Buscar este blog

jueves, 26 de febrero de 2015

Unas palabras sobre 'Boyhood', de Richard Linklater


Ya que mencioné que quizá, tras los Oscars, os hablaría de 'Boyhood', supongo que lo decente es... bueno, hacerlo. Incluso aunque cayese derrotada ante 'Birdman'.



No me extenderé mucho: 'BOYHOOD' ES LA VIDA. Hala, ya está.
...

¿Qué? Hecho, ¿no? Ya le he colgado la obligatoria etiqueta que se ha ganado desde su estreno. Ahora en serio, cuando todo el mundo dice lo mismo, de la misma forma, sobre una peli, acaba saturando, pero eso no quiere decir que ese "lema" no sea cierto. Sí, 'Boyhood' es un retrato de la vida corriente de un chaval que podría ser la tuya, la de tu hermano o la de un vecino. La cuestión es ¿cómo algo tan aparentemente monótono puede conquistar a los críticos, a cierto tipo de público, y acabar nominada a muchos premios importantes? Bueno, ya he mencionado alguna vez que la peli de marras no tiene una estructura narrativa. Ni una historia propiamente dicha. Ni personajes con un arco. Ni siquiera tiene tono. 'Boyhood' no va de nada, ni intenta transmitirte algo concreto con las herramientas habituales. Y son estas cosas lo que hace que funcione. La peli es una ventana a través de la que vemos varios momentos en la vida de unas personas. Y como lo que vemos carece de elementos "peliculeros" clásicos, transmite una autenticidad brutal. Y al poco tiempo, en cuanto uno ve que no hay una historia que seguir, en cuanto reina lo cotidiano, en cuanto uno encuentra mil detallitos para identificarse con Mason, o con su madre, o con su padre, dependiendo de nuestro perfil, empieza a surgir un interés que no tiene nada que ver con el que se siente por una película.
No, la vida de Mason nos interesa como la vida de un viejo amigo. ¿Acaso la vida de la gente de nuestro entorno nos interesa porque son trepidantes y llenas de conflictos fascinantes? Qué va, nos interesan porque hemos desarrollado un apego hacia esas personas. Y lo mismo pasa aquí. El famoso asunto de los 12 años de rodaje no es un artificio, es una herramienta inteligentísima para que la peli cumpla su propósito. Pensemos en ello: La peli se divide en varios segmentos. Cada vez que empieza uno notamos un salto temporal, lo cual renueva nuestro interés. "A ver qué es de la vida de Mason ahora". En ese plan. Es lógico preguntarse si estos segmentos y por tanto la película no habrían funcionado igual recurriendo al maquillaje en el caso de los adultos y a un cambio de actores para los chavales. No, rotundamente no. Al notar un cambio de actor o el uso de maquillaje seríamos mucho más conscientes de estar viendo una película, y le exigiríamos una experiencia mucho más cinematográfica y menos cotidiana. Así que gran parte de la magia se perdería. Ver cómo los actores cambian de verdad con el tiempo hace que ese apego que señalaba antes sea más fuerte, ya que aumenta la sensación de naturalidad que tan importante es en la película.

De todas formas, a pesar de la sencillez que transmite la cinta, SÍ tiene algo que contar, ideas que expresar. Y son, de hecho, muy ambiciosas (que no pretenciosas). A lo largo de las etapas en la vida de Mason aparecen personas que en un momento dado tendrán mucha importancia, pero que para el siguiente fragmento habrán desaparecido sin dejar rastro. Linklater nos muestra la vida desde un punto de vista objetivo, por así decirlo, y así comprobamos que las personas y problemas que ahora parecen tan sumamente importantes, en unos cuantos años se habrán olvidado. y su papel habrá sido simplemente ir forjando quienes somos, sin darnos cuenta. Hacia el final de la peli es cuando a uno le golpea de repente todo esto. Vemos a Mason, ya adulto, conducir en solitario hacia una nueva etapa en su vida y de pronto sentimos que todas esas cosas, importantes e intrascendentes al mismo tiempo, han ocurrido de verdad a lo largo de todos estos años y que han llevado a nuestro protagonista a donde está ahora. Es en este momento donde vemos que esta peli, tan sencilla y pequeña, es mucho más grande de lo que parece. Y después de casi 3 horas en las que "no pasa nada", da pena acabar. Apetece seguir con Mason unos cuantos años más. Y creo que eso es, con diferencia, lo mejor que se puede decir de la película.

7 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo con todo, hasta hiciste que la peli me gustase un poquito más, ¿eh? Me entraron ganas de verla de nuevo. La gente no logra entender que no es una peli normal y la insultan por ser "ordinaria" y muy normalita. Espero más post como estos, que no solo eres bueno para los supers y frikadas eh.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, sí que tengo intención de ampliar los temas, la verdad.

      P.D.: La próxima entrada es de supers. XD

      Eliminar
    2. Me gustan tus palabras sobre Boyhood. Efectivamente de tan cotidiana como es, podría ser la vida de cualquiera y eso la hace cercana y tierna, muy tierna. Buenas palabras para una maravillosa película.

      Eliminar
  2. Muy de acuerdo con todo lo que dices sobre la peli,veo varios elementos que refuerzan el mensaje que comentas como el "¿volveremos a verlos siquera?"de la hermana de Mason tras separarse de sus hermanastros,el tipo a quien prácticamente cambian la vida las palabras de su madre, o, más directamente, la charla con su padre después de que le deje su madre después de que le deje la novia

    ResponderEliminar
  3. señorita escarlata28 de febrero de 2015, 19:03

    Muy de acuerdo , Boyhood es una preciosa pelicula . No siempre tiene que haber accion , efectos especiales, giros narrativos , suspense etc
    En realidad , aunque en la pelicula no pase "nada" estas viendo la evolucion de una familia y sobre todo de un adolescente estupendo.
    De todas maneras , yo siento debilidad por peliculas en las que no pasa "nada" , solo la vida.

    ResponderEliminar
  4. Hola a todo el mundo. Por fín anoche ví "Boyhood". La tenía en casa desde hace dos meses y la iba dejando por pereza. Las pelis largas cada vez me apetecen menos y encima esta en plan experimental. No soporto las moderneces.
    Pero después de leer tu post me animé y le eché un par. Y solo puedo decir que después de 2:45:00 horas ..... quería más. La película es una maravilla, una rara avis hermosa y auténtica. Una historia que te va ganando poco a poco y a mitad de película te das cuenta que estás atrapado y ya no lo puedes dejar. Y sí que pasan cosas, joder que si pasan. La ajetreada vida sentimental de la madre de Maison, que condiciona absolutamente al resto de personajes, todas esas mudanzas, ese padre en apariencia ausente pero que en realidad siempre está ahí.
    En definitiva, una historia llena de sensaciones y sentimientos.
    Me gustaría destacar también la banda sonora. Empezar con Coldplay y terminar con Arcade Fire, pasando por Wilco ( preciosa la escena en la que el padre explica al hijo las bondades de esta canción mientras van en el coche ) es un lujo. Y el tema "Hero" es sencillamente espectacular.
    Siento enrollarme tanto, pero esta película da para hablar mucho, mucho.
    Creo que voy a encender la tele, a ver si tengo suerte y siguen ahí. A ver que pasa con Maison y la morena del final, para mí que hay tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acertadísimo comentario. Me alegro mucho de que te haya gustado. :)

      Eliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...