Buscar este blog

martes, 3 de enero de 2017

Comentario escena a escena de... 'Frozen'


Entramos en el año con mi vistazo más completo a una peli con la que nunca he acabado de atinar. A ver ahora.


Los coros que acompañan al título no pegan mucho con el resto del film, pero están para decirte que han intentado hacer un Clásico "clásico".

No intenta engañar a nadie: esta es una peli para niñas. Deal with it.

Muchos ya empiezan a tener problemas aquí. Pero las pelis Disney siempre han jugado a su antojo con la lógica para desarrollar su moraleja.

Esto es lo que clava Disney: el conflicto está claro, las personalidades definidas, avanza la historia...


"¡Pero cómo se les ocurre a los padres!".
Ya, claro. Es que es terrible. Nada indica lo contrario. Y cuadra con el subtexto del film.
El subtexto, por cierto, es el proceso que sigue Anna para comprender y aceptar que su hermana es lesbiana y que no tiene nada de malo.
Lo de los padres reprimiendo a Elsa ya cuadra mejor, ¿eh?

Ah, padres muertos. Chupito.

Por primera vez en estas películas, la protagonista es el personaje más divertido.
Soy muy fan de Anna.

Mi canción favorita, creo. La más noventera, no puedo ser objetivo.
Se introduce, de forma un tanto brusca, el deseo de Anna por conocer a su amor verdadero. Choca con la necesidad real del personaje así que sirve bien al conjunto del film, da una lección que aprender a la protagonista, pero ¿quizá distrae demasiado?
En el pasado insistí mucho en esto, afirmaba que todo debería enfocarse en la relación entre las hermanas, sin rodeos para despistar. No sé si se me ha pasado.


Qué bien se transmite la angustia de Elsa. Con un par de escenillas nos tiene en el bolsillo.

La animación en los personajes es tremenda. Los pequeños momentitos de humanidad en sus gestos son incontables.
Lo cual hace que unos segundos veamos la conexión natural entre Anna y Elsa.

La autoconsciencia y mala leche de esta escena me flipa. Es paródica, pero no de forma demasiado evidente.


De momento el asunto "Anna busca cariño en extraños porque no sabe que su hermana SÍ que está ahí para ella" funciona muy bien. Está siendo clara y concisa. Sabe lo que quiere contar.

Importantísimo: Anna cree que esto es culpa suya, que se puede "arreglar" y volver a "como era antes".
Esto es como cuando en 'X-Men 2' la madre de Bobby se culpa. Mismo subtexto. Creen que la sexualidad de su ser querido es un problema y que por alguna razón gira en torno a ellas.

Media hora de peli. Toca soltar toda la carga y sellar el trato. O compras o pasas, espectador. Esta es la película.
O sea, por favor, el subtexto es casi texto, aquí.
En el cine se me salía el corazón del pecho. Catarsis pura. ¡En media hora! Es imposible mantener el nivel.
Y ojo, que la canción en sí no me mata. Pero su función en la peli es explosiva.


Y aquí es cuando tuerzo un poco el morro. Tras un primer tercio sólido como una roca que planteaba algo único...
Se convierte en 'Enredados'.
O en 'Tiana y el Sapo'.
Desde dicho film Disney parece haber establecido una fórmula: "chica y chico que se llevan mal se ayudan mutuamente en una divertida aventura que hará que al final se gusten".
Ha propiciado buenos films, pero no hay forma de salir de ahí.
En este caso, pega 0. Sigue siendo buena. Sigue desarrollando bien su discurso. Pero hacía falta otro rollo. ¿Cuál? ¡Yo qué sé!

Ayuda a sobrellevarlo el hecho de que es divertidísima. En serio, viva Anna. Como comedia está infravalorada, esta peli.
Toda esta conversación es oro.

Esa manía de la animación de hacer que todos los animales simpáticos sean perros. Aunque sean otro animal.

Francamente, no sé cómo puñetas funciona Olaf. Es un pegote tontísimo. Pero... es como si él lo supiera y le diese igual.
Es el clásico sidekick irritante tan pasado de vueltas que cruza la línea y empieza a hacer gracia.

"Sí, sabemos que esto es estúpido, LLEVÉMOSLO AL LÍMITE".


A lo mejor este bastardo hubiese sido buen rey, tú.

"Por favor, dime que ya casi estoy arriba".
Me deshuevo CADA VEZ.

ALERTA MEJOR ESCENA DE LA PELI.


Ambas lo están enfocando fatal. Anna está en plan "tranqui, con mi ayuda podrás ser NORMAL otra vez" (no literalmente, ya me entendéis).
Elsa por su parte no quiere cambiar lo que es pero tampoco quiere reintegrarse.
Volver a conectar con su hermana, confiar en ella, lo arreglaría TODO pero a) como explicaba, Anna no tiene la actitud adecuada y b) no quiere volver a herirla...

...lo cual hace que esto funcione como un reloj.
Punto de ruptura: la prioridad ya no es ayudar a Elsa, es salvar su propia vida. El clímax lo resolverá todo con un golpe de verdadero genio.

Hm. La peli ha recuperado un tono más ligero. Los personajes no saben el peligro que corre Anna, lo entiendo, ¡pero nosotros sí!
Estos minutos de jijijajá me tocan un poco las pelotas.

Planaco.
Contando cosas con la imagen, sí señor.

No hombre, esto ahora no.


Que sí, que lo de "quiere a la gente tal y como es" en realidad se aplica a su relación con Elsa.
Y sí, quieren hacernos creer que al final lo importante será el amor romántico, pero... joder, vaya pegote es ahora mismo.
Coño, si es acabar la canción y cambiar el tono drásticamente.

Elsa se queda a las puertas de convertirse en Magneto... y casi que me hubiese gustado verlo. Pero habría sido otra película.

CO-CO-CO-COMBO BREAKER!!!

Todos sabíamos que no era su amor verdadero, ¿pero que era el villano? Vaya huevos.
Sé que no os gusta, pero a mí me parece un puntazo. Refuerza los temas que quiere tratar.
Sí os doy la razón de que sale de la puta nada. No hay ni una pista.

No va ningún sitio, pero mola que lo que Olaf describe como amor verdadero es justo lo que él está haciendo por Anna.

Vaya tercer acto más hijoputa. Me encanta.

One perfect shot y tal.

Da igual si Anna entiende o deja de entender a Elsa: lo importante es que la quiere y haría cualquier cosa por ella. Y eso las salva a ambas.
La peli se distrae un poco y no acaba de explotar sus posibilidades dramáticas, quizá, pero logra clavar lo que quiere contar.

Y ahora que puede contar con Anna, Elsa tiene bajo control sus poderes. Todo cuadrao.
Controlar sus poderes o no avergonzarse de quién es, ya sabéis. Al final todo va de comer coñ*se lo llevan*

El final de Hans es LAMENTABLE. Otros villanos Disney han muerto con dolor por mucho menos que ESTO.

Me parece genuinamente indignante. Vaya forma de suavizar las cosas. EN MIS TIEMPOS...

Bueno, por lo menos no se casan, pero estaría bien irse librando también del interés amoroso de rigor si no cuadra.

Y acaba sin reprise épico con coros. Como los echo de menos. ¿Los recordáis?


¡Que hasta 'Hércules', que tiene pretensiones 0, tiene finalazo!


En fin Frozen: tiene fallos y no se atreve a dar el último paso en según qué cosas, pero funciona estupendamente y tiene partes brillantes.


Próximo comentario: 'Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia - Montaje definitivo'.

8 comentarios:

  1. Lo primero de todo: ¡Mucho mejor así para tus lectores!
    Ahora... ¿de dónde sale el tema de la sexualidad de Elsa? El tema de su reclusión se puede extrapolar a más cosas que la sexualidad. Igual me perdí algo al verla, ojo.

    Por lo demás, un análisis magnífico como siempre. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es como lo de los X-Men, la metáfora de opresión es clara, opresión a "quiénes" en concreto ya depende de la lectura que se haga. Pero a mí lo de "conceal, don't feel" me suena mucho a sexualidad reprimida.

      Eliminar
    2. Ojo, esto es todo metafórico, en ningún momento se sugiere que Elsa SEA lesbiana. Bueno, ni hetero ni nada en absoluto. XD

      Eliminar
    3. La lectura de la opresión al "diferente", al no normativo está claro, pero el tema de que lo extrapoles así (aunque es la lectura más pausible con el escenario que nos plantean), me chocaba porque no recordaba que la película especificara de manera alguna, solo eso.

      Eliminar
  2. Tienes razón. El giro del príncipe para hacerse malo de repente está demasiado traído por los pelos. Por otro lado, creo que la historia de amor Anna-Kristoff sí hace falta para que empujemos mentalmente para que Kristoff llegue a tiempo a curar a Anna. Si no tuviésemos eso, no habría lugar a la esperanza de un final bonito y le da más empaque al giro final del amor fraternal.

    ResponderEliminar
  3. No se si alguien se fijo que el príncipe le salva la vida a la Elsa, evitando que le dispararan por la espalda, cuando después dice que lo que quiere es matarla. ¿¿¿¿¿¿??????? ¿No habría sido mejor dejarla morir durante la pelea?. No creo que nadie hubiera dicho nada. La verdad, lo del príncipe siempre me revienta un poco la peli. Elsa debería haber sido una antivillana, la verdadera antagonista del film, y el príncipe reducido a un cobarde (por ejemplo) para mantener la moraleja de Ana, pero no lastrar a la peli con una villanía tan poco interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "el príncipe reducido a un cobarde (por ejemplo) para mantener la moraleja de Ana".

      Me gusta esa idea.

      Eliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...