Buscar este blog

miércoles, 25 de septiembre de 2013

'Enredados', de Nathan Greno y Byron Howard. Sencillamente, DISNEY

Nivel de spoilers: Alto


Disney es mi productora de animación favorita. Ya está, ya lo he dicho. Y lo es por varios motivos: A través de sus 'Clásicos' podemos observar, más que en ningún otro estudio, la evolución técnica y artística de la animación, que a su vez ha hecho avanzar el propio cine. Si atendemos al perfil de los personajes que nos ha ofrecido durante estos años, podemos ver como ha ido cambiando la sociedad. Sus cintas, las buenas, son las únicas, salvo excepciones, en el terreno animado que consiguen que al final de la película esté mordiéndome las uñas. Y encima, muchos de estos 'Clásicos' son los que más han marcado mi infancia cinéfila.
Sí, adoro a Disney. Por eso, que para poner fin de una vez por todas a una época tan gris como la de los 2000, con pocas obras destacables, nos diesen 'Enredados', me parece tan sumamente genial. Una auténtica joya que demuestra que Disney, afortunadamente, ha vuelto.



Y es que tras el fracasado intento que supuso 'Tiana y el Sapo', las ganas de recuperar el estilo que asociamos a la productora (aunque este estilo no supone ni la mitad de su filmografía, curioso), su fórmula mágica, se perciben en cada fotograma. Es como si nos dijeran "mira, esto es lo que hacemos, este es nuestro rollo, y vamos a recordarte porqué te gusta tanto". Y lo hacen a saco: Erase una vez, reino lejano, bruja mala, princesa cantando, animalillo simpático. Todo eso que inevitablemente se nos viene a la mente al pensar en Disney está en los primeros 10 minutos de 'Enredados', y nos golpea con tanta fuerza que requiere unos instantes acostumbrarse, tan familiarizados como estamos al estilo de Pixar. Pero hay un momento en que nuestras defensas se rompen, la cinta nos engancha como solo un 'Clásico Disney' con todas las de la ley sabe hacer, y no podemos más que dejarnos llevar, porque, por todos los dioses, todos los ingredientes funcionan al milímetro, como un reloj.

La forma de expandir y hacer más coherente la historia del cuento original me parece brillante, haciendo que parezca la versión "definitiva" de la historia, reinterpretando además los momentos más icónicos con resultados excelentes, como comentaré más adelante. Además, aunque la película es decididamente un gran "como en los viejos tiempos" hay algo fresco en la narrativa, algo que hace que no parezca pasada de moda y que la diferencia de las joyas de otras décadas. Se trata de un delicado equilibrio entre ser consciente de su naturaleza (un cuento de hadas) y explotarlo al máximo rozando la auto-parodia, y tratar con respeto y cariño a los personajes y el relato. ¿Sabéis a que me recuerda eso? A 'La Princesa Prometida'. OJO A LO QUE DIGO. Una mezcla soberbia entre cuento, aventura y comedia, rematado el conjunto con unos personajes carismáticos y entrañables.

Rapunzel no puede ser más mona, adorable, natural y creíble, siendo además inteligente, decidida y valiente, con un punto fantástico de "heroína inesperada", pues su fortaleza se va desvelando progresivamente, tratando con coherencia el hecho de que lleve toda su vida sin salir de su torre.
En definitiva, veo aquí el siguiente paso lógico en la galería de princesas de la compañía, sin querer ir de transgresora (¡Hola Mérida!).

En cuento al protagonista masculino, el ladrón Flynn Rider... Pues es... Es... ¡¡ES HAN SOLO!! Su forma de ser, de hablar, de mirar... Todo me recuerda al genial contrabandista de 'La Guerra de las Galaxias', y eso nunca, en ningún universo o realidad alternativa, puede ser malo. Ah, y encima hay un instante en el que imita a Joey, el de 'Friends'. De mis héroes favoritos de Disney, señores. Como para no. Y ojo a su descacharrante rivalidad con Maximus, el genial y obstinado caballo policía.

El encuentro entre Rapunzel y Flynn (¿O debería decir Eugine?) y los primeros pasos de su viaje son de pura brillantez: El running gag de la sartén, los altibajos en el ánimo de ella con respecto a su fuga, el número de la taberna, la ESPECTACULAR escena de la presa... Desternillante todo y con un magnífico sentido de la aventura.

Mientras tanto se va desarrollando el imprescindible romance, totalmente creíble y natural, sin machacarnoslo más de lo necesario y consiguiendo que nos involucremos como con los 'Clásicos' de antaño. Una increíble mejora con respecto a la mencionada 'Tiana y el Sapo', donde este asunto me pareció bastante desastroso.
Por supuesto, no puede faltar el MOMENTAZO DISNEY:

Una de esas preciosas escenas musicales marca de la casa. Quizá este es uno de los motivos por los que 'Enredados' me gusta más que la posterior (y también estupenda, ojo) '¡Rompe Ralph!', a la que creo que le falta esa escena única y memorable que la identifique.
En lo que ambas coinciden es que durante los últimos minutos estamos angustiados y con el corazón en un puño, algo que conmigo, insisto, solo Disney logra... Salvo excepciones, insisto en eso también.

Es ahora, al hablar del final, cuando quiero señalar esos instantes que reinterpretan los puntos clave del cuento. En concreto, uno: Que la consabida escena en la que el héroe llega a lomos de un caballo blanco y trepa por el pelo de Rapunzel dispuesto a rescatarla de su torre ocurra al final y no al principio, que la primera vez que llegue trepe de otra forma y no sea para rescatarla, guardándose así la imagen icónica para el clímax, me parece una genialidad. Quizá tenga poca importancia, pero ese detalle me recuerda a los tiempos en los que Disney acostumbraba a coger un cuento, lo cambiaba a su antojo y, hablemos claro, lo mejoraba.
No me olvido de mencionar la muerte inquietante para la villana a la que nos tiene acostumbrados la productora, el inesperado corte de pelo (momentazo absoluto), la escena de resurrección tan a lo 'La Bella y la Bestia', y ese ansiado "y vivieron felices y comieron perdices" con el que acaba, una prueba más de lo auto-referencial del film.

Gente, adoro esta peli. Vale, quizá la villana no pase a la historia, los números musicales, aunque buenos, no estén a la altura de la grandeza de los 90, y cosas como 'La Bella y la Bestia' o 'Aladdín' estén fuera de su alcance, pero es un gran 'Clásico', de mis favoritos.

Es emotiva y emocionante, divertidísima, cuenta con unos espléndidos protagonistas, su tono y planteamiento son inmejorables, nos devuelve al Disney que nos crió, y su apartado visual, un CGI que funciona como un dibujo clásico, es sencillamente un regalo para la vista.

Poco más puedo decir. Qué grande es Disney.

NOTA: 9/10

14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. no la he visto! he oido comentarios muy positivos, pero no me llama...

      Eliminar
  2. desde Atlantis no me habia gustado tanto una peli de disney, un comienzo de la que, esperemos, sea su tercera edad de oro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hm, atlantis. otra mas que añado a la maraton de animacion que planeo hacer, tanto revisionados como primeros vistazos.

      Eliminar
    2. dr.Indy¿en ese maratón de animación estará alguna japonesa como el Viaje de Chihiro,mi vecino Totoro o La princesa Mononoke?

      Eliminar
    3. asi es. no he visto ninguna aun, pero pronto ajustare cuentas con chihiro y mononoke. despues... ya veremos.

      Eliminar
  3. divertidisima , y ella es una de las "chicas " Disney mas encantadora .

    ResponderEliminar
  4. Me la acabo de ver y sólo puedo decir que me encantó.Como dices,me trajo muchos recuerdos del Antiguo Disney con la diferencia de que en esta película no tenía la ya típica sensación de añoranza al ver una joya de Disney que suele embargar además de la idea de que ya sabeos todo lo que ocurre.Sí señor,otra peli que añadir a la lista de Clásicos

    ResponderEliminar
  5. Gran película que devuelve la fe que el público creía perdida en Disney, (desde mi punto de vista, Tiana no fue tan mala, pero si es verdad que Rapunzel mejora en todos los sentidos) poco más puedo añadir que tú no hayas dicho en esta excelente crítica (cómo las que sueles hacer).

    Los personajes son geniales desde la protagonista (me gusta que sepa lo que quiere pero sabe que tendrá consecuencias, el hecho de querer ver mundo (y los farolillos pero también sabe que tiene que volver a la torre...hasta que conoce a Flynn) pasando por el encantador y carismático Flynn, que sin ser príncipe salva el día (¿por qué dices lo de Joey de Friends?) y la villana que SE SALE con ese aire de diva de Broadway, pasando por los secundarios. Mención especial a los Reyes, que sin decir nada, provocan miles de sentimientos.

    Necesito un momento.

    ...

    Estoy bien.

    La historia como dices es buena, ya que Disney es experto en tomar un cuento de base y mejorarlo en todos los sentidos. Tiene tantos momentos icónicos a diferencia de otras películas de Disney...

    La BSO, vamos, es Alan Menken, no estamos en los 90, pero cumple totalmente.

    El aspecto visual, sí, no es el adorado 2D, pero es que la técnica no se queda atrás con la cantidad de detalles y el cuidado que pone, el mejor CGI que hay hasta la fecha.

    Poco más puedo añadir, me encanta el film pero me quedo con 3 escenas:

    - Rapunzel saliendo de la torre.

    - Visita al reino. (Por favor, el score, la animación, el desarrollo de la pareja...)

    - Farolillos everywhere, desde el discurso de la temerosa Rapunzel por no saber que hacer después hasta la última nota de I see the light.

    Añadiría el final porque es un factor que nadie esperaba, pero es que resulta tan comedia, esperaba algo tipo Aladdín, pero la película sigue siendo perfecta en todos los sentidos. Clásico instantáneo como solían decir las críticas.

    PD: Feliz cumpleaños, campeón y maestro. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muy de acuerdo con todo, por supuesto. con lo de joey me refiero a que cuando conoce a rapunzel le pregunta "como va eso?" en tono ligon...XD

      P.D.: gracias, joven padawan! :)

      Eliminar
  6. Te lo dije por Twitter, e insisto; Enredados me gustó mucho, pero siempre he creído que le falta algo. Algo más de épica y de grandeza que tienen los clásicos. Madre Gothel, aunque es una buena villana, yo le hubiera dado momentos más magia y hechicería al estilo Maléfica, creo que jugaron demasiado con la parte psicológica de la relación madrastra - hija (que no digo que esté mal, eh?) pero siendo como es un cuento de hadas eché de menos la bruja de turno con sus poderes y sus cosas xDDDD Tal vez no esté siendo objetiva; como tu, yo también me crié con los clásicos de Disney, echo de menos el 2d y no puedo evitar pensar si me hubiera lucido mucho más la película en esta técnica.

    Pero vamos, como has dicho; buena película, mejor que Tiana en cuanto a argumento (que también me gustó, y también recupera el espíritu de la compañía)... Ojalá sigan así, y Disney vuelva a sus orígenes. A ver qué nos tienen preparados con Frozen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hombre, es evidente que esa grandiosidad de los mejores clasicos no la tiene, por eso la equiparo con la sirenita (gustandome mas la de ariel...XD). porque es toda una declaracion de intenciones, porque es una renovacion de lo antiguo... a la que le hace falta ir un pasito mas alla. en resumen, que ya nos ha dado una peli estupenda que nos devuelvea la esperanza, ahora disney esta lista para darnos una nueva la bella y la bestia. lo sera frozen? no parece.

      Eliminar
  7. Tienes razón en eso de que en los 10 primeros minutos sientes que vuelves atrás en el tiempo. Para mi esta peli me hizo sentir en los 90, cuando veía una y otra vez mi colección de clásicos Disney en VHS. Algunos dirán que la película evoca una tremenda nostalgia, otros que está desfasada. Al igual que tú, pienso que han sabido rescatar la esencia de Disney (sobretodo de las pelis de los 80/90), y esto para mi es mucho más importante que las innovaciones técnicas (preciosa esa animación en 3D con el estilo tan característico de los dibujos Disney). Esta peli era necesaria para recordarnos que el Disney que conocimos no ha muerto.

    No me parece de las mejores, y no sabría si llamarlo clásico, pero tiene algo que para mí es importantísimo en una película de animación: personajes entrañables. Rapunzel es de mis princesas favoritas, esa mezcla entre inocencia y algo de cursilería de las primeras princesas Disney con el dinamismo de las princesas más modernas. Me gusta esa comparación que haces con Mérida. Es personaje que, sin apasionarme, me gusta bastante por lo creíble que es. Es una rebelde inconformista, pero también una criaja estúpida en ocasiones; toda una adolescente. Pero es que Rapunzel, sin ir de transgresora como dices, sin querer en ningún momento hacer daño a su madrastra (tremenda la escena de las dudas xD) y sin dejar de ser una tía fresa acaba siendo mucho más baddass que la otra. Y eso es algo que me parece mucho más refrescante. Flynn es el interés amoroso más divertido de toda la factoría. Y por alguna razón, las interacciones entre ellos, el ladrón y la princesa cursi, están tan bien conseguidas que el romance funciona a las mil maravillas. Hacía tiempo, mucho tiempo que no veía una película que tratara tan bien este aspecto. Ojalá todas las comedias románticas le pusieran tanto cariño a sus personajes como en Enredados. Por último, los secundarios lo parten. Mira que pienso que a veces Disney se pasa de infantiloide con los personajes secundarios (aunque todos tenemos que admitir que nos fliparon cuando éramos críos), pero los gags del caballo y el camaleón elevan bastante la película. La mala, igualmente cruel y divertida, nos recuerda a esos malos carismáticos tipo Jaffar o Hades.

    ResponderEliminar
  8. "sin dejar de ser una tía fresa acaba siendo mucho más baddass que la otra."

    EXACTO. a merida nos la vendieron como una heroina de accion y ya ves, rapunzel hace bastantes mas cosas que ella y es mucho mas "brave"...XD

    ResponderEliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...