Buscar este blog

Cargando...

lunes, 1 de septiembre de 2014

Diario Disney 52: '¡Rompe Ralph!'


Mi relación con este 'Clásico' ha sido peculiar. La primera vez que lo vi me gustó mucho. Personajes memorables y grandes cantidades de ingenio. Molaba. La segunda vez me gustó menos, sin saber porqué. Ahora la he tenido que ver de nuevo, y aunque recuperé casi por completo las sensaciones originales, había algo que me impedía conectar del todo con el film, más allá de algunos detallitos molestos que señalaré más adelante. Algo más complejo. Tras darle vueltas llegué a la conclusión de que lo que me fallaba era el arco personal por el que pasa el protagonista... o lo que yo creía que era el arco.
Veréis, siempre pensé que el viaje de Ralph consistía en comprender que su papel de villano es necesario y que debe aceptar ese papel. Algo de esa aceptación de la propia identidad hay, es el tema general de la peli, pero de ser solo eso, plantea algunos problemas. Ralph (y la audiencia) sabe que su papel de malo es necesario, queda totalmente claro en esa reunión de Malvados Anónimos que abre la cinta, así que no comprendía porqué solo al final de la peli decide volver a su juego y hacer su trabajo con orgullo. ¿Qué ha cambiado? ¿Por qué Ralph ya no busca que los rancios personajes de su juego le traten con respeto? ¿Por qué ya no quiere ser un héroe? ¿Por qué la peli da tantas vueltas para acabar llegando sin justificación a una conclusión que parecía clara desde el principio? Pues porque la peli NO VA DE ESO. El viaje de Ralph no consiste en aceptar que ser el malo es necesario. Vosotros, que sois gente de bien, lista y hermosa, ya lo sabréis, pero dejad que analice esta peli infantil que ha requerido tres visionados para que la entienda. Ejem.
A ver. La medalla que quiere Ralph no es un simple McGuffin. Lo es todo. Es el núcleo de la película. Ralph quiere esa medalla de héroe para tener reconocimiento por hacer su sufrido trabajo. Un reconocimiento superficial. Si tienes una medalla eres un héroe. Si eres un héroe todos te quieren. Fácil. Así que se mete en otro juego y roba una medalla (la roba, no la gana. Detalles). Por una serie de incidentes que comentaré al hablar de lo cojonudo que es el guion, llega a un tercer juego y conoce a Vanellope (ella también tiene lo suyo, ya hablaremos) y gracias a ella llega a comprender lo que es el verdadero reconocimiento. Lo que es el verdadero cariño, la verdadera admiración. Lo que es ser un héroe de verdad para alguien. Y obtiene su medalla. Una que importa. Simplemente por ayudar a una niña a cumplir su sueño. Claro, lo emocionante es que esto lo descubre mientras se convierte en un héroe literal al arriesgar su vida por ella. Y recita el lema de los malos mientras se lanza al vacío, aferrándose a la medalla, a la importante. Ahora se acepta a sí mismo. Porque ha sido él, tal cual es, el que se ha convertido en el héroe de Vanellope. Ah, mientras cae pone la pose de Superman. Detalles.
Claro que después vuelve a su juego, a ser el malo. No porque acepte que es un trabajo vital, ya digo que ese no es su viaje, sino porque ya no necesita ese reconocimiento superficial. Tiene el que realmente significa algo. "Si esa niña me quiere... ¿cómo voy a ser malo?". Última (y maravillosa) frase de la peli. Vamos, que queda muy clarito de qué va el rollo. Y yo sin pillarlo. En fin.
Hala, ya está. Finiquitado el asunto gordo de la peli. Claro, una vez comprendido esto ya me parece la leche. Hacia tiempo que no se veía en Disney un peso emocional tan notorio. Pero bueno, hablemos de otras cosas.
Lo más llamativo es el ingenio del film, claro. Monta un universo propio con reglas bien definidas que se incrustan en el espectador sin que este se de cuenta, con un brillante uso de la exposición. Y los mundos videojueguiles que presenta son flipantes. Cada uno con su estilo visual, con su atmósfera. Estamos ante un 'Clásico' con personalidad artística propia, incluso en el diseño de los personajes. ¡Y es CGI! Rayos, ¿será porque está concebida para ser CGI? Ay, vaya ideas tengo.
Sobre la construcción del guion, que es el factor de este que más me gusta, lo que destaco es lo bien que se aprovechan los elementos con los que juega. La amenaza que propicia el clímax y da a Ralph su momento de heroísmo viene de algo que él mismo causó, y da pie a una subtrama para los personajes secundarios. O por ejemplo, la medalla que Ralph roba se usa para conectarlo con Vanellope por primera vez, para que ambos tengan que juntarse, vaya. Y de forma muy inteligente.
Pero lo guay de verdad es el uso de los personajes. Vanellope tiene su propio arco independiente, que sin embargo también tiene que ver con aceptar la identidad propia, pero en otro sentido. Esto le da un peso brutal en la peli, llegando a ser tan protagonista como Ralph, acaparando, de hecho, el cojonudo giro de guion del film. Si hasta el villano está más conectado a ella que a Ralph... o eso diría si dicho villano no fuese, mediante otro giro bien chulo, algo en lo que Ralph podría haberse convertido, lo cual me parece genial, cohesiona mucho la película.
En cuanto a los secundarios cómicos... no hay. NO HACEN FALTA. En su lugar tenemos a Repara-Felix Jr. y a la sargento Calhoun, personajes con entidad propia que protagonizan su subtrama, como apuntaba antes. Subtrama que es, de hecho, esa amenaza que propicia el clímax. De verdad, vaya guionazo. Tan complejo o más que el de 'Tiana y el Sapo' y tan bien atado (o casi. Hay cosillas chungas que comentaré en breve) como el de 'Enredados'. Se ve beneficiado por un acertadísimo montaje.
Pero, ¿cómo son los personajes en sí? Bueno, con semejante viaje emocional, Ralph es un protagonista estupendo. Felix, el bueno del juego de Ralph, es, contra todo pronóstico, un tío majísimo. Lo fácil hubiese sido invertir roles, pero esto es mucho más interesante. Calhoun es genial. Una mezcla entre Sarah Connor y la teniente Ripley. La clásica tía dura y molona. Y su diseño merece comentarse. Normalmente, cuando quieren hacer guapa a una chica generada por ordenador acaba pareciendo, en el mejor de los casos, una muñeca. Y cuando quieren alejarse de esto se las caricaturiza tanto que pierden el atractivo de las chicas animadas tradicionales. No sé qué han hecho con Calhoun, pero lo han conseguido: Es la única chica animada por ordenador que está buena, al menos que yo sepa.
El villano es discreto, pero consigue sorprender en esos dos giros de guion.
Pero sin duda, la estrella es Vanellope. Para comérsela. Increíble que hayan convertido el modelo de niña irritante y listilla en algo tan sumamente adorable.
Dios, mirad qué tocho me ha salido y aún no he comentado lo negativo, lo que impide a la peli llegar a la gloria absoluta. Son varias cosas. El humor, más allá de las geniales referencias frikis, no siempre acierta.
El romance entre Felix y Calhoun sobra de forma escandalosa.
El momento que separa a Ralph y Vanellope es un poco forzado. Ralph no sabe que lo que le cuenta el Rey Candy es mentira, en teoría está haciendo lo correcto. No mola que la peli use lo que hace como el punto de inflexión que le obliga a darse cuenta de lo que es importante de verdad y todo eso. Hubiese quedado mucho mejor que destrozase el coche a cambio de la medalla que robó, y no porque crea que está salvando a Vanellope. Entiendo la necesidad narrativa del malentendido, ojo, sobretodo porque da pie al gran giro de guion, es solo que no me gusta que se use como el "oh no, ¿qué he hecho?" de turno.
Y por último, lo más importante: No me gusta nada que los personajillos del juego de Ralph lo aprecien al final de la peli. Quita fuerza al arco del protagonista. Esos personajillos han sido definidos como unos cretinos (de forma un poco gratuita, por qué no decirlo), así que no debería cambiar nada el que se den cuenta de que sin Ralph, no hay juego. Bastaba con que Felix lo valorase, pues ha sido caracterizado como un buen tipo. Es creíble.
Son cosillas que me chirrían, aunque se pueden perdonar. Estamos ante un 'Clásico' estupendo. Quizá algún día esté entre mis favoritos. De momento, se queda razonablemente cerca. Sus virtudes son numerosas y muy poderosas, sin duda.
Y tras este... llega el terremoto. EL GORDO. Ay, Dios. Vaya final de Diario más explosivo nos espera...

domingo, 31 de agosto de 2014

Diario Disney 51: 'Winnie the Pooh'


Habiendo dejado muy atrás mi etapa de adoración hacia Pooh, no vi esta nueva película hasta... bueno, ahora mismo. Mi impresión es la misma que la que tuve con el 'Clásico' del 77: Es un producto encantadoramente infantil. Como dije entonces, este peculiar universo se me queda pequeño, pero eso no impide que me parezca maravilloso para los críos. En pleno 2011, este nuevo film es exactamente lo mismo de siempre, y eso me encanta. No se ha "modernizado" convirtiendo los dibujos tradicionales en CGI, ni añadiendo acción y referencias a la cultura popular (aunque creo que hay un sutil guiño a Batman, pero igual son cosas mías), ni se ha renovado ni un ápice a los personajes. No se ha adaptado "para los niños de ahora". No es en absoluto necesario.
Dicho esto, como peli de Pooh en sí misma tiene pros y contras con respecto al otro film del personaje comentado en el blog. Diría que el mayor punto negativo es que esta vez no tenemos varias historias, sino una más o menos principal y un par de subtramas. Todo abarca desde el inicio hasta el final, y eso acaba cansando un poco. Prefiero el formato de segmentos.
Ahora bien, lo positivo es que es más divertida y creativa, creo. Hay puntazos que me han hecho auténtica gracia. No sé, al final se queda al nivel de la otra, y eso es lo interesante. Se han esforzado en evocar otra época, ya sea en la animación (solo hay un par de deslices que evidencian que estamos en el presente) o en el estilo musical, con canciones agradables, añejas y de un estilo 100% "poohesco". De esto se encarga el dúo de 'FROZEN', por cierto...
Son estos esfuerzos, llevados a buen puerto, por mantenerse fieles al material original lo que más me ha gustado, en definitiva. Como dije en su día y he repetido hoy, que dicho material ya no sea para mí no impide que lo admire.

Diario Disney 50: 'Enredados'


Si bien la comparación entre 'Tiana y el Sapo' y 'La Sirenita' era un trámite que había que pasar porque, maldita sea, la situación en la que llegó era idéntica y encima comparten directores, en el caso de 'Enredados' la comparación con aquel bendito 'Clásico' del 89 es en otro sentido. Y es que la película número 50 del estudio me produce sensaciones similares a la protagonizada por Ariel. 'Enredados' no será el 'Clásico' más brillante y rompedor, pero dudo que pueda ser más entrañable. Como a 'La Sirenita', dan ganas de achucharle. La historia de Rapunzel me llega del todo. Sin reservas, sin añadir "bueno, no es como las de antes pero...". No, no. 'Enredados' es cojonuda y punto, está a la altura de las que queráis, salvo en una cosa que señalaré más adelante. Y sí, supone un paso adelante con respecto a su predecesora, aunque sin dejarla demasiado atrás, ojo. Al fin y al cabo, 'Tiana y el Sapo' es más original (esta reutiliza el punto de partida para el romance y hay ciertas similitudes entre los protagonistas masculinos), así como algo más profunda en temas y personajes. Pero la que nos toca posee un guion muchísimo más redondo. Eso es lo que le faltaba a la otra, que las piezas encajasen mejor, que quedase todo mejor atado. 'Enredados' lo consigue, entre otras cosas, porque hay menos piezas. Menos personajes y ramificaciones argumentales. Pero esto es bueno. Aunque tengan menos capas, los personajes son más carismáticos y sus relaciones mucho más sólidas, porque hay espacio para ello. Bajo un enfoque mucho más metido en la aventura, la peli fluye con una naturalidad que da gusto y, por fin, emociona. El clímax, de hecho, es todo lo que uno puede esperar de un verdadero 'Clásico Disney'.
Pero sus muchas virtudes ya las sabéis, os hablé de la peli hace poco y mi opinión no ha cambiado. Así que mejor os llevo a mi crítica y acabamos antes. Eso sí, os pido que ignoréis los comentarios negativos hacia 'Tiana y el Sapo' y que perdonéis ese tufillo que desprende a "Disneyfan genérico". En fin, leedla aquí.
Solo quiero añadir un par de cosas: El humor. Funciona siempre. SIEMPRE. Creo que esto no pasa con ningún otro 'Clásico'. Muy chulo esto, de verdad. Sobretodo en un film tan abiertamente cómico. Si acaso, lo único a lo que no pillo la gracia es a rebajar el tono de la voz en off al principio y al final. ¿Por qué ha de ser Flynn haciendo coñas infantiloides? ¿Por qué no un señor con vozarrón como el de 'La Bella y la Bestia'? O sea, el prólogo es cojonudo por como presenta el argumento, pero si tirasen por el tono épico que merece lo hubiesen clavado. Veo en este asunto concreto falta de seguridad. Mejor tirar por la autoparodia. No Disney, no me seas cobarde, leñe. Pero vamos, que es el único problema que tengo... a parte de la música. Creo que esto es lo que le impide estar de verdad a la altura de 'La Sirenita'. A ver, que no es que me chirríe, en absoluto. "I've got a dream", "I see the light" y "Mother knows best" me gustan bastante, sobretodo el reprise de esta última, pero no hay color con los grandes trabajos del propio autor, el enorme Alan Menken. Y la primera, la de Rapunzel, me parece directamente mala. Muy Disney Channel. Y por ahí no paso.
Y ya que me estoy poniendo tiquismiquis... 'Enredados'. Vaya mierda de título ¿eh? Vale, no quisieron llamarla 'Rapunzel' para llamar la atención de los chicos, para enfatizar que es una aventura y para no excluir a Flynn. Pues llamadla 'La Torre Secreta', por ejemplo, que represente algo de la peli, coño.
Pero vamos, que estoy diciendo chorradas porque todo lo bueno, que es casi todo, lo dije en la crítica.
Para añadir un punto positivo que no haya explorado, que es lo que la peli merece, hablemos de Maximus. Fascinante creación. Es mucho más que el típico animal simpático que pone alguna cara divertida (ese rol lo cumple, y muy bien, Pascal), pero no es el secundario cómico de turno. Es un híbrido maravilloso con pocos precedentes (tal vez Abú) que encaja como un guante, hace avanzar la peli y da algo más de peso a Flynn. Muy, MUY, MUY, bien.
Y yo creo que ya... Ah, espera, el apartado visual. A ver como enfoco esto... La animación es intachable, dejemos eso claro. La calidad del CGI también. Pero eso de que quiera imitar los dibujos de siempre, por muy bonito que quede, me saca de quicio. Esta peli pide a gritos ser animación tradicional, y aunque a veces consigue un aspecto similar, también inaugura el aspecto "muñequil" en los personajes. Una lástima, por que de verdad que a nivel técnico es impresionante. Pero... ¡¡2D, coño, 2D!!
Ahora sí que cierro. A pesar de sus cositas, 'Clásico' estupendo. Lo adoro. De mis favoritos.Top 10. Mejor que algunos con más renombre. Y sí, mucho mejor que 'FROZEN' en todo... Pero de eso ya hablaremos.
El siguiente supone un volantazo brutal en el estilo, pero sin embargo, por lo que recuerdo, no afecta la calidad ya que... ¿Cómo? ¿Que antes toca otra peli de Winnie the Pooh? Eeem... vale...

sábado, 30 de agosto de 2014

¡¡Cumplimos cuatro años!!


Hay que ver cómo pasa el tiempo. Cuatro años ya. Y personalmente, creo que el blog está en su mejor momento. Repasemos esta temporada 2013-2014: Hemos hablado de bastantes películas, y pocas han tenido que ver con superhéroes. Aún no puedo creer que os hablase de 'Her' en un blog como este. Mola. Además, hemos echado un vistazo a algunos de los mejores films de DreamWorks, siempre en el tercer puesto de la animación occidental... bueno, casi siempre.
Esta temporada también he descubierto el universo 'Avatar', y os he hablado en profundidad de las espléndidas series que lo conforman (ya lo comentaré cuando toque, pero la de Korra ha mejorado mucho). Y ya que saco el tema de las series... 'Breaking Bad'. Me embarqué en la misión de reseñar brevemente cada capítulo y la cosa fue bien. Tanto, que decidí hacer lo mismo con los 'Clásicos Disney', un experimento aún más exitoso que está a punto de finalizar, pues solo nos quedan 5 pelis por ver.
Y aún quedan cosillas a las que hay que dar caña, como las encuestas y ese especial sobre Jim Carrey en su faceta cómica. Todo llegará.
En fin, que estoy muy contento con el blog. A ver qué tal este nuevo año. Espero que sigáis ahí para verlo.

viernes, 29 de agosto de 2014

Diario Disney 49: 'Tiana y el Sapo'


Comparar el renacimiento Disney del 89 con el de 2009 es un tanto absurdo. Esta nueva oleada de películas no ha alcanzado la calidad de la de los 90, y aunque llegue a hacerlo no nos proporcionará las mismas sensaciones porque... bueno, porque sencillamente hay 20 años de diferencia. El cine de animación ha cambiado. Y nosotros también. Esto va por los que se empeñan en asociar los 'Clásicos' de los últimos 5 años con los noventeros, como si los nuevos no pudiesen ser cojonudos en sí mismos y hubiese que añadir "son como los de antes" o el cansino Disney is back. Pero también me dirijo a los del otro lado, los que niegan que la productora ha recuperado el brillo solo porque es un brillo distinto al de los 50 y los 90.
En definitiva: Disney tiene etapas buenas y malas. Ahora toca una buena. Sea mejor, peor, o distinta a a otras, disfrutemosla. Y pase lo que pase, no valoremos toda esta nueva fase según lo poco o mucho que nos guste 'FROZEN', por favor. Pero ya hablaremos de esa cuando toque. Ahora, 'Tiana y el Sapo'.

...

¡¡DISNEY IS BACK!! Oh, es como las de antes, es la nueva 'La Sirenita' y... Vale. Reconozco que es tentador ponerse en este plan, más aun viendo los 'Clásicos' en orden y tan seguidos. He sufrido viendo el incuestionable descenso general de calidad en los 2000. Me he horrorizado al presenciar el punto más bajo del estudio, que afortunadamente solo abarcó dos películas, tres como mucho. Y he sentido frustración al ver como, tras el desastre, intentaba recomponerse con resultados discretos. Algo así sentí en los no menos peñazo 40, 70 y 80, pero entre que entonces no se llegó a caer a niveles tan bajos como estos, que ahí hubo picos de calidad más notorios, y que entonces no existía una Pixar que ridiculizase las producciones de Disney, no me resultaron tan difíciles.
Así que es increíblemente satisfactorio volver a ver un 'Clásico' bonito, entrañable, divertido y... mágico, maldita sea. Casi todo funciona. Cierto, los secundarios cómicos no siempre aciertan, y el argumento es demasiado... complejo. Es raro quejarse de esto, pero tantos giros y complots no encajan del todo en un cuento. Tampoco me entusiasma que la protagonista se pase casi toda la peli siendo una rana. Hace que la parte romántica no cuaje tan bien como podría.
Pero me cuesta considerar a todo esto verdaderos puntos negativos. Supongo que una parte de mí hubiese querido que la historia fuese más clásica y que hubiese sido narrada con esa grandiosidad que tanto adoro. Pero estos son otros tiempos, y aplaudo la frescura de la cinta. Es lo de siempre, pero... nuevo. Es lo que fue 'La Sirenita' con respecto a 'La Cenicienta'. De nuevo, Musker y Clements salvan Disney reinventando los cuentos de hadas. ¿El argumento está muy recargado? Puede, pero eso es porque todos los personajes tienen sus propias motivaciones y dependen del resto para llevar a cabo sus planes. "Quiero esto, y para conseguirlo necesito que tal personaje haga un pacto con este otro". Es solo un ejemplo, pero esta idea se aplica, ya digo, a todos los personajes. Todos cuentan. Tíos, eso es la polla. Eso es innovar en el género. Y además es que lo de "quiero esto" es un tema importante en la peli. El deseo contra la necesidad real. Muy bien todo, de verdad, muy bien.
A lo de que Tiana sea rana tanto tiempo no tengo solución. Porque su relación con Naveen realmente lo requiere. Es por lo que comentaba antes. Cada uno quiere algo distinto y como se necesitan mutuamente emprenden un viaje para conseguirlo. Un viaje muy a lo 'El Mago de Oz', a la motivación de Louis para acompañarles me remito. Y de pronto te encuentras gozandolo viendo a un grupete de animales cantando. De pronto, no solo estás en en 'La Sirenita', o en 'El Mago de Oz', sino también en 'El Libro de la Selva'. Si para que la peli lo pete de esa manera Tiana debe ser una rana, pues adelante.
Ahora, tema personajes. Tiana es una protagonista espléndida. Con un ramalazo a Bella pero con un trasfondo original y estupendamente aprovechado. Y Naveen es Barney Stinson. Pero ojo, con su evolución, perfectamente ejecutada y hasta emotiva. En una peli sobre deseos y objetivos, es fantástico que ella se mate trabajando y se olvide de todo lo demás para conseguir el suyo y él sea un fiestero que quiere que se lo den todo hecho. Obviamente ambos se ayudan a quedarse en el punto medio que la peli recomienda, y funciona a la perfección. Ah, lo de "ayudémonos en este viaje y de paso nos enamoramos" es la nueva fórmula Disney, parece ser. Ya lo iré apuntando en próximas entregas.
El villano. Dr. Facillier. Con ese nombre ya me tiene. Y ese diseño y forma de moverse. Y el rollo de los espíritus y el vudú. Sí, el tío mola. Tanto que jode un poco que esté desaprovechado. Pero se perdona porque... mola. Es un círculo.
Lo secundarios cómicos un poco regular, ya decía. No sobran, pero mucha gracia no tienen. Así que cuando Ray muere es una sorpresa, pero no emociona. Ahora bien, cuando llega su funeral y aparece otra estrella en el cielo me entra un cosquilleo que es un chute bien gordo de magia Disney.
Pero... ay amigos, hay otra secundaria cómica. Charlotte es una genialidad de tal calibre que ella sola haría que la peli valiese la pena.
La animación es icónica a más no poder. Para los protagonistas se tira del estilo noventero, pero hay algunos personajes que parecen sacados de los 50, y otros de los 60. Lo dicho, pocas pelis tienen un aspecto más Disney. No hay quejas en este apartado.
La banda sonora... pues bueno. Es Randy Newman. Las canciones están bien... pero no a un nivel Disney. Ninguna EXPLOTA. Y la música de fondo grita Pixar, no Disney.
En definitiva, poco a poco me ido ganando esta peli. Le falta un guion mejor equilibrado y atado, ser más divertida y más épica, más grande. Se queda a las puertas de parecerme sobresaliente y encantarme de verdad. Pero con este nivel me doy con un canto en los dientes. Por desgracia, será (casi) el último 'Clásico' hecho con animación tradicional. Es que no tuvo el éxito esperado. Y en vez de pensar "eh, igual es porque el público aún no ha recuperado el interés en Disney", decidieron que lo mejor era hacerlas todas por ordenador. Encaje con la peli o no. En fin, al menos se irían puliendo ciertas cosas...

Diario Disney 48: 'Bolt'


Tenía mucho interés en ver este 'Clásico'. He oído muchos comentarios que la señalaban como el primer aviso de que Disney se estaba metiendo en vereda, y la verdad... es que me ha decepcionado bastante. 'Bolt' está cargada de buenas intenciones, es una peli sencilla y sincera. Algo que comparte con su predecesora (aunque aquella resultó ser más compleja y profunda de lo que aparentaba). Disney parece querer hacer películas otra vez, y no capítulos largos de una serie de Disney Channel. Ya no quiere hacer simples productos. Chachi, pero esa acertada filosofía no enmascara la falta de personajes carismáticos y de poderío narrativo. 'Bolt' es pasable. Y ya. La mezcla de 'Toy Story' con... algo que me transmite sensaciones parecidas a las de 'Oliver y su pandilla', además de un toque de 'El Show de Truman' podría, y debería, haber dado para algo infinitamente más ingenioso y divertido. Hay algunas buenas ideas, algunos puntos graciosos, y desde luego la historia tiene sentimiento, resulta entrañable. Pero entre que los gags, en general, son reguleros, que ciertas partes del argumento son forzadas y que tira de tópicos que da gusto, sumado a un ritmo irregular, pues queda la sensación de que eso, que no está mal, que se ve sin problemas (que no es poco) y nada más. Es algo similar a las que ofrecen muchos 'Clásicos' ochenteros, lo cual está hasta bien. Prueba que lo de 'Chicken Little' fue solo un susto. Disney, aunque en horas bajas, sigue ahí. ¿Llegará, como ocurrió en los citados ochenta, un 'Clásico' que me haga gritar "¡AHORA! ¡ESTO SÍ!"? La respuesta, en breve...

lunes, 25 de agosto de 2014

Diario Disney 47: 'Descubriendo a los Robinson'


Empieza la recuperación. No tenía ningún interés en ver esta, pero, quizá por las bajas expectativas, me ha parecido muy decente. Es muy poco Disney, es cierto, pero maneja lo bastante bien el siempre jugoso asunto de los viajes en e tiempo como para mantener el interés. Empieza de forma bastante rutinaria y poco atractiva, pero en cuanto se introduce ese elemento temporal la cosa sube. Y aquí vine lo curioso: Una vez presentada la familia del título, en una serie de escenas excesivamente histriónicas que me hicieron temer lo peor, pensé que el argumento iba a tirar en cierta dirección, el chaval protagonista integrándose entre los Robinson y todo eso, pero no tarda en abandonar esa idea. Se centra en los misterios planteados, y los resuelve de forma bastante inteligente, diría yo. Hay giros que, confieso, no vi venir (ahora me pregunto cómo es posible), y lo bueno es que todo esto está al servicio del arco del protagonista. Pero tampoco es que argumentalmente sea perfecta. Una vez resuelto todo surgen preguntas porque no queda todo tan bien atado como un fan del subgénero querría.
Además, a los abueletes no se les presta la atención necesaria dada su importancia. Pero sin duda el gran problema del film es, por raro que parezca, el apartado visual. Diseños de personajes mediocres, CGI indigno de Disney y una animación muy mecánica y rutinaria, sin emoción. Primera peli de Disney hecha por ordenador que protagonizan humanos, y la verdad, fracaso absoluto.
Por lo demás, el humor acierta más de lo que esperaba (hay un gag buenísimo relacionado con Tom Selleck que estropea el doblaje español) y el villano me gusta, bastante original.
En definitiva, no es perfecta, ni siquiera realmente buena, creo yo, pero convence.

viernes, 22 de agosto de 2014

Diario Disney 46: 'Chicken Little'


Pero qué cojones, Disney. Estamos ante la productora de animación más importante de la historia. De aquí han salido algunas de las mayores Obras Maestras del medio. Y ojito a lo que tenemos aquí. Iba preparado, así que no puedo decir que esté impactado, pero eso no ha hecho que me resulte más fácil digerir el que es sin duda el peor 'Clásico Disney'.
Lo más doloroso es que detecto algunas ideas que podrían haber dado para una peli... rara, muy poco Disney, pero al menos interesante. Sin embargo esas pequeñas ideas se pierden en un guion que parece parido por DreamWorks en su peor momento. O mejor dicho: Por una productora de tercera intentando hacer algo de DreamWorks. Tenemos al padre y al hijo que no se entienden porque... bueno, sencillamente porque el padre es un capullo. Y luego meten por ahí una invasión alienígena que... joder. Una invasión aliengíena. En una fábula con animales antropomórficos. Que a veces se comportan como personas y a veces como animales. Y no existen los humanos pero... ven... 'En busca del Arca Perdida'... Ajá. BUEN INTENTO.
Pero en realidad todo esto no es lo importante, sino los diálogos y el tipo de humor. ¡Venga! ¡Metamos referencias a la cultura popular! ¡Y lenguaje "moderno"! ¡Y hagamos que los personajes no callen la puta boca porque esto son diálogos costumbristas, a lo Tarantino! Sí, lo críos se sentirán mayores y "enrollaos" si el cerdo gay dice "pis" veinte veces y luego rellenamos segundos con sinónimos de "pis". ¡¡PIS!! JAJAJAJAJAJA... ay... Ah, sí, hay un cerdo gay. Y le gusta Barbra Streisand. Y canta "I Will Survive" y la canción de las Spice Girls. Hay que ver, qué graciosos son los mariposones esos. ¡Y los gordos! No olvidemos que también está gordo. JOJOJOJOJO.

...

Veis por donde va la cosa, ¿no? Sumemos a esto que los personajes son irritantes o, mejor todavía, absurdamente crueles ("humor negro", supongo..) y tendremos un bodrio cuya única virtud es un gag acertado sobre cómo adapta Hollywood las historias. Y aun así, lo alargan demasiado.
En fin, ya está. Ya pasó lo peor de Disney. A partir de aquí, hacia arriba.

jueves, 21 de agosto de 2014

Diario Disney 45: 'Zafarrancho en el rancho'


No tengo nada en contra de que algún que otro 'Clásico Disney' sea una comedia pura y dura. Pero por favor, ESTO... Agh. No sé ni qué decir. No comprendo cómo alguien pudo pensar que una película con un humor tan desconcertante, histérico y rara vez efectivo, y con un argumento surrealista y a la vez sumamente típico, era digna de ser un 'Clásico'. Es más bien un capítulo largo de una mediocre serie infantil.
Entonces que, ¿es la peor peli de este Diario? Bueno, el 9 sigue siendo el que más me ha aburrido. Pero esta está a un paso. Aun así, es justo reconocer que el estilo visual es acertado y algún puntillo capaz de hacerme sonreír tiene. Cosa que, intuyo, no podré decir de la siguiente.

lunes, 18 de agosto de 2014

Diario Disney 44: 'Hermano Oso'


Virgen Santa, qué tostón. La bajada de calidad en los 'Clásicos' ha sido lenta, suave y sutil, de forma que sin darme cuenta me doy de bruces con este bodriete. Aquí poco hay que defender. La animación es fantástica, claro, pero en plena era 2000 eso ya no puede ser una virtud, sino algo exigible. Por otro lado, las canciones son aceptables (aunque innecesarias) y alguna hasta pegadiza. De hecho, gracias a la banda sonora el momento de la transformación mola. Todo lo demás a la basura. Estamos ante un film dolorosamente típico y obvio, donde todo resulta forzado y formulario. Y los personajes no pueden tener menos carisma. Ojo a como el prota pasa de niñato repelente a niñato soso y olvidable. Brillante evolución GRACIAS AL PODER DEL AMOR o algo. Bah, no me apetece ni hacer bromas.
Terminaré resaltando los lamentables secundarios cómicos que son los alces. Es que ni se han molestado en relacionarlos de forma natural con la historia del protagonista: Están en otra película, directamente. Una sin gracia alguna.
En fin. Que es de las peores. Y sospecho que parecerá un Obra Maestra al lado de las dos siguientes... Si muero, recordadme como un héroe.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...