente la favorita de la mayoría, sino que está entre las favoritas de la mayoría.
Ahora sí. Desvelemos el misterio.

Oye, 'Jupiter Ascending' QUÉ.


No he hecho caso a la nueva película de los hermanos Wachowski hasta ahora, pero es que el último trailer, el único que he visto, me ha molado:


Space Opera de manual, con naves espaciales y temas medievales mezclados. Visualmente acojonante, y con unos directores que siempre se entregan a tope. Channing Tatum y Mila Kunis me caen bien. Salen lagartos humanoides con alas. Y Sean Bean morirá (probablemente). A poco que la cosa tenga un pelín de garra puede salir algo de culto. O también un bodriazo, no sé.

Nuevo trailer de 'Big Hero 6'



Cada vez está más cerca el estreno del nuevo 'Clásico Disney' (no hablo bastante de este tipo de películas, ¿VERDAD?), y empiezo a ver claro que estará más cerca de 'Cómo entrenar a tu Dragón' que de 'Los Increíbles', más que nada porque a pesar del título parece que se centrará por completo en el protagonista y su original robot, dejando a los otros cuatro en un plano más secundario. No soy muy fan de eso. Pero yo que sé, igual está chula. Aunque no veo nada con potencial para resultar realmente memorable. El diseño de los personajes me gusta mucho, eso sí... En fin, veremos.

jueves, 4 de septiembre de 2014

Diario Disney 53, final: 'FROZEN'


¡Y se acabó! Hemos pasado por decenas de films repartidos a lo largo de muchas y variadas etapas. Acabar con el más taquillero de todos y el único que ha ganado el Oscar de animación es todo un finalazo.
Ya sabéis que en su momento adoré esta peli, así que solo cabe preguntarse si mi opinión ha cambiado. Pues sí. Bastante. Que quede claro, me sigue gustando, pero creo que una vez disipado el furor y revisados todos los 'Clásicos' es fácil darse cuenta de que la peli se queda a medias.
Algo tendrá, atención, si consiguió causar furor en primer lugar. Es una película... llamativa. Causa una primera impresión muy potente. Anna es una princesa única en su forma de ser, y Elsa un personaje jugosísimo lleno de posibilidades. Y encima la historia es sobre amor de hermanas, algo con pocos precedentes en el estudio (no olvidemos 'Lilo & Stitch'). ¡'Clásico' revolucionario! ¡Es como los de antes! Esto se contradice con lo anterior, pero... ¡Qué importa! ¡Disney is back! A ver, calma. Vamos a escarbar un poco.
El principal problema es que pierde de vista su objetivo. Es una historia de amor fraternal que se sabotea a sí misma al introducir todo lo referente al Amor Verdadero que no es tal porque lo importante es, como bien queda claro al final, el amor fraternal. Sí, introduce ese elemento para acabar de reforzar el núcleo de la peli, que es la relación entre las hermanas, pero irónicamente lo que hace es quitar fuerza, diluir, ese núcleo. Y en realidad, todo esto se puede resumir en que la protagonista debería haber sido Elsa, no Anna. O como mínimo, las dos por igual. En Elsa está el conflicto. Y Anna debería haber girado en torno a ese conflicto. Pero no es así, como veremos. El arranque es excelente, desde luego, y deja perfectamente claro por dónde irán los tiros. Pero luego llega "For the First Time in Forever". Y Anna se pone a cantar... sobre las ganas que tiene de encontrar a su amor. Emm... ¿por qué? ¿De dónde sale esta obsesión? ¡Si toda su vida ha girado en torno a cómo echa de menos a su hermana! ¡Elsa debería ser su obsesión! Estar con ella después de tantos años sin verla. No salir al mundo exterior (ejem, Rapunzel) y echarse novio. Desde aquí hasta que Elsa huye, la dirección de la peli son los sueños románticos de Anna. Eso sí, que no falte el tono autoparódico. Por un lado porque el romance no es lo importante, y por otro porque hay que romper tópicos, que si no la gente a la que NO le gusta Disney no está contenta. "No puedes casarte con un hombre al que acabas de conocer". ¡Revolución!
El caso es que Elsa huye y parece que por fin volvemos a lo importante. Es decir, a ella en sí. Al conflicto, AL TEMA. Tenemos la poderosísima escena de "Let it Go", y tenemos película. Esta es la verdadera 'FROZEN'... ¿no? Pues no, porque luego se convierte en 'Enredados'. Venga, dejemos de engañarnos: Es 'Enredados' pero peor. Sin corazón. Al menos el objetivo de la aventura está relacionado con Elsa. A pesar de que nos pasemos un buen rato sin verla, a pesar de que se tire de la fórmula 'Enredados', y a pesar de que el tono es demasiado ligero, la dirección apunta a la búsqueda que emprende Anna para encontrarse con Elsa, en un sentido literal y metafórico. Aun así, se explora más el asunto del amor a primera vista que lo que Anna siente por su hermana... En fin.
Hablemos un poco de Olaf. Como personaje me ha ido ganando, lo admito, pero es que llega tardísimo, se le da una motivación absurda e intrascendente y NO PINTA NADA. ¿Hemos vuelto a los últimos 90? ¿Otra vez tenemos secundarios cómicos obligados? Sé lo que estáis pensando: "¡Salva a Anna durante el último tercio!". Mirad, pasa lo mismo que con Mushu: Que le den cosas que hacer no significa que sea necesario para el film, especialmente cuando la propia Anna es divertidísima. No hace falta alivio cómico. Pero ya que está Olaf, que al menos acompañe a la hermana adecuada. Olaf representa el vínculo infantil entre las hermanas. Si estuviese con Elsa le ayudaría a abrirse a Anna. Y haría que evolucionase. Y la película se centraría en la protagonista que necesita. ¿Cuándo vuelve a subir la cinta? Pues cuando Anna encuentra a Elsa y el tema vuelve a ser... bueno. Ya sabéis. Hermanas. Conflicto. Elsa. Hasta aquí la película ha estado despistadilla, pero al menos argumentalmente iba en la dirección adecuada. Pero en cuanto Anna abandona el castillo de hielo el film cambia de tema por completo. Ahora hay que salvar a Anna con un acto de Amor Verdadero. Y venga, a seguir machacando que lo de enamorarse de Hans fue una estupidez y que Kristoff es mejor partido. Qué, ¿no hay base para esto? Pues venga, que los trolls canten sobre ello en una escena que no puede ser más anticlimática.
La revelación de que Hans es el malo y lo de que el salvador de Anna debe ser Kristoff es una maniobra de despiste, lo sé. Al final, es la propia Anna la que realiza el acto de Amor Verdadero sacrificándose por su hermana, y me encanta, pero... ¿no os dais cuenta de que en este punto Elsa es solo una herramienta narrativa? Está ahí para completar el arco de Anna, consistente en descubrir lo que es el amor real. ¿Qué... Qué ha pasado? ¿Qué película es esta? ¿No era sobre el conflicto de Elsa, su evolución? ¿No iba sobre una hermana intentando conectar con la otra? ¿No iba de descongelar un reino como punto cumbre de todo eso? Pues no. La prueba definitiva es que lo que debería ser el MOMENTAZO de la peli, lo que debería ser el equivalente a ESTO, no tiene nada de épica. Hablo de la descongelación del reino. Sí, la escena está bien realizada, ¿pero cómo hemos llegado a ello? Elsa nos dice únicamente que la clave es el amor. ¿Qué puñetas significa eso? Sí sí, lo sé, significa que el amor y la calma, la felicidad, le ayuda a controlar sus poderes. Pero no ha habido un arco para acabar en esto. La peli NO. SE HA. CENTRADO. EN. ESO. Y digo esto apretando los dientes porque me da mucha rabia. No es que pida una peli completamente distinta egoístamente, pido la peli que a ratos se vislumbra. Pido la peli que ha llamado la atención a la gente. Pido la peli a la que representa "Let it Go".
Pero bueno, aunque el film no sea lo que quiere ser, el resultado general no es malo, en realidad. Es divertida, cuenta con grandes escenas, y bueno, lo que resulta ser el verdadero arco argumental del film tampoco es que esté mal. Es posible que convenza a muchos.
Además, ya digo que Anna es muy divertida y Elsa es un gran personaje... que por desgracia se ve ninguneado.
Por lo demás, la música, con un estilo demasiado pop para mi gusto, sigue sin ser grande de verdad, y no hay forma de que se recupere el reprise épico con coros del tema principal que tan bien cerraba los grandes 'Clásicos'.
La animación es excelente, claro, aunque el estilo artístico no es nada personal y el CGI no es tan bueno como el de 'Enredados'.
En definitiva... yo que sé. Es una película digna y muy disfrutable, pero desaprovecha tanto sus posibilidades de forma tan absurda que no puedo considerarla, ni de lejos, un gran 'Clásico'. ¿Por qué lo ha petado de esa manera, entonces? Pues yo creo que por acumulación. Disney lleva convenciendo 5 años seguidos, así que 'FROZEN' ha llegado, simplemente, en el momento propicio. A ver que pasa con 'Big Hero 6'. Más vale que continúe la excelente racha de Tiana, Rapunzel y Ralph, porque si no DreamWorks podría comerle la tostada. Y desde luego, si Pixar vuelve con algo GORDO de verdad, no tendrá nada que hacer.

Bueno gente, toca despedirse de este segundo Diario. Si os interesa, os dejo aquí mi ranking de 'Clásicos' con alguna que otra sorpresa y un par de contradicciones con respecto a lo escrito en esta serie de posts. Qué le voy a hacer, así de cambiante soy.
Nada más, os animo a comentar sobre la peli que nos toca o sobre el Diario Disney en general. Gracias a todos.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Diario Disney 52: '¡Rompe Ralph!'


Mi relación con este 'Clásico' ha sido peculiar. La primera vez que lo vi me gustó mucho. Personajes memorables y grandes cantidades de ingenio. Molaba. La segunda vez me gustó menos, sin saber porqué. Ahora la he tenido que ver de nuevo, y aunque recuperé casi por completo las sensaciones originales, había algo que me impedía conectar del todo con el film, más allá de algunos detallitos molestos que señalaré más adelante. Algo más complejo. Tras darle vueltas llegué a la conclusión de que lo que me fallaba era el arco personal por el que pasa el protagonista... o lo que yo creía que era el arco.
Veréis, siempre pensé que el viaje de Ralph consistía en comprender que su papel de villano es necesario y que debe aceptar ese papel. Algo de esa aceptación de la propia identidad hay, es el tema general de la peli, pero de ser solo eso, plantea algunos problemas. Ralph (y la audiencia) sabe que su papel de malo es necesario, queda totalmente claro en esa reunión de Malvados Anónimos que abre la cinta, así que no comprendía porqué solo al final de la peli decide volver a su juego y hacer su trabajo con orgullo. ¿Qué ha cambiado? ¿Por qué Ralph ya no busca que los rancios personajes de su juego le traten con respeto? ¿Por qué ya no quiere ser un héroe? ¿Por qué la peli da tantas vueltas para acabar llegando sin justificación a una conclusión que parecía clara desde el principio? Pues porque la peli NO VA DE ESO. El viaje de Ralph no consiste en aceptar que ser el malo es necesario. Vosotros, que sois gente de bien, lista y hermosa, ya lo sabréis, pero dejad que analice esta peli infantil que ha requerido tres visionados para que la entienda. Ejem.
A ver. La medalla que quiere Ralph no es un simple McGuffin. Lo es todo. Es el núcleo de la película. Ralph quiere esa medalla de héroe para tener reconocimiento por hacer su sufrido trabajo. Un reconocimiento superficial. Si tienes una medalla eres un héroe. Si eres un héroe todos te quieren. Fácil. Así que se mete en otro juego y roba una medalla (la roba, no la gana. Detalles). Por una serie de incidentes que comentaré al hablar de lo cojonudo que es el guion, llega a un tercer juego y conoce a Vanellope (ella también tiene lo suyo, ya hablaremos) y gracias a ella llega a comprender lo que es el verdadero reconocimiento. Lo que es el verdadero cariño, la verdadera admiración. Lo que es ser un héroe de verdad para alguien. Y obtiene su medalla. Una que importa. Simplemente por ayudar a una niña a cumplir su sueño. Claro, lo emocionante es que esto lo descubre mientras se convierte en un héroe literal al arriesgar su vida por ella. Y recita el lema de los malos mientras se lanza al vacío, aferrándose a la medalla, a la importante. Ahora se acepta a sí mismo. Porque ha sido él, tal cual es, el que se ha convertido en el héroe de Vanellope. Ah, mientras cae pone la pose de Superman. Detalles.
Claro que después vuelve a su juego, a ser el malo. No porque acepte que es un trabajo vital, ya digo que ese no es su viaje, sino porque ya no necesita ese reconocimiento superficial. Tiene el que realmente significa algo. "Si esa niña me quiere... ¿cómo voy a ser malo?". Última (y maravillosa) frase de la peli. Vamos, que queda muy clarito de qué va el rollo. Y yo sin pillarlo. En fin.
Hala, ya está. Finiquitado el asunto gordo de la peli. Claro, una vez comprendido esto ya me parece la leche. Hacia tiempo que no se veía en Disney un peso emocional tan notorio. Pero bueno, hablemos de otras cosas.
Lo más llamativo es el ingenio del film, claro. Monta un universo propio con reglas bien definidas que se incrustan en el espectador sin que este se de cuenta, con un brillante uso de la exposición. Y los mundos videojueguiles que presenta son flipantes. Cada uno con su estilo visual, con su atmósfera. Estamos ante un 'Clásico' con personalidad artística propia, incluso en el diseño de los personajes. ¡Y es CGI! Rayos, ¿será porque está concebida para ser CGI? Ay, vaya ideas tengo.
Sobre la construcción del guion, que es el factor de este que más me gusta, lo que destaco es lo bien que se aprovechan los elementos con los que juega. La amenaza que propicia el clímax y da a Ralph su momento de heroísmo viene de algo que él mismo causó, y da pie a una subtrama para los personajes secundarios. O por ejemplo, la medalla que Ralph roba se usa para conectarlo con Vanellope por primera vez, para que ambos tengan que juntarse, vaya. Y de forma muy inteligente.
Pero lo guay de verdad es el uso de los personajes. Vanellope tiene su propio arco independiente, que sin embargo también tiene que ver con aceptar la identidad propia, pero en otro sentido. Esto le da un peso brutal en la peli, llegando a ser tan protagonista como Ralph, acaparando, de hecho, el cojonudo giro de guion del film. Si hasta el villano está más conectado a ella que a Ralph... o eso diría si dicho villano no fuese, mediante otro giro bien chulo, algo en lo que Ralph podría haberse convertido, lo cual me parece genial, cohesiona mucho la película.
En cuanto a los secundarios cómicos... no hay. NO HACEN FALTA. En su lugar tenemos a Repara-Felix Jr. y a la sargento Calhoun, personajes con entidad propia que protagonizan su subtrama, como apuntaba antes. Subtrama que es, de hecho, esa amenaza que propicia el clímax. De verdad, vaya guionazo. Tan complejo o más que el de 'Tiana y el Sapo' y tan bien atado (o casi. Hay cosillas chungas que comentaré en breve) como el de 'Enredados'. Se ve beneficiado por un acertadísimo montaje.
Pero, ¿cómo son los personajes en sí? Bueno, con semejante viaje emocional, Ralph es un protagonista estupendo. Felix, el bueno del juego de Ralph, es, contra todo pronóstico, un tío majísimo. Lo fácil hubiese sido invertir roles, pero esto es mucho más interesante. Calhoun es genial. Una mezcla entre Sarah Connor y la teniente Ripley. La clásica tía dura y molona. Y su diseño merece comentarse. Normalmente, cuando quieren hacer guapa a una chica generada por ordenador acaba pareciendo, en el mejor de los casos, una muñeca. Y cuando quieren alejarse de esto se las caricaturiza tanto que pierden el atractivo de las chicas animadas tradicionales. No sé qué han hecho con Calhoun, pero lo han conseguido: Es la única chica animada por ordenador que está buena, al menos que yo sepa.
El villano es discreto, pero consigue sorprender en esos dos giros de guion.
Pero sin duda, la estrella es Vanellope. Para comérsela. Increíble que hayan convertido el modelo de niña irritante y listilla en algo tan sumamente adorable.
Dios, mirad qué tocho me ha salido y aún no he comentado lo negativo, lo que impide a la peli llegar a la gloria absoluta. Son varias cosas. El humor, más allá de las geniales referencias frikis, no siempre acierta.
El romance entre Felix y Calhoun sobra de forma escandalosa.
El momento que separa a Ralph y Vanellope es un poco forzado. Ralph no sabe que lo que le cuenta el Rey Candy es mentira, en teoría está haciendo lo correcto. No mola que la peli use lo que hace como el punto de inflexión que le obliga a darse cuenta de lo que es importante de verdad y todo eso. Hubiese quedado mucho mejor que destrozase el coche a cambio de la medalla que robó, y no porque crea que está salvando a Vanellope. Entiendo la necesidad narrativa del malentendido, ojo, sobretodo porque da pie al gran giro de guion, es solo que no me gusta que se use como el "oh no, ¿qué he hecho?" de turno.
Y por último, lo más importante: No me gusta nada que los personajillos del juego de Ralph lo aprecien al final de la peli. Quita fuerza al arco del protagonista. Esos personajillos han sido definidos como unos cretinos (de forma un poco gratuita, por qué no decirlo), así que no debería cambiar nada el que se den cuenta de que sin Ralph, no hay juego. Bastaba con que Felix lo valorase, pues ha sido caracterizado como un buen tipo. Es creíble.
Son cosillas que me chirrían, aunque se pueden perdonar. Estamos ante un 'Clásico' estupendo. Quizá algún día esté entre mis favoritos. De momento, se queda razonablemente cerca. Sus virtudes son numerosas y muy poderosas, sin duda.
Y tras este... llega el terremoto. EL GORDO. Ay, Dios. Vaya final de Diario más explosivo nos espera...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...