Buscar este blog

lunes, 29 de diciembre de 2014

Diario Bond 6: 'Al servicio secreto de su Majestad'


Llegamos al primer intento de salir de la fórmula de la saga, incluyendo el primer cambio de actor para el protagonista. Teniendo en cuenta que el pobre George Lazenby solo hizo esta entrega y enseguida se volvió al rollo de siempre, está muy claro que el cambio de aires no tuvo mucho éxito.
Pero ya no estamos en 1969, hemos visto a muchos otros actores como 007, por lo que no hay reparo en ver a otro que no sea Connery, y nuestras exigencias con el cine han cambiado. Así que, hoy en día, ¿qué tal está la película? ¡De puta madre! No es nada extraordinario, pero sí, me ha gustado. Bastante. Más que las comentadas hasta ahora. Resulta curioso que mis favoritas de la saga sean las que menos parecen una película de Bond, la verdad...
Ojo, no es que esta se salte por completo las señas de identidad de la franquicia, es solo que la atención parece puesto en otros detalles. Vemos situaciones ingeniosas, pero no rompedoras. La trama tiene algún segmento original, pero tampoco es que se aleje de lo que se podría esperar en esta saga. Y aunque la dirección es sin duda más dinámica y moderna y el guion esté escrito con mucha más naturalidad, como si se liberase de ciertas reglas en la construcción y el tono de las escenas que hasta ahora parecían situar a esta cintas en un universo propio ajeno al mundo real, no puedo decir que esta entrega suponga un salto técnico o artístico. Vamos, que no es necesariamente mejor como entretenimiento ni una peli de 007 tan diferente.
Entonces, ¿qué es lo que hace que me haya gustado más? Bueno. Lo resumiré: Bond está esperando a que una máquina abra una caja fuerte. Es algo importante. Pero tarda un ratito. Se aburre. Se pone a ojear el Playboy. ESO ES. Estamos viendo, por primera vez en la historia, a James Bond siendo... un tío corriente. Oh, sigue siendo Bond, por eso va a la revista guarra y no al periódico. Pero es un Bond real, humano. Y diréis, "Indy, ¿tanto rollo para decirnos eso?", pues sí, porque quería dejar claro que son detalles como estos los que marcan la diferencia, ya que no será en esta cinta donde se le humanice de forma más profunda y concienzuda desde la misma concepción del film. No, se le humaniza porque no queda otra. Porque no está Connery. Con él, Bond era siempre el puto amo que lo hace todo bien y siempre tiene todo bajo control. Sí, le hemos visto relajado en plan "masaje con final feliz" o en plan "hm sí, dejaré que estas japonesitas sumisas en bikini me den un baño, no es denigrante en ningún sentido, ¿VERDAD?", pero no como esto. No era posible. La imagen asociada a Connery lo impedía. Pero con Lazenby, lo imposible es que sea el puto amo definitivo. No le pega. Le pega ser más desenfadado, inocentón, cometer errores, y sobretodo, ser vulnerable. Quizá demasiado, lo admito, pero Lazenby crea con éxito un nuevo Bond. Uno que más que carismático es mono, simpático y que se comporta más como una persona normal. ¿A la gente en su momento no le convenció? Bueno, lo puedo entender, pero merecía otra oportunidad para ir desarrollando su potencial. Fue una peli adelantada a su tiempo. Pero hoy en día está muy bien considerada. Porque este tipo de héroe es más divertido, lo cual conlleva que se le coja más cariño, por lo que si le pasa algo malo se sufre más, y eso desemboca en que cuando triunfa, uno lo disfruta a tope, que es lo importante en este tipo de pelis. Hay un segmento que lo refleja a la perfección: Tenemos a Bond en la guarida de Blofeld (se rebootea a este villano, con buenos resultados, casi por completo sin explicaciones, lo cual genera serios errores de continuidad con respecto a las anteriores pelis, pero qué importa), haciéndose pasar por otro, la clase de hombre que se tropieza, tiene miedo a las alturas, lleva gafas de empollón... Y eso es divertido. Porque es James Bond. Y James Bond, fingiendo ser ese tío, se ve rodeado por un montón de jovencitas guapas y atolondradas que no han visto a un hombre en bastante tiempo. Y mira tú, la situación no está hecha para que Bond despliegue sus encantos COMO SIEMPRE y se acabe tirando a la mitad de las presentes, COMO SIEMPRE. No, lo que uno piensa en este rato es que pobre Bond, más vale que resista la tentación, que sino se jode la farsa. Es una situación divertida y cruel, y me estoy compadeciendo de él. CONECTO con él. Por supuesto, acaba acostándose con un par de ellas, y le pillan, lo que sumado a otro error que cometió al hacerse pasar por el tío en cuestión hace que se revele su identidad y... bueno, que la ha cagado. Ahora llega el momento de triunfo, y como hemos visto, las piezas están bien asentadas. Escapar le cuesta. Como debe ser. Pero cuando finalmente uno de los secuaces le dice al malo "¡el inglés ha escapado!" y empieza a sonar el TEMAZO propio de la peli (inspiración evidente para una pista de 'Los Increíbles', por cierto...), pues oye, queda un momento cojonudo.
Ha quedado claro todo este asunto de la humanización, ¿no? Pues hablemos ya de otra cosa. Como de la chica, que también tiene lo suyo. Tracy es un personaje, no una comparsa ni un premio. Es carismática, inteligente, tiene su trasfondo, y su historia con Bond es bonita, sincera y está mucho más trabajada que de costumbre. Joder, si hasta ELLA le salva la vida A ÉL una vez James escapa de la situación apuntada anteriormente. Es mi momento favorito, por cierto. Él está hecho polvo y acorralado, y de pronto ella aparece ante sus ojos como un ángel de la guarda después de haber estado separados gran parte del film. Es una escenita sencilla y preciosa que me hizo darme cuenta de que estaba disfrutando con los personajes. Que me importaban ellos y su relación.
Tracy es, por tanto, la primera compañera de aventuras con todas las de la ley. En el clímax, ella solita se carga a un secuaz del malo y todo. ¿QUÉ ES ESTO? Pues una película que salvo por la estética y el acabado de las escenas de pelea (se intentan cosas más espectaculares, pero queda regular), podría pasar por un producto muy posterior. Es más, los guiños a las anteriores entregas, ya desde los créditos, que muestran a personajes pasados, parecen querernos decir que todo eso quedó atrás y que esto es un reinicio moderno. Lo cual choca porque solo hace dos años de la anterior entrega.
El caso es que me hubiese gustado que siguiesen por este camino, sobretodo teniendo en cuenta ese trágico final que abre la puerta a un futuro interesantísimo para el héroe. ¿Con Lazenby a bordo? Bueno, quizás alguien igual de humano pero más carismático hubiese sido lo ideal, pero creo que merecía hacer al menos una más.
Pero no, la gente quería a Connery haciendo lo de siempre. Eso tuvieron. Próximamente os cuento qué tal.

jueves, 25 de diciembre de 2014

"¡Muchacho! ¿Qué día es hoy?"


"¡Hoy es Navidad, señor Scrooge!". Y hoy es el día en el que me decido a hacer el post navideño que llevo ya tiempo queriendo hacer. El único post navideño que tiene verdadero sentido para mí: el que da un repasillo a las distintas versiones del clásico de Charles Dickens, 'Cuento de Navidad'.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Diario Bond 5: 'Solo se vive dos veces'


No voy a extenderme mucho con esta, pues todo lo que se puede decir sobre ella se resume en que James Bond va a Japón. No hay más, eso es todo lo que la cinta ofrece.
Que la saga sigue una fórmula muy rígida en la mayoría de entregas está claro, pero no puedo decir que me moleste, ya que es una fórmula, en general, altamente entretenida, y dependiendo del ritmo que le imprima cada director y del atractivo que tengan los nuevos elementos de cada peli, resultará aún más disfrutable o se acercará peligrosamente al aburrimiento. Con 'Solo se vive dos veces' pasa lo segundo. Ojo, decir que es aburrida es pasarse, las hay que se acercan a eso más que esta, pero es que no hay nada realmente divertido, emocionante ni destacable. La ambientación japonesa es solo una característica exótica que el film exprime de forma bastante gratuita, al fin y al cabo, ese intento de entrenar a Bond para ser un ninja no sirve absolutamente para nada en la resolución del conflicto, y lo mismo puede decirse de lo de maquillarlo para que parezca japonés. Ridículo.
Por lo demás, pues eso, nada nuevo bajo el sol. Al menos esta vez ponemos nombre y cara al número 1 de SPECTRA, pero mucho tendrán que cambiar las cosas para que no me acabe pareciendo un villano superficial, sin interés y nada amenazador. A pesar de su escasa presencia en el film habría que considerarlo el verdadero villano, pero no hay un antagonista como Dios manda en esta ocasión. Y tampoco interés amoroso, ya que estamos.
En fin, poco más puedo decir. Se pasa el rato y punto. Lo mejor, la escena con los helicópteros, más que nada porque el temazo que acompaña a nuestro héroe te levanta cualquier secuencia.
La próxima entrega parece traer nuevos aires a la saga. A ver qué tal.

viernes, 12 de diciembre de 2014

'La LEGO Película', de Philip Lord y Chris Miller. El triunfo del frikismo

Nivel de spoilers: Bajo


El medio audiovisual está cambiando. El gran público está aceptando géneros y personajes que antes eran "para frikis", haciendo que, de hecho, ese término esté empezando a perder significado (ahora todos nos colgamos la etiqueta). La película que nos ocupa supone, creo yo, la prueba de que el público común ha aceptado las "frikadas" al 100%. 'La LEGO Película' ha tenido un gran éxito de crítica y público siendo un film alocado de propuesta aparentemente absurda en el que todo es posible, muy alejado del cine animado más convencional. El secreto está en que se aprovecha esa falta de límites para crear una película desternillante, ingeniosa, original, memorable y brillante. Lo que parecía un producto para promocionar a estos famosísimos juguetes se ha convertido en la mejor cinta animada del año, ni más ni menos. Será considerada un clásico, dadle tiempo.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Diario Bond 4: 'Operación Trueno'


Me he acercado a esta con bastante interés. Tenía entendido que esta era la peli que marcaba el inicio del descenso de calidad de la saga, haciendo que el nivel fuese muy irregular hasta la llegada de 'Casino Royale'. Pero claro, también sabía que en su momento fue todo un fenómeno, siendo la más taquillera en la franquicia hasta que se estrenó 'Skyfall'.
Una vez vista entiendo mucho mejor el éxito económico que las opiniones poco entusiastas de los fans. 'Operación Trueno' es quizá la peli que más he disfrutado de las comentadas hasta ahora. Como mínimo, me ha gustado tanto como 'Goldfinger'. No es que me haya encantado (francamente, dudo que alguna a parte de las dos de Craig que he citado llegue a tanto), pero me ha resultado bastante divertida y emocionante. Es una película GRANDE. Fueron a por todas con esta. La escala del film es mucho mayor. Sus localizaciones son lujosas y están mostradas con tomas amplias espectaculares. La dirección es de superproducción total, válida hasta para el estándar actual. Y luego están las famosas escenas submarinas. Ahí se pasaron un poco de rosca, porque realmente no hacía falta que fueran tan largas, pero... ¡Madre mía! ¿¿Cómo pudieron rodar tanto bajo el agua?? Gente, en el clímax hay una batalla entre decenas de hombres rana. Es una escena larguísima y coreografiada de cojones. Espectacular. Y obviamente, todo real. Honestamente, nunca he visto nada igual. Aunque solo sea por eso, la película cuenta con mi respeto y aprobación. Pero es que luego tenemos a varios barcos liándose a cañonazos. Y finalmente a Bond peleándose con el malo en un barco que va a toda hostia y que debe ser dirigido para no estrellarse contra las rocas. ¡Puf! Flipante. La búsqueda constante del más difícil todavía. Por esto y otros factores, como que la amenaza del film sea más urgente, es aquí donde más tengo esa sensación que solo se puede resumir como "¡vamos James, dales caña!". No a unos niveles estratosféricos, pero ahí está.
¿Qué hay negativo? Bueno, lo cierto es que la duración es excesiva para lo que hay que contar, y por tanto hay algún que otro momento que no supone mucho avance para el argumento general. Podría ser más dinámica dada su trama, vaya.
Por otro lado, la chica y el villano son lo más soso y genérico que hay, y eso quita puntos inevitablemente, sobretodo cuando venimos de dos pesos pesados como Goldfinger y Pussy Galore. En el apartado maligno, por cierto, uno ya empieza a tener ganas de ver al número 1 de SPECTRA de una vez...
Para cerrar esto en un tono positivo, mencionaré a Fiona, la primera femme fatale con todas las de la ley de la saga (Pussy se vuelve buena, no cuenta). Da gusto ver a un personaje femenino tan inteligente, con poder, y malvado en sí mismo. Hasta lamento que no salga más, pero su escasa relación con Bond es sencillamente perfecta.
Pues eso. Que me lo he pasado considerablemente bien, que es espectacular y que a estas alturas el Bond de Connery mola millones. Incluso cuando se pasa toda la peli en bañador.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Diario Bond 3: 'James Bond contra Goldfinger'


Llegamos a LA GORDA, gente. La que definió por completo lo que era una película de James Bond. La considerada por muchos como la mejor de la saga. Y a mí... me gusta. Sí, está bastante bien. Pero vale, admito que no me ha dejado flipado. Supongo que el hecho de ser la peli en la que se asienta la fórmula de la saga juega un poco en su contra. Hoy en día casi nada de lo que propone me resulta original o sorprendente. Pero atención, pocas pegas se le pueden poner a la peli en sí.
Está infinitamente mejor estructurada y desarrollada que las anteriores, a pesar de contar con algún problemilla de ritmo, y desde luego es más dinámica e ingeniosa. Las mejoras se empiezan a notar ya desde un prólogo 100% Bond que da paso, por fin, a la imprescindible intro musical. Por otro lado, Connery está mejor que nunca, ya totalmente metido en el papel de un Bond que ya adquiere aquí todos sus rasgos distintivos. Y aun así, se ve eclipsado por el villano. Sí, Goldfinger lo peta mucho. Tiene una presencia constante a lo largo del film, un plan elaborado con alguna que otra sorpresa, es carismático, y tiene tal confianza en sí mismo que resulta amenazador. Disfruta de su villanía, pero tampoco resulta paródico. Es espléndido, lo mejor de la peli. Y encima cuenta con su secuaz pintoresco, una figura que siempre mola ver en la saga.
La chica Bond es con diferencia la mejor hasta ese momento, un personaje en sí mismo. Y en fin, su nombre es absolutamente memorable. Como toda la peli, en realidad. Es cierto, no me ha vuelto loco, pero desde luego, de las comentadas hasta ahora es la que más me ha gustado y la que más me apetecería ver de nuevo en un futuro. No es perfecta ni genial, pero hay mucho que disfrutar y recordar de esta película, desde escenas míticas como la de la chica bañada en oro hasta algún diálogo especialmente ingenioso.
Un film mucho mejor hecho que los anteriores, más ambicioso, con mejores personajes y más acción, mejor resuelta. A pesar de no adorarla, no puedo negar que se merece su estatus de clásico.

Diario Bond 2: 'Desde Rusia con amor'


Un problema recurrente que tengo con las pelis de 007 es que me cuesta enterarme de qué coño está pasando. Cada vez me ocurre menos, pero con según qué entregas me resulta difícil comprender en qué consiste exactamente el plan del villano y cuál es el plan de los buenos para detenerlo. Curioso, teniendo en cuenta que no son precisamente películas sesudas.
El caso es que este molesto problema ya está presente en esta segunda entrega, un film mucho más Bond que el anterior, pero que debido al problema señalado no disfruto ni la mitad. Aunque acabe enterándome, si me cuesta seguirla, mucho no puede gustarme.
Encima, hay un largo segmento, antes de que James conozca a la chica de la peli, que no sé que diablos tiene que ver con nada. Pero claro, no sé si es un problema de la peli o mío.
Por otro lado, confieso que en esta Bond me cae un tanto mal. Es bastante borde y descaradamente machista. La peli en sí lo es. Entiendo que eran otros tiempos, pero aun así, chocan mucho ciertos comportamientos que se presentan como normales. Afortunadamente ese machismo inherente al personaje se ha convertido en rasgo de su personalidad, en un defecto, volviéndole un héroe más humano e imperfecto.
En cualquier caso, no es que la peli sea horrible ni mucho menos. Toda la parte en el tren es estupenda, muy tensa y emocionante. Es aquí donde el asesino encarnado por Robert Shaw brilla especialmente.
Además, esta vez la chica Bond tiene más protagonismo y personalidad, punto a su favor.
En definitiva, estamos ante un film que, si bien no es malo y cumple su función, no ha tenido casi ningún impacto en mi.
En los créditos nos anuncian, al estilo que hoy utiliza Marvel (ninguna moda actual es realmente nueva), que James Bond regresará en 'Goldfinger'. Ojo a esa.

Diario Bond 1: 'Agente 007 contra el Dr. No'


¡Comienza nuestro repaso a la larga saga de 007! Siendo la primera, me acerqué a esta peli con mucha curiosidad, pero también con cierto temor. Estamos hablando de una película de los 60, era factible que se hubiese quedado insoportablemente desfasada, pues el cine de acción y aventura sí se ha visto perfeccionado con el pasar de los años. Pero lo cierto es que ha supuesto una grata sorpresa. 'Dr. No' es un film muy distinto a los siguientes. Introduce varias de las claves del personaje, pero otras muchas no serán presentadas hasta más adelante, como iremos viendo. Hablando de presentaciones, la de nuestro héroe es espléndida. Nos lo muestran en su terreno: jugando a las cartas en un distinguido club y flirteando con una mujer atractiva. Pero solo le vemos la espalda y las manos (vaya, igual que a Indy en su presentación en 'En busca del Arca Perdida'...). Él le pregunta el nombre a la chica. Ella responde "Trench, Sylvia Trench". Ella le pregunta lo mismo. Entonces le vemos. Se enciende un cigarro. "Bond, James Bond". Suena la FANTÁSTICA música que acompaña al personaje. Historia del cine, gente. Por supuesto, me resulta muy divertido que un rasgo tan distintivo del personaje naciese como respuesta burlona a un personaje femenino menor. Bond es aquí, por cierto, un héroe de lo más guay. Elegante, listo como él solo, y sobretodo, el prototipo de tipo duro. Su sentido del humor aún no era tan notorio. Es más serio y, como decía, duro de lo que se podría pensar. Y sí, Connery está perfecto. No es mi versión preferida del personaje, pero él ES Bond. El básico, la fuente de la que surgen los demás.
En esta ocasión le acompañamos en una aventura que en su mayor parte no es tan trepidante y pasada de vueltas como uno esperaría, y esa es su gran baza. Buena parte del film no es más que la investigación que Bond lleva a cabo en Jamaica: interrogar, buscar pistas, atar cabos... y a mí eso me basta. Me gustan las tramas detectivescas, y si bien esto no es precisamente un thriller de los que dejan huella, engancha lo bastante, y da gusto ver a Bond librándose de los peligros que le acechan y avanzando en el caso como un puto amo.
Finalmente la peli gira de forma bastante lógica hacia la aventura, y ahí ya tenemos algo más propio de 007. Villano estrafalario con un plan imposible, una "chica Bond" con el espectacular físico de Ursula Andress que a parte de la mítica escena del bikini no tiene mucho más que aportar, tiros, explosiones... La verdad es que prefiero la primera mitad, más que nada porque hace que la peli sea distinta al resto de la saga, pero esta otra parte no es que esté mal. Además, mola ver a Connery como héroe de acción, con escena en la que recuerda al muy posterior John McClane incluida.
En resumidas cuentas, estamos ante una peli mucho más entretenida de lo que se podría pensar, un arranque muy sólido para la saga, una entrega bastante distinta al resto de la franquicia, y honestamente, de el puñadito que ya he visto, una de las que más he disfrutado.

martes, 9 de diciembre de 2014

La nueva locura de dr.indy: Diario Bond

Creo que se nota que el Diario Disney me dejó agotado y sin ganas de escribir. No he vuelto a hacer ninguna crítica desde entonces, y eso se ha notado en las visitas y los comentarios. Todos estamos un tanto apáticos con el blog, y eso es intolerable. ¿Cómo podemos resolver el problema dejado por el Diario Disney? ¡Con otro Diario, por supuesto!
El tema de esta ocasión tiene su miga, porque nunca he sido fan de las pelis de James Bond, basando mi experiencia únicamente en 'El mañana nunca muere' y 'Muere otro día'. Sin duda poseía el bagaje suficiente, ejem. El caso es que a pesar de mi desinterés, 'Casino Royale' y 'Skyfall' me parecen CREMITA, así que recientemente decidí ver otras pocas pelis de la saga. Un poquito de Connery, un poquito de Moore, un vistazo a Dalton y una oportunidad a la considerada mejor peli de Brosnan. La experiencia fue positiva y sobretodo, muy enriquecedora. Pero terminada la tarea pensé que lo verdaderamente rico, rico y con fundamento hubiese sido dedicarle todo un Diario a la saga y así ver las 23 películas. Después me dije a mí mismo "no hay huevos", y aquí estamos.
Pasado el de Disney, no hacen falta muchas explicaciones, basta con decir que solo comentaré las pelis oficiales (nada de 'Nunca digas nunca jamás', por tanto), que lógicamente no voy a revisionar el puñado que ACABO DE VER para hablar de ellas, y que por supuesto traeré otras cosillas entre post y post. De hecho, en breve publicaré una crítica de una de mis pelis favoritas del año que está a punto de finalizar. Y podría o no estar dándole vueltas a algo que podría o no estar relacionado con 'Cuento de Navidad'. Ah. Y dentro de poco son los Simpsons de Oro, no lo olvidemos, y para entonces necesitaré toda vuestra participación.

En definitiva, que I'M BACK, BITCHES. Id poniéndoos a tono para lo que está por venir:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...