Buscar este blog

lunes, 30 de septiembre de 2013

'Kung Fu Panda', de Mark Osborne y John Stevenson. Las apariencias engañan

Nivel de spoilers: Medio-bajo


Me apetece hablar un poco más sobre DreamWorks. No tanto como para hacer un especial reseñando todas sus pelis, pero sí quiero comentar algunas. No lo haré en orden de producción ni demasiado seguidas. No será, ni por asomo, como lo que hice con Disney y Pixar. Esto será mucho más relajado: Sencillamente me apeteció comentar la magnífica 'Cómo entrenar a tu Dragón', ahora quiero comentar 'Kung Fu Panda' y su secuela, y más adelante las dos primeras de 'Shrek', que demonios. Después, ya veremos.
En sus inicios, DreamWorks parecía ser la alternativa "oscura" y "atrevida" a Disney. Si de niño querías ser guay, preferías 'Antz' a 'Bichos'. 'El Príncipe de Egipto' a... Cualquier "cursilada" que Disney estuviese haciendo. Una actitud pueril, claro, pero reflejaba las intenciones de la productora. Y sí, maldita sea, sus films tocaban temas y usaban lenguajes narrativos que en Disney no veíamos. Entonces llegó el ogro verde, y de pronto DreamWorks ya no era una alternativa. Era el modelo a seguir. 'Shrek' era la nueva 'Toy Story'. Pero mientras Pixar continuó firme su camino, convirtiéndose en la Reina de la animación occidental, DreamWorks, por desgracia, cambió, y entró en una etapa de GILIPOLLEZ, marcada por personajes arqueando una ceja en los pósters. Nos inundó con comedias infantiloides y vulgares. Vale, recuerdo a 'Shrek 2' divertidísima, y oye, a lo mejor resulta que en esta etapa hay films muy reivindicables, pero en principio todas parecen ser chorradillas nada apetecibles. Y 'Kung Fu Panda' tenía pinta de ser la cúspide de ese estilo chorra al que la antaño atrevida y novedosa productora se había acoplado: ¿Un panda gordo y torpe con la voz de Florentino Fernández (Jack Black en la versión original) aprendiendo artes marciales? Qué horror, ¿No? Pues gracias a Doug Walker, he descubierto que no. Resulta que estamos ante un film sencillo, tierno y sumamente agradable, con un estilo y narrativa visual sublimes y unas escenas de acción magistrales. No bromeo.



Que nadie se lleve a engaño, esta no es una peli como las de Pixar. Pero... ¿Acaso debía serlo? Creo que un error de muchos cinéfilos es pensar que solo el estilo de Pixar es válido. Que sus cintas deberían ser el modelo a seguir y que cualquier otra cosa será inferior. Por supuesto, no estoy de acuerdo. ADORO las pelis de Pixar, pero que sea la productora de animación nº 1 no la convierte en la única que merece ser tenida en cuenta.
'Kung Fu Panda' viene a demostrar eso con sus animales antropomorfos, su humor basado principalmente en el slapstick, su sencillez argumental alejado de toda pretensión, y en resumen, un estilo de animación que solo se puede describir como "dibus", con todas las implicaciones que eso conlleva. ¿En que universo cruel y retorcido puede ser eso malo?

La historia, como ya digo, es sumamente simple y va al grano sin complicarse, pero esta contada con corazón y altera ciertos convencionalismos en este tipo de historias.
Normalmente, el prota sería un chico corriente, tímido y algo torpe, pero, oh, tendría "algo especial" en su interior, estaría lejos de ser feo y por supuesto se llevaría a la chica. Sus compañeros se burlarían cruelmente de él al principio, pero en cuanto demostrase de lo que es capaz le darían un aplauso. El maestro sabio de turno le diría cosas como "no estás preparado", le miraría con constante cara de decepción y... ¡Un momento! ¡En la pelea final nuestro héroe esta aplicando esa técnica que el maestro le enseñó a mitad de la peli! Algo ha aprendido después de todo. El maestro está orgulloso. Pero la cinta que nos ocupa usa ingredientes algo distintos que la hacen mucho más interesante.

Po no es el "chico corriente". Es el amigo friki y gordito que, habitualmente relegado al papel de sidekick gracioso, aquí tiene la oportunidad de lucirse y ser el héroe. Es un don nadie, alguien sin nada especial en absoluto, pero su su inocencia y simpatía, su extremo entusiasmo por la cultura del Kung Fu y lo muchísimo que disfruta de la situación en la que se ve envuelto lo hacen increíblemente adorable y cercano, mucho más de lo que se pudiese pensar en un principio.

Sus compañeros, los Cinco Furiosos (representando cada uno un estilo de lucha, puntazo), también son agradables, porque no son unos matones idiotas. No quieren a Po con ellos porque realmente está haciendo el ridículo y entrenarle supone una perdida de tiempo. Sin embargo, les cae bien (Tigresa es la más borde, pero va con el personaje). Su comportamiento hacia él es un detalle menor, pero les hace más humanos y aporta frescura a la peli.

De todas formas, lo que de verdad representa el mensaje de la cinta y le da un toque distintivo es la relación de Po con el maestro Shifu.
Shifu no espera nada de Po, no quiere entrenarle y piensa que es ridículo que su anciano y sabio maestro Oogway (atención a las frases de este personaje, oro puro) eligiese por accidente al panda como el Guerrero del Dragón. Aquí está la clave de la película: No es Po el que debe esforzarse por cambiar, son los demás, sobretodo Shifu, quienes deben aprender a verle de otra manera, a convertirle en un guerrero adaptándose a sus peculiaridades. Po se convierte en un héroe siendo el mismo de siempre. Lo cual funciona a la perfección y me parece la mar de emotivo.

En cuanto al villano, el detonante de la trama, no hay tanto que decir. Resulta lo bastante amenazador y carismático y su relación con Shifu es de lo más interesante, pero su verdadera función es desencadenar las ESPECTACULARES escenas de acción de la película. Su fuga de prisión, su pelea contra los Cinco Furiosos... Una auténtica maravilla. Ya quisieran los blockbusters actuales tener la acción de este film. Quizá es que la animación permite forzar los límites, haciendo que las peleas sean mucho más rápidas y dinámicas de lo humanamente posible. En cualquier caso, una gozada.
Pero lo cierto es que toda la película hace gala de una animación sencillamente fabulosa y una dirección para quedarse embobado. La iluminación, los fondos, los movimientos de cámara, el montaje, esos pequeños momentos en los que el CGI se funde con animación tradicional... En serio, a nivel visual, esta película es de lo mejorcito que he visto.

Toda la peli es estupenda, realmente. No es tan completa y redonda como 'Cómo entrenar a tu Dragón', pero quizá sin esta no hubiésemos tenido aquella. Y es que la aventura de Po, tan distinta a lo que cabría esperar, encantadora, emotiva, espectacular e incluso un tanto filosófica al hablarnos del Kung Fu y su trasfondo, pareció inaugurar una nueva etapa para DreamWorks, a pesar de que tuviesen alguna recaída esporádica en el anterior estilo. En breve comentaremos su secuela, a la que recuerdo... Incluso mejor. La veo de nuevo y os digo.

NOTA: 8/10

9 comentarios:

  1. Yo la vi en su momento en el cine y me acuerdo que me gustó bastante, salí bastante contento del cine. Estoy muy de acuerdo con que tiene muy buena acción, me encantaron los 5 furiosos. Y poco más, la vi hace mucho tiempo y no me acuerdo demasiado xD
    Un Saludote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un comentario por fiiiiiiiinnn!!!!!!!! :D

      creo que merece un revisionado ;)

      Eliminar
  2. La segunda es mucho mejor, el momento en el que Po recuerda su verdadera infancia es maravilloso. Pero en resumen ambas me gustaron (a las dos fui a verlas al cine) y son una muestra de que con una historia simple y concisa también se puede hacer una gran película. PD: Sacando el de Avatar, el 3D de Kung Fu Panda 2 es de momento, el mejor que vi en mi corta vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya, somos pocos los que preferimos la 2! estoy deseando revisionarla y comprobar si me sigue gustando mas.

      viste como entrenar a tu dragon en 3D? he oido que es EL MEJOR...

      Eliminar
    2. A Como entrenar a tu dragon la vi hace apenas dos semanitas :/ Pero a la 2 no me la pierdo ni loco

      Eliminar
  3. La verdad es que me quedo con las dos, las considero a la misma altura. Esto es por un hecho simple, no puedo olvidarme de la escena del tigre de las nieves envuelto en llamas y dando puñetazos. Eso simplemente es épica pura. Por esa simple escena pongo a ambas a la misma altura. Sin ella preferiría Kung Fu Panda 2
    A mi también me paso algo similar. Me gustan las peliculas pero hasta que no vi las reseñas de Doug no me di cuenta de todo lo que tiene que contar. La tortuga, que distrae mucho.
    A ver que te parece la segunda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la vi por primera vez hace poco, asi que no creo que mi opinion hacia kung fu panda 2 haya cambiado. eso si, lo mismo me gusta aun mas!

      P.D.: a que te refieres con lo de la tortuga?

      Eliminar
    2. El maestro de Shifu. Cada vez que abre la boca es para callarlos a todos de la mejor manera. Es imposible que no te caiga bien, todo lo que dice son verdades como puños pero te las dice de un modo... Y yo me quede más con la forma en que se mueve y habla que en su contenido. Así que hasta que no vi lo de Doug no recapacite en toda la sabiduría implícita en su metraje.

      Eliminar
    3. ahh, entendido. :) de los mejores personajes, sin duda.

      Eliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...