Buscar este blog

viernes, 3 de julio de 2015

'Firefly', creada por Joss Whedon. Lo bueno, si breve, dos veNO MIRA, NO, YO QUERÍA MÁS

Nivel de spoilers: Bajo

Por el título de la entrada podréis deducir que sí, soy de esos fans cansinos que lanzan improperios ante el hecho de que esta fabulosa serie no pudiese extenderse más allá de 14 episodios y una película que llegó casi como si fuese un milagro. Así pues, aunque realmente no puedo aportar mucho a las entusiastas opiniones que inundan internet, vamos a hablar un poquito de qué tiene de especial un producto del que nadie que no sea un friki de cuidado ha oído hablar.



Anulemos por un momento el halo de culto que da a la serie el hecho de que nos la quitasen tan pronto. Intentemos ver los 14 capítulos como una primera temporada corriente y moliente. De hecho, durante la mayor parte del texto intentaré tratar a la serie de ese modo.

Bueno.

Vaya PEDAZO de primera temporada. Lo habitual es que las series no tarden más que 3 o 4 capítulos en captar firmemente nuestro interés, si no, es que algo no va bien, pero que en ese tiempo no solo cumplan eso sino que se ganen la incondicional adoración de uno significa que estamos ante algo grande, más aún si lo consiguen, atención, sin el uso de cliffhangers. Y sí, 'Firefly' lo consigue. Whedon está enamorado de su proyecto y el mimo y pasión que pone en él es evidente desde el minuto 1. Sabe muy bien lo que está haciendo al crear un nuevo universo listo para ser idolatrado por los fanboys, mezclando de forma irresistible elementos que nos suenan a todos. Eso es lo que nos engancha de las sagas y series de fantasía o ciencia-ficción, arquetipos y planteamientos familiares reconstruidos en mayor o menor medida y con un toque distintivo. ¿Qué tenemos aquí? Pues básicamente un Western puro y duro en el espacio protagonizado por un reflejo de los rebeldes de Star Wars, que en este caso han perdido la guerra y tienen que salir adelante transportando mercancías habitualmente ilegales. TOMA YA. No hay forma humana de que no guste a cierto tipo de público, que cada vez es más numeroso. Además, Whedon y su equipo son lo bastante inteligentes como para construir este universo con cuatro trazos, sin perderse en detalles. Nos explican lo justo y necesario según va encajando en las tramas. Así pues, la atención se pone en los personajes, los diálogos y las aventuras autoconclusivas de cada episodio. Y tratándose de un producto Whedon, está claro que ahí radica la fuerza de la serie. No "necesito" ver 'Firefly'. No me estoy mordiendo las uñas porque no puedo esperar a ver cómo continúa la cosa. 'Firefly' engancha porque mola. Porque precisamente ahora, en una era en la que las series buscan impactar con crueldad, apetece echar la vista atrás y encontrarse con una serie que deja una sensación cálida y reconfortante. Porque entre los chispeantes diálogos habituales en Whedon y el impecable equilibrio entre aventura, humor, drama y ciencia-ficción, quieres estar en la Serenity con esos personajes. No creo que haya un mayor halago.

Y por supuesto, todos los personajes funcionan, pero creo que Mal es el único perfilado al 100%. Con los otros no dio tiempo. Todos son lo bastante carismáticos y fuertes como para tener episodios dedicados a estudiar a fondo a cada uno de ellos de forma individual de haber podido seguir, pero CANCELADA y tal... Bueno, bueno, dije que iba a centrarme en lo que sí tenemos.

Como decía, el capitán Malcolm Reynolds es al que llegamos a conocer por completo, o al menos eso parece. Y... a ver como digo esto... MAL ES LA PUTA HOSTIA. De hecho... ¿me atreveré a decirlo? Venga, va: Mal es uno de mis personajes favoritos EVAH. No sé donde caería en un ranking de personajes de ficción que sin duda haré tarde o temprano, pero que está ahí lo tengo claro. Es uno de esos personajes perfectamente imperfectos. Mal es un héroe que se niega a serlo. Va de hombre frío y sin moral porque ya fue un héroe en su día y perdió, pero es noble y justo hasta la médula. Y la nave y su tripulación es su vida, lo más importante del mundo para él. De hecho, mientras los trabajos salgan más o menos bien, sus compañeros estén a salvo, y puedan seguir volando, él es feliz, no necesita nada más. Es gruñón, seco, habitualmente borde, y sin embargo con un encantador ramalazo cómico y molón a lo Han Solo. LO ADORO. Y Nathan Fillion está que se sale. Antes de ver la serie no entendía porqué el tío de 'Castle' era tan popular entre los frikazos, pero ahora sí, claro. Es Mal Reynolds, y está absolutamente perfecto cada minuto que lo es.
Del resto, sin duda me quedo con Jayne y Kaylee. Jayne es el bruto del grupo, lo cual da a la serie algunos de los momentos más divertidos. De auténtica carcajada, quiero decir. También es el más débil moralmente, el menos leal. Y sin embargo sabemos que tiene conciencia, algo que no se llega a explorar a fondo porque... bueno, ya sabéis.
Kaylee por su parte es la luz en la oscuridad, la más buena de todos, la que une al equipo a base de pura "adorabilidad". Es imposible no querer a Kaylee, cosa que me ha hecho gritar a la pantalla "¡Simon, gilipollas, bésala de una puta vez!" en más de una ocasión.
Sí, la serie tiene su parte romántica, como no podía ser de otra forma, y eso me lleva a hablar de la perfecta relación entre Mal e Inara. Dios, vaya forma de poner los dientes largos al espectador. Sabemos que se quieren, sabemos que nunca van a estar juntos porque ambos creen tener razones de peso para no dejar que ocurra, y sin embargo, con cada pequeño gesto nos hacen creer que "ay madre, ahora sí, esta es la buena, se van a liar". Fabuloso.
No puedo olvidarme de River, el núcleo argumental y un personaje con el potencial para convertirse en una de las mejores heroínas de la televisión. Al menos se explotó parte de ese potencial en la película. Además, diría que Summer Glau es junto con Fillion la que más brilla del reparto. Por si fuera poco, engrandece mucho a su hermano Simon, a quien, sospecho, le tenían reservado el clásico "Viaje del Héroe".

Ya que también quiero hablar de la película será mejor ir acabando con la serie, y lo haré comentando brevemente mis episodios favoritos. Curiosamente empiezo por 'Serenity', el piloto de hora y media que no se emitió como tal porque al parecer no era lo bastante trepidante. A mí me encanta. Presenta y define todo lo que tenemos que saber sobre la serie de forma soberbia.
El siguiente ha de ser 'Our Mrs. Reynolds', porque es el primer capítulo donde me dieron ganas de aplaudir, donde comprendí que sí, que esta serie iba a ser de mis favoritas. Desternillante, con el único maldito beso entre Inara y Mal (juro que la primera vez que lo vi solté un gritito), y una pletórica Christina Hendricks pre-'Mad Men' como invitada que provoca ganas de suicidarse del puro calentón que mete.
Luego tenemos 'Out of Gas'. El mejor capítulo de la serie, ni más ni menos. Absolutamente perfecto, una joya. Un precioso vistazo a como empezó todo y a la vez la aventura más angustiosa. Al acabar, comprendemos hasta qué punto es grande Mal y hasta qué punto la peculiar tripulación se ha convertido en una auténtica familia.
Para terminar, destacaré precisamente el último capítulo, 'Objects in Space', que en cierto modo funciona, seguramente por accidente, como final de temporada, pues hace avanzar un poco el arco de River. Tenso, emocionante y extrañamente divertido gracias a un villano bastante peculiar. Quiero decir, hay que ser muy especialito para hacer sonar como lo más normal del mundo una amenaza de violación, y lo más notorio es que lo hace sin que la amenaza resulte menos aterradora. No termino de descifrar el tono del episodio, y creo que eso es lo que más me gusta. Es casi Tarantinesco.

En fin, poco más puedo añadir. Está claro que es una gozada de serie, y duele mucho pensar en lo que podría haber llegado a ser. No sé, mirad hasta que punto creció Buffy. Si esta empezó mucho mejor que aquella... uf. Se me hace la boca agua. Pero no sirve de nada, mandaron la serie a la mierda y punto. Y sin embargo, tres años después, no sé cómo, Whedon estrenó en cines una peli con todas las de la ley para al menos darle un cierre digno. En serio, parece un sueño imposible, pero ocurrió. Si se estrenó en España y todo. Así que venga, hablemos de la película.

Uf, pero ya casi mejor en otro post, ¿no? Que si no esto va quedar insufriblemente largo. Pues nada, en breve nos vemos en Serenity.

4 comentarios:

  1. No me había fijado en lo que comentas,es difícil hacer una buena temporada a partir de episodios autoconclusivos,pero esta serie lo consigue con creces.
    Aparte de"Out of Gas"y "Objects in Space",uno de mis episodios favoritos es"Ariel".Simon es demasiado puto amo en ese capítulo,organizando el golpe a la perfección y,sobretodo,poniéndose a salvar una vida infiltrado en plena Alianza.

    Por lo demás totalmente de acuerdo,es una lástima que apenas tuviéramos una temporada y una peli de ésto

    ResponderEliminar
  2. Pues pudo hacer la peli porque lo peto en las ventas de DVDs. La cancelación y el maltrato que sufrió esta serie esta considerada la mayor hijoputada de la historia de la televisión, porque para cualquiera, salvo para el productor ejecutivo de la cadena, estaba claro que estaba viendo un producto destino a ser historia GRANDE de la televisión.

    Tal es así, que con una única temporada cancelada y todo, esta entre lo mejor de lo mejor.

    Y efectivamente, es lo mejor de Whedon, pero aunque adoro a ese tío, hay que ser consciente de que lo mejor de Buffy no lo escribió él, hasta el punto de que estaba en contra de la relación Buffy Spike, y que en Ángel sólo aparecía para cobrar el cheque.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, creo que conforme avanza Buffy, el "estilo Whedon" se va diluyendo, aunque esté ahí.

      Eliminar
  3. Vaya así que por lo que veo soy un friki de cuidado jejeje, no en serio, Firefly es una jodida maravilla que se merecería muchísimo más reconocimiento y es que no conozco a nadie que la haya visto y no le haya gustado, el problema fue que no le dieron tiempo a hacerse popular, faltó confianza en un producto a priori difícil de vender y sobre todo previo al boom de la televisión, pero es que como dices la serie desprende carisma por todos sus poros, joder, yo también quería más, cabrones.
    http://tododesdemisofa.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...