Buscar este blog

domingo, 30 de octubre de 2016

'Doctor Strange (Doctor Extraño)', de Scott Derrickson. La racha continúa

Nivel de spoilers: Alto


Y tras dos meses de inactividad en los que he visto un número alarmantemente bajo de películas (razón por la que no he hecho un ranking), regreso a vosotros para comentar la última peli de Marvel. Pase lo que pase, estas cintas me traerán siempre de vuelta: son mi constante.
Igual de constante es mi opinión sobre ellas. Hay unas pocas que me dejan más frío, pero la mayoría me encantan, qué le voy a hacer. Esta no es una excepción. Me parece apropiado referirse a las películas de la franquicia como "serie de televisión para la gran pantalla", y reconozco que parte de mi amor hacia ellas se debe al enganche que tengo, pero por eso está bien que en este punto aparezca una cinta de orígenes sin apenas relación con películas anteriores y que introduce una nueva mitología desde cero: 'Doctor Extraño' me ha encantado por méritos propios. Porque sencillamente mola mucho.



Hace unas semanas decía en Twitter que la peli tenía pinta de tener un esqueleto muy clásico pero con detalles con potencial para asombrar y fascinar. Bien, pues eso es exactamente lo que me he encontrado. La sorpresa positiva viene al descubrir que esos detalles me han gustado mucho más y tienen más importancia de lo que podría imaginar. No destripo gran cosa si digo que la estructura del film, como muchos esperábamos, es la conocida "introducción > detonante > aprendizaje > crisis > recuperación > enfrentamiento final > clímax y "lección aprendida" > nuevo statu quo de cara a próximas apariciones". Pero para este tipo de películas es muy válida. Hasta recomendable. Porque esa estructura va muy bien como simple recipiente para lo que de verdad se quiere contar: qué es este universo y cómo funciona, quién es el protagonista, cuál es la lección que debe aprender y como le afecta. La clave está en si eso resulta interesante o no. En este caso, como ya apuntaba, tarea cumplida, pues resulta bastante evidente que tanto Derrickson como la mente maestra Kevin Feige son muy fans del personaje, poniendo verdaderas ganas desde el minuto 1. Incluso han fichado a Michael Giacchino para que aporte una banda sonora más emocionante y "tarareable" de lo acostumbrado en esta franquicia.
Tampoco es que se recreen en exceso, no intentan expandir la escala de la historia para que parezca más importante. No es una película larga, de hecho me sorprendió muy gratamente la firmeza y rapidez con la que se desarrolla el primer acto, si acaso incluso con más fuerza que lo visto en 'Iron Man' o la primera del Capi. Derrickson narra con una energía y contundencia que, francamente, hicieron que me llamase la atención lo interesado que estaba en un personaje desconocido para mí y que en sus primeros pasos es un auténtico capullo insensible que se cree el centro del universo, algo que, como sabemos, Benedict Cumberbatch borda de tal forma que apetece seguir al personaje a pesar de ello.

Siguiendo con lo de no recrearse, 'Doctor Extraño' juega más bien a hacer grandes sus propios intereses. Incluso aunque la amenaza a combatir sí tenga proporciones catastróficas, la tensión y la épica nunca está en si el mundo seguirá girando sino en las decisiones que tome nuestro héroe. De hecho, el clímax es de lo más sencillo en cuanto a escala y no se basa en un despliegue de poder. Lo normal con las películas de este estilo es que la gran pregunta sea "¿será el protagonista capaz de lograr X proeza?", y la respuesta suele ser "sí". Pero aquí la cuestión es qué tipo de persona decidirá ser Stephen y qué supondrá para él aprender la lección que necesita. No es una película hipócrita. Si tenemos a un protagonista lleno de soberbia que cree que debe ser el mejor y más listo en todo por su miedo al fracaso y a la falta de control, alguien que necesita que le bajen los humos, aceptar sus limitaciones, y comprender que es parte de algo más grande e importante, pero al final de la película le ponen como el puto amo y más poderoso de la cuenta (Stephen es muy listo y muy bueno, pero aún no es el Hechicero Supremo), se cargan el discurso. Uno que de principio a fin, en un sentido heroico, habla de renunciar a la perfección y la plenitud individual en favor del bien colectivo, y que en un sentido puramente humano habla de aceptar lo inevitable, sea esto la muerte o, en el caso de Strange, una incapacidad física. Son estas especificaciones las que dan su propio sabor al clásico arco del "héroe que al principio pasa y luego se implica". A destacar dos momentos tan sencillos como significativos: cuando cede el bisturí y cuando, en la última escena del film, se pone su reloj roto, a juego con sus manos. Así es su vida ahora y hay que seguir adelante.
Pero en fin, ¿cómo reflejar toda esta temática y a la vez derrotar al malo de turno? La respuesta en el clímax es tan brillante, ingeniosa, emocionante, y absolutamente certera a la hora explicar de qué va el arco de Stephen que no pienso describirlo.
Encima es una resolución que aprovecha a la perfección la mitología planteada previamente para ser, por la suma de todos estos factores, un auténtico momento de "¡toma ya!" para el espectador. De aplaudir.

Uno entre muchos. Sí, venga, hablemos de la acción y el aspecto visual. Al fin y al cabo, esto de los temas, y arcos y demás me importan a mí, que me obsesiona el género y valoro todo lo que me puedan proporcionar en estos menesteres. Pero el gancho de la peli no está ahí. Eleva la experiencia, claro, pero lo que de verdad hace que la peli "mole" es el espectáculo y la diversión que ofrece. Y en ese sentido... TELITA. No me imagino a alguien que no pase como mínimo un rato majo. ¿Yo? Yo me he sentido como un niño. Hay otras películas de la franquicia que me gustan más en el tratamiento de personajes, pero en lo que a diversión pura y dura se refiere... uf. En el Olimpo, ¿eh? Casi al nivel 'Los Vengadores'. O de 'Guardianes de la Galaxia'. En serio. De sonreír como un idiota todo el rato. Las posibilidades de este nuevo universo se nos descubren a la vez que a Extraño en una escena que te deja flipado en el sentido más literal de la palabra y que ya es historia del cine de superhéroes, para luego ir aprendiendo poco a poco cómo funciona esto de la magia y las infinitas dimensiones paralelas. Pero queda mucho, mucho más por aprender. Me froto las manos, pues lo visto hasta ahora es una mina.
Las escenas de acción, por su parte, usan maravillosamente la selección de trucos descubiertos por ahora y por tanto son variadas, extremadamente divertidas, y cargadas de "sense of wonder", provocando que estemos ansiosos por descubrir con qué nos van a sorprender a continuación. Mención especial al momento en el que entra en juego la clave en el vestuario del doctor, la Capa de Levitación, a quien han decidido convertir en la hermana de la alfombra mágica de 'Aladdín' porque tontos no son.

Una de las señas de identidad de Marvel, quizá la más valiosa, es hacer de sus protagonistas las estrellas de cada film (la excepción es el pobre Thor). Aquí vuelve a ocurrir, siendo Cumberbatch además el mejor del reparto, derrochando carisma en cada una de las fases del personaje.
Con los demás hay irregularidades. Creo que La Anciana y Mordo son esos casos donde los actores son los que soportan todo el personaje. Ella solo debe explicar las lecciones, tanto de magia como de moralidad, con la majestuosidad y cercanía necesaria para impactar en Stephen y en el espectador, y dado que ese extraño ser humano que es Tilda Swinton resulta siempre fascinante, el personaje cumple su función con creces. El problema es que a Mordo se le exige más en la historia, pero le faltan escenas y desarrollo. Algo hay ahí para que podamos seguir su arco y su relación con Strange, y ese aire de "hombre de fe intensito" de  Chiwetel Ejiofor que ya lució en 'Serenity' lo vende más o menos bien, pero eso no quita que lo relativo a Mordo sepa a poco y quede precipitado.
El villano, pues en fin. Uno más. En esta saga los villanos son simples herramientas y no me molesta, pero sí es verdad que irrita un poco desperdiciar así a Mads Mikkelsen.
Rachel McAdams es una actriz que me da absolutamente igual, y lo mismo con su personaje. Un recurso para mostrar la personalidad de Stephen y ya. Si acaso destaco su última escena, que da cierta dignidad al personaje y a la subtrama semi-romántica.
La mejor noticia es que Wong, el eterno sidekick de Strange y por tanto al que veremos más a menudo, es bastante majo.

Poco más os puedo decir. Como siempre, habrá que ver cómo le sientan los revisionados para perfilar mi opinión final. De momento, la considero una sorpresa, no esperaba disfrutar tanto. Sé que me repito, pero para mí es un nuevo triunfo de Marvel. Han establecido unos límites de los que no parece que se vayan a salir, es cierto, pero maldita sea, son los mejores en lo suyo, y les queda cuerda para rato. En parte esperaba que 'Doctor Extraño' fuese aceptable sin más, pero parece que incluso si no lo pido esta gente me deja encantado.

Vale, ahora permitidme un apunte que no tenía cabida en la reseña propiamente dicha: va a ser muy guay cuando Extraño se encuentre con Tony. Ambos tienen personalidades similares, pero Stark carga con una culpa que alimenta un ego que le lleva a intentar arreglar todo porque "quién va a hacerlo si no". Mientras que Stephen no tiene que compensar nada y ha abierto los ojos a un mundo mucho más grande del que conoce Tony, aprendiendo más fácilmente a aceptar sus limitaciones. Por parecidos que sean, Stephen ha asimilado una lección, que no es el centro del universo, que Tony aún no entiende, y eso va a crear una dinámica muy interesante.

6 comentarios:

  1. Como aun estoy por ir... 3D o Normal? Vale la pena el gasto extra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que el 3D es muy bueno, pero a mí no me suele aportar nada así que la vi normal.

      Eliminar
  2. ¿La banda sonora que te ha parecido?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Incluso han fichado a Michael Giacchino para que aporte una banda sonora más emocionante y "tarareable" de lo acostumbrado en esta franquicia."

      Eliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...