Buscar este blog

martes, 24 de septiembre de 2013

'Cómo entrenar a tu Dragón', de Dean DeBlois y Chris Sanders. Pura emoción

Nivel de spoilers: Alto


Recapacitando un poco sobre el cine animado reciente (que si a ver que pasa con Pixar, que si este año no ha habido ningún verdadero bombazo en este tipo de cine...) me he dado cuanta de que el 2010 fue un gran año para la animación. Ya he dejado caer por aquí que 'Toy Story 3' me parece, de hecho, la mejor película de ese año, pero lo que me llama la atención es que las que se pelean por el segundo puesto en la categoría animada son dos auténticas joyas que, de no ser por la presencia de los juguetes, podrían haber soportado sobre sus hombros el título de "mejor película de animación del año". Una de ellas es 'Enredados', de la que os hablaré próximamente, y la otra es la que nos ocupa, la que es seguramente la película de DreamWorks mejor valorada junto con 'Shrek'. Y bien que se merece ese honor, porque aunque la primera vez que la vi no me entusiasmó como al resto de la humanidad, ahora veo aquí una película estupenda que demuestra que lo importante no es el qué se cuenta si no el cómo se cuenta. Todo en la historia nos suena, sabemos que se ha visto mil veces, pero hay que ver lo bien que funciona todo eso y lo emotivo y emocionante que resulta.



Porque lo cierto es que el uso de tópicos y lugares comunes no es necesariamente malo. Al fin y al cabo, son fórmulas que son usadas una y otra vez porque han demostrado ser exitosas. El problema viene cuando estos clichés son usados sin interés alguno, como un camino fácil y seguro para elaborar un producto listo para ser vendido. De esta forma el producto nos resulta artificial, sentimos que no han estado detrás artistas, si no ejecutivos.
Pero nada de eso ocurre con la cinta que nos ocupa. Da igual los tópicos que veamos aquí: Todo resulta auténtico y genuino. Hay algo en la forma de retratar a los personajes y de desarrollar la sencillísima historia que atrapa desde el minuto 1. Conseguimos conectar, meternos dentro de la película, creernos lo que pasa en pantalla.

Y es que la peli maneja muy bien el ritmo y la narrativa, de manera que, casi sin darnos cuenta ya nos han presentado el entorno, los personajes y sus relaciones, y ya estamos totalmente enganchados. Es imposible no empatizar con Hipo, todo un Marty McFly, pero su padre también resulta entrañable y comprendemos su postura a pesar de las desastrosas decisiones que toma debido a su desquiciante estrechez de miras. La relación entre ambos, sus emociones con respecto al otro, acaba por ser el núcleo de la historia, y está tratada de una forma tan creíble y natural que hace que el film me recuerde a una peli familiar ochentera más que a una cinta animada contemporánea.
El resto de personajes son mucho menos importantes, pero incluso el grupete de colegas adolescentes graciosillos resulta agradable, y lo mismo puede decirse de "la chica", Astrid (todo lo contrario a una damisela en apuros, afortunadamente). Que sí, que ningún personaje tiene un perfil novedoso, pero están tratados con la convicción y el cariño suficientes para resultar creíbles y memorables.

...Y luego está Toothless (Desdentao en España).

El alma de la película, adorable hasta extremos inhumanos. La progresiva conexión entre Hipo y él es lo mejor del film, pues se va cocinando a fuego lento: Hipo aprende algo nuevo sobre el dragón cada día, lo estudia, no es una especie de "elegido" que puede entender a los dragones, el vínculo entre el chaval y la criatura no tiene ningún componente mágico, cosa que me encanta. Sencillamente, Hipo es el único vikingo en la historia de la aldea que ha tenido el valor y la curiosidad necesarios para acercarse e intentar entender a los dragones (cada uno con su diseño, personalidad y habilidades, a lo Pokémon). Por eso sus avances resultan tan emocionantes, y momentos como aquél en el que Desdentao se deja acariciar, tan poderosos emocionalmente.
Pero la escena que realmente refleja la emotividad del viaje de estos dos compañeros, el punto clave de su relación, es la del primer vuelo completo. No es solo la grandiosidad y espectacularidad de las imágenes, no es solo la calidad de la banda sonora, es que la secuencia destila un sentido de la maravilla como pocas veces se ha visto en el cine reciente. Hay otro vuelo precioso, esta vez junto a Astrid, pero nada puede igualar esta escena. Mi favorita sin lugar a dudas.

Mención especial para el último tercio, donde los vínculos de Hipo con Desdentao y con su padre chocan y la maldita peli nos produce una angustia como solo Disney consigue (he dicho Disney, no Pixar). Y ojo, que tras el espectacular clímax, vemos un golpe de efecto para el protagonista de una valentía digna de elogio. Algo que lo une más si cabe a su dragón: Dos cojos que se necesitan mutuamente. Un verdadero finalazo sumamente emotivo (y cierra con el título y todo... Mi debilidad, ya sabéis) para una película magistral que demuestra que DreamWorks puede hacer grandes cosas. Es tierna, divertida, emocionante, con su puntillo dramático y con una animación espectacular (aunque en esto Disney y Pixar son insuperables), y a la que no logro sacar nada negativo.

El año que viene veremos la secuela. Lo tiene difícil para igualar a esta joya.

NOTA: 10/10

24 comentarios:

  1. Es la película que mejor ha sabido utilizar el 3-D sin ninguna duda. Cada vez que nos subíamos a los dragones era la leche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ojala la hubiese visto en el cine en ese formato :(

      Eliminar
  2. Me he críado, como casi toda la gente de mi generación, viendo pelis de Disney, Pixar y Dreamworks, y me he dado cuenta de que a menudo se critica a esta última por hacer películas entretenidas y divertidas, pero que no van más allá. En mi opinión, Shrek no sólo es divertidísima, sino que llegado un momento consigue emocionarte tanto o más que muchas otras de la competencia.

    Esta, sin lugar a dudas, no se queda atrás. Recuerdo cuando vi el trailer y decidí que probablemente la vería para pasar un buen rato porque pintaba divertida. Menuda sorpresa la mía al descubrir que tenía ante mi una película de aventuras de las buenas. Hacía tiempo que una película no me transmitía esa sensación de maravilla tan estupenda en ciertas escenas, y creo que es porque los realizadores son conscientes de que hacer una peli de aventuras no implica que todas las escenas tengan que tener un ritmo endiablado y haya que descuidar a los personajes y sus relaciones en pos de la acción. Si el protagonista no me transmite la más mínima empatía, como voy a emocionarme con ese trepidante primer? Bueno, lo cierto es que seguramente lo haría porque los movimientos de la cámara y la acojonante banda sonora de un John Powell en estado de gracia hacen que a cualquiera le salten lágrimas de felicidad. Pero en momentos como el final, el atrevido y en mi opinión, perfecto final, consigues creerte eso de la magia del cine. La peli está llena de esos momentos. Como ya he dicho, los puntazos cómicos están bien insertados y en algunos momentos son geniales (el estudiante friki amante del rol analizando las características de los dragones xD), pero son esas escenas íntimas las que convierten una buena película en algo grande y emocionante. Un mérito enorme de esta película es que lo consigue sin tirar nunca de la lágrima fácil. Ni si quiera ese final, con el tema principal a piano, peca de eso. Creo que Lo Imposible podría aprender un poco de esta peli sobre lo que es emocionar de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. desde luego que shrek es mucho mas que una comedia gamberra ;)

      Eliminar
  3. Por cierto, estupenda crítica, me has hecho recordar lo que sentí al salir del cine .
    A mi la escena del "vuelo romántico" me parece igual de destacable que la del primer vuelo. Una es trepidante y la otra íntima (ese violín, el vuelo suave de Desdentao, el precioso detalle de Astrid tocando con la mano las nubes de colores), pero las dos consiguieron remover algo dentro de mi.

    La segunda película no puede pintar mejor. Espero que nos hagan sentir de nuevo en el cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ojo, que me encanta esa escena, eh? es como la de superman volando con lois. pero la otra es superman cogiendo el helicoptero. no se si me explico...XD

      Eliminar
  4. Muy linda peli, muy cierto eso que dijiste sobre la narración, en ese sentido también acierta Enredados. Excelente la relación entre Hipo y Chimuelo (ese es el nombre de Desdentao en Latinoamerica) y excelente el climax final donde se entrecruzan todos los lazos de Hipo. En fin, una muy buena película, que es junto con Shrek y Kung Fu Panda de lo mejor de Dreamworks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tengo varias cuentas pendientes con la productora, pero si, podria asegurar que el panda, el dragon y el ogro verde son sus tres mejores creaciones. aunque de shrek solo me gustan las 2 primeras...

      Eliminar
    2. No me gustó la segunda del Panda, mucho humo y poca densidad. Sin embargo, y al igual que con la primera, tiene "algo" que hace que la vea cada vez que la pasan. De Shrek, mi favorita es la segunda, y de ahí en adelante meh... Ni siquiera tienen ese "algo" de Kung Fu Panda. Y del dragón ni hablar, me parece al nivel de Shrek, e incluso mejor (¡No suelten a los leones!) debido a que no es tan "comedia" como la del ogro. Hay una animación de Dreamworks llamada "El príncipe de Egipto" que es muy épica... lástima que no siguieran ese rumbo (la más parecida es la del dragón en cuanto a seriedad).

      Eliminar
    3. a mi KFP 2 me parecio un prodigio de accion y aventura. la disfrute mas que la 1ª.

      ah, y la del dragon me gusta mas que cualquiera de shrek (sin desmerecer a las dos primeras del ogro, cojonudas, sobretodo la 1ª)l asi que no te tienes que disculpar ;)

      precisamente hoy he visto con conocimiento de causa el principe de egipto y me ha gustado bastante. no se corta un pelo en tocar temas peliagudos.

      Eliminar
  5. La vi creo que justamente hace un año y opino como tú. Me pareció una película de animación que no tomaba al espectador como tonto, algo de lo que me alegro. Especialmente me gustó el final, que es todo un símbolo también de integración.

    No sé a qué nivel está la serie de televisión y cortos que han sacado, pero quizás haya que darles una oportunidad.

    Buena crítica como siempre, dr. indy. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se te echaba de menos!
      la verdad es que no soy muy amigo de las series y cortos derivados de una peli de animacion, asi que pasare.

      Eliminar
  6. Lo has expresado todo muy bien, pero se te olvido, la parte crucial, que convierte esta película en algo más que la típica peli familiar de animación.

    El héroe pierde una pierna, no ya solo es un chico normal, con actitudes comunes, sino que ahora es un lisiado, como su dragón, ambos les faltan parte importantes de sus cuerpos, pero lo cubren con su espíritu de voluntad y ingenio, que cualquiera puede tener, de ahí que Hipo, sea tan identificativo, mas con su minusvalía.

    Ese detalle, convierte esta historia en epopeya, con mensajes y reflexiones, para todos los públicos.

    La secuela, debe ir un paso más, coger lo ya establecido y llevarlo otro nivel, algo así, como Star Wars IV a la V o BB a TDK.

    Gargoyles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no lo he olvidado, de hecho digo que al final los dos estan cojos ;)

      Eliminar
    2. Si, pero lo que quiero decir, es que ese detalle, rompe moldes tradicional (el héroe que vence toda adversidad sin perder nada), en lo que se refiere a películas de este tipo, recuerdo que el público se quedo sin habla durante un momento, eso no pasa muy a menudo.

      Gargoyles

      Eliminar
    3. un giro muy valiente, sin duda.

      Eliminar
    4. Muy normal no es que sea el niño ya que por mucho que trabaje en la herrería es difícil que pueda inventar todo eso(como la ballesta desmontable).El caso es que la peli está bien,bastante bien de hecho pero...Hay cosas como esa y que los dragones sean tan fáciles de domesticar(si un animal se encuentra rodeado de enemigos no creo que le guste que le rasquen la barriga por muy domesticado que esté y si es un dragón menos) lo que me ha cortado un poco el rollo.
      La historia sí que está muy vista;no he podido evitar recordar todas esas pelis que transcurren frase por frase de igual forma como en el beso y cuando desaparece Hipo tras la batalla,pero hay partes que sí que me han gustado como lo de la pierna.Faltaba un heroe de dibujos discapacitado y en la próxima me gustaría que ahondaran en eso

      Eliminar
    5. hombre, los inventos de hipo sirven para establecer que es mas de usar la mente que el musculo. asi se le define rapidamente.

      en cuanto a los dragones, creo que la peli hace un gran trabajo explicando que no son bestias sanguinarias si no animales que hacen su labor y se defienden. si te acercas a ellos sabiendo ciertos trucos, como hipo, claro que son faciles de calmar.

      y bueno, lo de la historia muy vista... ya he comentado que no es malo siempre que se sienta autentica. y esta lo consigue.

      Eliminar
  7. No la he visto, pero han sido varios los que me la han recomendado. Supongo que tendré que verla, a pesar de la tirria que le tengo a DreamWorks... (que reconozco que tienen algunas pelis buenas, pero por lo general, me parece que lo de Sherk se les subió a la cabeza y sólo saben sacar animales tirándose pedos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo encuentro al menos 8 pelis de DW que son, como minimo, decididamente notables. las cosas no son lo que parecen. ve esta y kung fu panda y dame la razon ;)

      Eliminar
    2. Kung Fu Panda ya la vi, y, bueno, meh. Aunque la de los Guardianes sí que me gustó

      Eliminar
    3. meh? uy, ya veras cuando termine y publique mi critica, te la vas a cargar ;)

      Eliminar
  8. Muy de acuerdo con tu critica, el final muy valiente lo de mutilar al protagonista, sinceramente no me lo esperaba. La peli sera de 9 pero tu critica de 10 :-)

    ResponderEliminar
  9. Ahora que he leído la crítica,voy a explayarme un poco más sobre las virtudes de la peli.
    En primer lugar,la relación padre-hijo,cojonudamente bien tratada.En concreto,me encanta cierta escena(que,dicho sea de paso me recordó a otra similar en Chicken Little),en la que se deja claro que,aunque Hipo se convirtiese en un matadragones,seguiría sin desarrollar una verdadera relación con su padre,porque éste sigue sin entender su autentica personalidad.

    Y llamame simple,pero la batalla final me dejó impresionado,nunca pensé que vería a un dragón EXPLOTAR(y todo además, con lógica explicada a lo largo de la peli). Y el final,por supuesto, sumamente emotivo,con el padre dando las gracias a Desdentao(yo hubiese omitido la escena del rescate bajo el agua y hubiese dejado esa),y la lesión que une mucho más a humano y dragón

    ResponderEliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...