Buscar este blog

viernes, 26 de junio de 2015

Retrospectiva 'Buffy, Cazavampiros': 5ª temporada


A falta de repasar la 6ª, me atrevería a decir que esta es mi temporada favorita. No es raro que las grandes series den, tarde o temprano, una temporada redonda en la que no hay ni un paso en falso. En el caso de Buffy, aquí la tenemos. La prueba: en vez de revisionar solo los capítulos más relevantes (o mis favoritos) y tirar de Wikipedia para repasar el resto, la he vuelto a ver entera.


Antes que nada, resaltar uno de los muchos motivos por los que adoro la 5ª. Finalmente se forma la que para mí es la alineación definitiva de la Scooby Gang: Buffy, Willow, Xander, Giles, Tara, Anya y Spike. Un equipo redondo perfectamente equilibrado. Por tanto, incluso si la temporada no hubiese sido tan explosiva, cada capítulo hubiese sido una gozada. Pero ES así de explosiva.

La carga emocional que soporta Buffy en esta es inigualable. Esta clase de personajes son más atrayentes a medida que tienen que aguantar más y más dolor. Es quizá la temporada más centrada en la propia Buffy, siendo los temas centrales su salto definitivo a la madurez y la comprensión más profunda de su papel como la Cazadora, de los dones y maldiciones que conlleva. Se menciona varias veces que Buffy está alcanzando la cumbre de sus facultades, que se está volviendo más poderosa que nunca. Por eso es tan idóneo que se vea tan superada por distintos elementos. No hace más que caer derrotada. Primera hostia, Riley se va. Era algo esperado ya que nunca tuvo tanta entidad y todos sabíamos que Buffy no le quería realmente. Y aun así, me quedé hecho polvo cuando él mismo reconoce saber que la adoración que siente por ella no es correspondida. Me gusta mucho como se maneja el asunto, sobretodo si tenemos en cuenta que no es más que un trámite necesario para la progresiva definición de la protagonista. El rollo de la prostitución vampírica y la adicción a que le chupen la sangre a uno es tan retorcido y sugestivo que no puedo creer que no se refleje en todas las historias con vampiros, y es un soberbio punto de ruptura para los personajes. Me gusta su discusión, me gusta que Xander ponga en su sitio a Buffy y le recuerde que ha estado usando a Riley más como mascota que otra cosa, y me gusta que consigan hacerte pensar hasta el último minuto que quizá logre llegar a tiempo para evitar que se marche, aun sabiendo que no va a suceder. Todo bien. Pero este es el menor de los problemas de Buffy.

Lo demás está tan perfectamente entrelazado que es imposible de separar. Las piezas forman un todo perfecto, así que vamos a ir comentándolo mientras desplegamos la espléndida trama y los temas que conllevan. Empecemos por Glory, la villana de la temporada, y puede que mi favorita. Con ella la serie utiliza a tope sus raíces superheroicas, no solo dándole una personalidad de puro cómic clásico o una identidad secreta con una dinámica de lo más interesante y que se explota de forma acertadísima, sino por ser una verdadera amenaza física para Buffy. De nuevo, en una temporada en la que Buffy aumenta su poder, es perfecto que llegue una enemiga mucho más fuerte que ella. Pasemos a su plan. Al margen de contar con una historia y una mitología más extensa y épica de lo habitual que, quizá por involucrar hasta a caballeros templarios, da la impresión de suponer una amenaza mayor para la humanidad, lo importante de verdad es que busca la Llave que abrirá las puertas de su dimensión. Y aquí es cuando el asunto se complica y la temporada encuentra su núcleo y su fuerza. Porque los monjes que protegían la Llave, abstracta e incorpórea, se la envían a Buffy en forma de una hermana adolescente totalmente humana que sale de la nada pero que, magia mediante, parece que lleva aquí desde el principio. Dawn supone, qué duda cabe, el mayor WHAT THE FUCK?!? de la serie. Afortunadamente, la respuesta a "¿de dónde coño ha salido esta cría?" no tarda en llegar, por lo que el foco no se pone en el misterio sino en lo que significa para Buffy tener una misión como Cazadora tan personal. No se trata de salvar el mundo, se trata de proteger a su hermana, algo que tendrá que hacer también en el día a día corriente... venga va, hablemos de la madre, que lo estáis deseando. Sus problemas de salud ya suponen bastante tensión para Buffy, como refleja la maravillosa escena en la que se echa a llorar mientras friega los platos. Pero el auténtico palo es su muerte. Totalmente mundana, sin fuerzas malignas de por medio, algo que agradezco enormemente. 'The Body', capítulo dedicado por completo a las primeras horas lidiando con la muerte de un ser querido, es una absoluta joya televisiva. El mejor capítulo de la serie a un nivel puramente artístico. Whedon se la saca totalmente en la dirección y los actores demuestran de qué son capaces. Por cosas como esta la serie está a otro nivel en el género de la fantasía en la pequeña pantalla.

El propósito de este golpe es, como apuntaba, tener a una Buffy que debe ser más responsable que nunca y una figura materna para Dawn. Por eso me gusta tanto el capítulo en el que se queda en shock cuando Glory consigue llevarse a la cría. Nuestra heroína se rinde por completo, lo cual enlaza a la perfección con el estudio entorno a la figura de la Cazadora que se realiza esta temporada, concretamente con su punto débil, el reprimido deseo de que todo acabe, de dejarse matar. Hay MUCHO contenido en la 5ª, y me fascina que todo se retroalimente tan bien. Por eso el final es tan apoteósico, luchas épicas a parte. La decisión final de Buffy cierra a la perfección todo lo señalado anteriormente. Hace el sacrificio definitivo por su hermana, triunfando en su objetivo de salvarla a toda costa, y usa la muerte, que es tanto la debilidad como el arma de las Cazadoras, como herramienta para salvar vidas. No podría imaginar un final mejor. La música, un uso de los colores particularmente bonito y la actitud de ambas hermanas ante lo inevitable terminan de redondearlo.

Hay mucho más que comentar. Tengo la impresión de que Giles, Xander y Willow se hacen discretamente a un lado para dejar espacio a Buffy, Dawn (que no considero insoportable sino absolutamnte humana) y Spike. Aun así, tienen sus momentos. Xander, por ejemplo, sale de la humillante vida de la 4ª. Ojo al episodio 'The Replacement'. En él se estudian, con mucho ingenio, sus dos lados, el débil, que conocemos demasiado bien (no es de extrañar que durante la mayor parte del episodio se le trate como el "autentico" Xander), y el fuerte, que vemos asomar de vez en cuando, que sabemos que está ahí, y que a partir de este capítulo tomará el timón. su relación con mi querida Anya, además, se vuelve más sólida y deja alguno de los momentos más tiernos de la temporada.
Por su parte, con Willow tenemos la necesaria y emocionante primera caída en el "lado oscuro" de la magia. Es solo un avance. La evolución del personaje está siendo perfecta, pero creo que de esto será mejor hablar en el futuro texto sobre la 6ª temporada, y lo mismo puede decirse de la intención inicial de Giles de marcharse y dejar que Buffy sea independiente.

Y ahora, Spike, que creo que a estas alturas ya es mi personaje favorito. Finalmente se da cuenta de que está loco por Buffy, y todo su arco en esta temporada se resume en una comparación indirecta que los guionistas establecen a través de Tara entre él y Quasimodo (el del libro, no el de la peli de Disney). Un "ser" sin moral que no diferencia entre el bien y el mal y que todo lo bueno que hace es por un amor desesperado hacia una mujer que nunca podrá tener. Brillante. Pero esto no evita que muestre infinidad de matices que lo convierten en un personaje con el que es imposible no congeniar. El magnífico episodio que, a parte de revelarnos el punto débil de las Cazadoras, nos cuenta el origen de Spike y algunos de los hechos que más lo han moldeado, evidencia una profunda necesidad de probarse a sí mismo y de estar a la altura de alguien que ama. Conforme avanza la temporada, Spike busca con más y más intensidad la aprobación de Buffy. Hay un punto en el que se rinde, pero sigue intentando portarse bien por ella, y eso es lo más importante, creo. Buffy, por su parte, también pasa por diferentes fases en su relación con él. De una rivalidad cada vez más forzada por ella misma al desprecio total una vez descubre los sentimientos del vampiro, sin duda provocado por el horror que supone para ella corresponderle (más o menos). Y finalmente, el respeto. Es un paso importantísimo el hecho de que llegue a considerarlo un aliado digno de confianza, y las circunstancias por las que esto sucede me emocionan lo que no está escrito.
Para terminar, simplemente ilustraré a qué ritmo evoluciona Spike: de aliarse desesperada e inútilmente con el villano al final de la 4ª a llorar como un perro por no haber podido evitar que Buffy muera. Más claro, agua.

Nada más Esto se acaba, gente. Próximamente, la 6ª temporada, la temporada DEPRIMENTE.

20 comentarios:

  1. El gran problema que tuvo Dawn es que tenía que haberse convertido en el apoyo de Buffy en su relación con Spike, pero como se dio la orden de que los dos no podían quedarse juntos, se cargaron al personaje. Les llovían las cartas pidiendo su muerte.

    La ruptura de Riley con Buffy les quedo tan mal, que luego se tuvieron que inventar a la "novia y mujer perfecta" en la sexta para intentar que Riley no quedara como un machista completo. ¿Por qué? Porque cualquiera que tenga ojos se da cuenta de Buffy sólo se implica emocionalmente con Spike, porque el vampiro que tiene poder sobre ella y hace literalmente lo que le da la gana con la cazadora es él. Por tanto, se marcha por celos. Pero como no podían decir eso...

    Y ahora pasemos a Xander. No tiene ni puñetera idea de lo que pasa en la vida de Buffy. El cree que sí, ¿Pero sabe acaso que Riley es incapaz de complacerla en algún sentido? ¿Qué diría Xander si supiera que Buffy no siente nada al hacerlo con él? Ni si quiera puede apoyarla emocionalmente, porque nunca la ha llegado.

    Luego tiene otro momento absolutamente imbécil cuando va a la cripta de Spike a pedir explicaciones porque Buffy se esta acostando con él... Tampoco se salva Willow y su "vale, soy lesbiana, pero es que Spike no tiene alma"

    Por cierto, Si logras descubrir que significa o que implica tener alma en la serie, enhorabuena. No lo sabe nadie y jamas dieron explicaciones al respecto.

    Y una última cuestión que demuestra el enorme grado de maduración de la serie y es lo cuidado que esta todo el episodio de Fool of love (y su dupla, Darla) y es como se paso de que un demonio entra y no queda nada de la personalidad original a William fue un poeta romático malo de cojones. Jamas nos hubiéramos tragado nada si Spike hubiera sido cualquier otra cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espera espera, no acabo de entender lo que dices al principio sobre Dawn. Cuéntame más.

      Riley está celoso, pero dado el desinterés de Buffy, creo que tiene derecho a montar una escena y pirarse.

      Creo que Xander sí acierta con el comportamiento de Buffy hacia Riley, pero sobre los motivos tras ese comportamiento no tiene ni puta idea. ¿Ángel? Por Dios, Buffy tiene superadísimo lo de Ángel...

      Y por cierto, creo que la repulsión de los amigos de Buffy hacia Spike es bastante infundada. ¿Qué les ha hecho tan terrible? Por favor, ¡si perdonaron a Ángel! Ah, claro, el alma. El Alma, creo yo, obliga a tener una perspectiva humana sobre el dolor, la vida y la muerte. Algo que Spike no tiene... del todo. No sé, es que a veces parece que está desarrollando un alma por su cuenta. Si es capaz de sentir compasión por Buffy y Dawn, ¿cómo va a ser inhumano?

      Eliminar
    2. Creo que la diferencia es que a Angel le devuelven su alma como castigo, sin buscarlo. Entonces las concecuencias son mas dificiles de aceptar. Se ve tambien en Darla, que cuando queda embarazada de Angel, no puede soportar "esa humanidad, esa culpa" que le trae el tener un alma... En cambio, Spike, la va a buscar, sabe los problemas que le traera, ya los vio en Angel. En el Spin Of, cuando reaparece, se lo recuerda constantemente a Angel, el tiene alma porque quiso, mas alla de que su verdadera intencion era impresionar a Buffy. Si mal no recuerdo patea el trasero de Angel cuando ambos pelean por algo que solo un vampiro con alma puede obtener. Aun asi, tambien vemos que aun conociendo las consecuencias, en un principio a Spike le cuesta un tanto lidiar con las culpas al comienzo de la 7 (la escena de la cruz me remito...)

      Eliminar
    3. No hay mucho que explicar. Dawn aparece como uno de los personajes más odiados de toda la historia de la televisión (no es coña) y es por el motivo más ridículo que puedas imaginar.

      En la quinta no hay pegas, es un personaje magnífico, y en la sexta es una adolescente intentando encontrar su lugar en un mundo donde los adultos están más perdidos que ella.

      Pero además su relación con Spike es seguramente una de las mejores de la serie. No sabría decirte si es de padre/hija, hermano o lo que sea, porque con Spike uno nunca sabe que papel esta jugando.

      Pues todo el mundo estaba esperando que durante la séptima temporada Buffy le dijera a su hermana que estaba saliendo con Spike. ¿Y qué nos dieron a cambio? Si vuelves a hacer daño a mi hermana, te matare mientras duermes.

      Y nunca más volvieron a hablar. Es absurdo, pero bueno, mucho de la séptima temporada lo es.

      Eliminar
    4. Ah, entendido. Estaré atento al tema cuando me toque revisarla.

      Eliminar
    5. Y efectivamente, llega un punto en que la actitud de los amigos de Buffy hacía Spike es completamente ridícula. Y más cuando ambos reconocen sin miramientos que Spike ama a Buffy (Willow lo hace aquí y Xander lo hará en la sexta). Es la propia Buffy la que asegura que Spike no la ama (y lo hará una y otra vez, además)

      ¿Por qué? Pues a mi no me lo cuentes.

      Sé el porqué lo hace Buffy, pues si se puede amar sin alma, ¿Por qué Ángel no pudo hacerlo? De hecho, Ángel en su propia serie, en la magnífica segunda temporada, asegura que él no puede amar sin alma, es más, estaba seguro de que perdió está por echar un polvo (Tal cual. La verdad es que cuando revisas la serie vas descubriendo capas y capas que dotan a la serie de una profundidad alucinante... o quizás sean pajas mentales)

      Y efectivamente, Buffy tiene superado lo de ángel, pero nunca supero ese ideal que supone Ángel.

      Si lo pensamos un poco, un vampiro con alma es el novio ideal para una cazadora. Duerme por el día, es fuerte, puede adaptarse a su mundo porque vive en él. Lo mismo pasa con Riley, novio pluscuamperfecto.

      Spike es de todo, menos perfecto XD

      Eliminar
    6. "Sé el porqué lo hace Buffy, pues si se puede amar sin alma, ¿Por qué Ángel no pudo hacerlo?"

      HOSTIA. Nunca lo había visto así. Buffy "rechaza" tanto a Spike porque en cierto modo está siendo mejor que su idealizado Ángel, queriéndola incluso siendo un monstruo. Qué bueno.

      Eliminar
    7. Eso es porque la has visto muy deprisa. Cuando la degustes despacio (el año que viene, o dentro de dos), seras capaz de apreciar la enorme variedad y riqueza de matices que tiene la serie en las relaciones que establecen los personajes, especialmente en las relaciones de pareja.

      No, no es el único motivo. Ni si quiera el principal, aunque es uno desde luego fundamental para entenderlo.

      El principal motivo hay que buscarlo en el punto débil de las cazadoras. Estas desean la muerte, ¿Pero por qué? Porque su vida es una mierda. Porque lo único que las motiva y que las llena es el placer que obtienen en la caza y en la lucha. No es casualidad que la temporada inicie con buffy escapándose de la cama.

      Y esta búsqueda de placer es lo que les lleva a alargar la lucha, y por tanto, morir. Esto se ve muy claro en el primer encuentro entre ambos, en la dura luz del día, o el capítulo del gatillazo de la cuarta.

      Pero Buffy encontrara otra fuente de placer, algo que las llena tanto o más que la lucha. Algo que les conduce directamente y de cabeza a la lujuria y a la depravación, pero que curiosamente, no es ajena a su naturaleza. Por eso no es de extrañar que la fuente de su poder sea demoniaca.

      Apunte a parte, mientras que la productora estaba convencida de que bajo su supervisión los guionistas estaban escribiendo una relación que pondría a las seguidoras de la serie los pelos de punta, a estás les encantaba. Y no estamos hablando de una tontería nivel 50 sombras de grey.

      Eliminar
  2. Releyendo la entrada, un tema que casi me salto y bastante interesante. Es cierto que lo de Quasimodo se puede aplicar a Spike, pero no es ni mucho menos el que hace cosas buenas (o malas) por una mujer que ama.

    A Willow la veremos hacer cosas terribles con Tara. En esta misma temporada, la aparta de su familia (vale, estos eran malos, pero hay un momento en que los manda a la mierda antes de saber nada). La propia Buffy esta dispuesta a renunciar a todo por estar con Ángel.

    Spike esta dispuesto a todo por estar con su amada, pero es lo mismo para casi todos los personajes de la serie.

    ResponderEliminar
  3. Tremenda crítica como siempre,esta temporada es la puñetera hostia en todos los aspectos.
    Como has comentado en los comentarios de más arriba,la dualidad moral de Spike está TAN perfectamente bien desarrollada que incluso parece ir en contra de las reglas de los vampiros con alma en este universo.En algunos momentos de la sexta temporada parece que los guionistas hacen que Spike haga cosas horribles para recordarnos que sí,que sigue siendo un desalmado a pesar de todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante lo que dices del comportamiento de Spike en la 6ª. A ver qué saco en claro en mi próximo análisis.

      Eliminar
    2. Un adelanto de mi comentario... Por desgracia y en contra de toda lógica, el objetivo declarado y confesado de Martín Nortón sobre las actuaciones de Spike en la sexta temporada son con la intención de cargarse al personaje.

      Y lo que lograron con ello fue cargarse a Buffy, a Ángel, a Xander, a Willow, a Dawn. Recuerdo que en la séptima temporada sólo nos importaba Spike, todos los demás nos la sudaban.

      Eliminar
    3. Por desgracia, estoy de acuerdo.

      Eliminar
  4. Ay Dios esta temporada me ha dejado destrozado. Que terriblemente redonda es por Dios, todos los capítulos tienen algo que vale la pena. Lo que debe sufrir Buffy aquí no tiene nombre, se engrandece el personaje y se lo admira mucho más después de esta temporada. Dawn esta lejos de ser odiosa en mi opinión, o sea ser un adolescente de 14 años con todo lo que eso conlleva y de la nada descubrir que realmente no existís no es algo cotidiano. Glory es la mejor villana hasta el momento y dudo que en las 2 temporadas restantes haya alguien que la supere. Spike es otro personaje que se enaltece y se convierte en mi personaje favorito de la serie, tiene unas capas y una profundidad que pocas he visto en otro personaje de esta índole.
    En resumen, temporada redondisima. ¿6ta temporada deprimente? Ay la que me espera

    ResponderEliminar
  5. Lamento comentar tan tarde, pero recién me hice tiempo para darme un repaso de esta temporada y tengo que decir algo, odio a Glory, por lo menos a mi me parece mas una "súper modelo" que una "súper villana" es aun mas cutre que "los súper cutres" de la 6ª.
    Y eso de Diosa en cuerpo humano creo que les sale muchísimo mejor en Ángel con Fred/Ilirya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Glory necesita tener muchos puntos débiles para que te creas su derrota. Es eso, o nerfear al personaje o sacarte de la manga un hacha mágica o un sable laser

      Eliminar
    2. Siempre me parecio más chungo sacar en horas una bola de demolición en una ciudad tan pequeña. Yo jamas he visto una real

      Eliminar
    3. Siempre hay una bola de demolición cuando el guión la necesita, incluso en medio de un bosque para sacar la "casita" que impide que se construya la malvada ruta.

      Eliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...