Buscar este blog

sábado, 9 de febrero de 2013

Críticas de cine: 'Toy Story 3', de Lee Unkrich (POST OBSOLETO)


Mini-crítica sin spoilers: Ya está, he tomado la decisión definitiva en este culebrón acerca de mi ranking de pelis Pixar. Tranquilos, el segundo puesto permanece intacto, pero ahora, mi nº 1 no es 'Toy Story'. Es la TRILOGÍA de 'Toy Story'. Y es que esta magistral, redonda, tercera y última entrega, tan sumamente emocionante, emotiva, dramática, oscura, divertida, y espectacular, demuestra que los chicos de Pixar, siguiendo una evolución independiente a la del resto de su filmografía (en la que 'Up' fue la cumbre), han creado tres films que por separado son soberbios, pero que en conjunto se revelan como lo más grande que ha hecho la Casa del Flexo. La historia de Woody, Buzz y compañía es insuperable, ni más ni menos. NOTA: 10/10

Crítica completa con spoilers:



Cuando vi esta película en el cine, tenía 17 años. Exactamente la misma edad que Andy. Y muchos espectadores rondarían también esa edad. Este es un dato importantísimo. Y es que Pixar crea una tercera parte que no es para los niños, a pesar de que se lo pasen pipa. Tampoco para los adultos cinéfilos, aunque se deleiten con el talento de estos cineastas. Es para nosotros. Esa generación de finales de los 80-principios de los 90 que creció con las dos primeras entregas de la trilogía, viéndolas una y otra vez, mientras sostenía en sus manos una réplica más o menos acertada de Woody o Buzz.
Y es que, haciendo gala de una progresión dramática ejemplar, y cerrando de una forma intachable los temas abiertos en el anterior film, vemos que Andy se ha hecho mayor, por lo que se revela ahora como el alter ego del espectador. Así la conexión que sentimos con la peli es total. Y los de Pixar, tirando de nostalgia, aprovechan esto al máximo, pues atacan sin piedad la fibra sensible. Es imposible no emocionarse desde el primer minuto, sencillamente. ¿Como no hacerlo, si vemos un (espectacular) prólogo muy similar al de la primera entrega pero esta vez desde el punto de vista de Andy, y luego oímos de nuevo "hay un amigo en mí"? Si, Pixar nos manipula a su antojo, pero lo hacen con tal maestría que uno debe rendirse y dejarse arrastrar.

En cualquier caso, y aunque Andy hace que esta última entrega tenga un nuevo sentido, aquí los que importan son los juguetes y sus aventuras. En esta ocasión viven quizá la más apoteósica, ya que se ven prisioneros en una guardería infernal gobernada por un oso de peluche con infulas de mafioso que les obliga a ser usados por niños demasiado pequeños, demasiado salvajes. Tela. A partir de aquí, Woody se separa del grupo para reunirse de nuevo con Andy y respetar su decisión, sea dejarlo en el desván o llevárselo con él a la universidad. Es impresionante la evolución de este magnífico personaje. Si en la anterior peli el miedo al olvido estuvo a punto de hacerle abandonar a su dueño, aquí le vemos mucho más maduro y centrado, con una lealtad inquebrantable hacía Andy. Pero aún más inquebrantable es su lealtad hacia sus compañeros, pues no dudará en volver a la guardería a rescatarlos, aunque por cosas del destino haya conocido a una adorable niña que vive al lado de Andy y que se encariña con él al instante (es increíble como, en un solo plano del rostro en modo inanimado de Woody, los de Pixar consiguen transmitirnos la infinita felicidad que siente el juguete al ser usado de nuevo).

Hablemos ahora de Buzz, Jessie y el resto del grupo en la guardería. Primero, destacar al secundario estrella del film:

Ken. Sencillamente sublime. Amanerado y obsesionado con la moda, el novio de Barbie (que en esta cinta cumple un sorprendente papel) es todo un robaescenas. Lotso tampoco se queda atrás, pues resulta un villano amenazador, elegante y creíble, con un trasfondo narrado en una escena potentísima. Y es que Unkrich, hasta ahora co-director en otros films de la productora, está aquí realmente inspirado, como prueban la mencionada escena de la historia del villano, o el BRUTAL momento en el que los críos de la guardería torturan sin saberlo a Buzz y compañía. Hablando de Buzz, resulta asombrosa su inagotable capacidad para hacernos reír, y es que, cuando el villano lo reprograma, lo vemos de nuevo como un Guardián Espacial, cosa que siempre funciona. Pero es que además, tras el regreso de Woody y la puesta en marcha del plan para escapar, no solo es un Guardián Espacial... Sino un Guardián Espacial español (flamenco en nuestra versión, una de las ideas más brillantes que he visto en un doblaje). Apoteósico, una carcajada continua.

Sobre la huida, simplemente comentar que a partir de aquí el film adquiere un ritmo, una emoción y una intensidad que ya quisieran para sí muchas pelis de acción de imagen real. El instante en el que la tropa esta a punto de ser destruida en el incinerador de basuras y, aceptando su destino, se agarran de las manos, es simplemente una de las escenas más sobrecogedoras que ha dado el cine en los últimos años. Y lo digo en serio.

Pero aún hay mas. Nuestros protagonistas consiguen volver con Andy y están listos para vivir en el desván. Pero Woody, que sí acompañará a Andy a la universidad, no puede permitirlo, por lo que se las ingenia para que su dueño le de todos los juguetes a Bonnie, la niña que Woody conoció anteriormente.

Quién no se emocionase con la escena que sigue, NO. TIENE. ALMA.
Una magnífica despedida para los juguetes y para la saga. Una escena brillante donde las haya, que hace reflexionar y estremecerse al público indicado, pues Andy se comporta como cualquiera de nosotros cuando Bonnie quiere coger a Woody: Lo aleja de su lado. Es SU juguete. Pero por supuesto, hay que crecer y pasar página, por lo que, jugando por última vez con ellos, Andy (nosotros), se despide de sus amigos de infancia.

Señores, esta monumental película, esta auténtica Obra Maestra, debió ganar el Oscar principal en la edición de 2011. Esto es cine. Gracias Pixar. Se te perdona que bajases brutalmente el listón con tu siguiente producción. Un día de estos hablaremos de ello.


12 comentarios:

  1. Es la peli de nuestra generación. Recuerdo que cuando fui a verla al cine también era mi año de entrada a la Universidad, así que sí... me tocó la fibra sensible xD

    ResponderEliminar
  2. He visto las tres películas en el cine, todavía recuerdo cuando con 8 años nos llevó mi madre a mi hermano y a mi al cine, y como entre los dos desgastamos el VHS (me sé todo el guión de la peli), y también recuerdo cuando fui a ver esta tercera película, y aunque yo ya estaba terminando la Universidad, tuve esa misma sensación que vosotros. Definitivamente salí completamente convencida de que estaba hecha para los que fuimos niños en los 90, los que crecimos con las dos primeras entregas... el cine estaba lleno de gente de mi edad que reía y lloraba ^^

    Adoro Pixar, pero opino como tú, mi número uno es esta trilogía.

    ResponderEliminar
  3. Sinceramente, nunca he llorado en el cine, pero esta ha sido la pelicula que mas cerca se ha quedado, en algun momento senti que explotaba; Dios, que peliculon.

    Y que curioso, que mis peliculas favoritas de Disney, hay quienes las consideran sobrevaloradas (El Rey Leon y Toy Story 3).

    Saludos doc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OMG, me emociono de sólo ver cómo TOY STORY 3 es puesta al mismo nivel que EL REY LEÓN. Ambas películas marcaron un hito!!! T.T.T.T omg voy a morir deshidratada, por tanto llorar hoy, habiendo visto esta peli por apenas 2da vez

      Eliminar
  4. yo soy un sentimental, lo reconozco, y mis lagrimitas he soltado en el cine, pero nunca crei que lo hicera un peli de animacion, pero el momento del incinerador de basura te deja con un nudo en la garganta.
    una trilogia perfecta de principio a fin, con unos guiones increibles.

    ResponderEliminar
  5. perdonad que no os conteste a cada uno, pero es que poco puedo aportar a vuestros comentarios ;)

    ResponderEliminar
  6. Sublime, me lo pasé en grande viéndola!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Disfruto leyendo tu crítica porque trasmites la pasión que sientes por estas pelis, pasión que comparto, pero del lado adulto que os ha visto crecer con ellas, que también tiene su encanto.

    ResponderEliminar
  8. Me hiciste llorar, te maldigo XDDDD broma
    dios mio, que buena reseña. Esta pelicula le pertenece a nuestra generación, y lo peor de todo es que no conservé ningún juguete T.T.T.T.T

    ResponderEliminar
  9. Comentando de nuevo... no sé si lloré la primera vez que vi esta película, pero sí lloré la segunda. Estoy destrozada, hay tanto de mi propio niñez en esto que es inevitable identificarse. Tengo 22 años la edad justa, y como dije en el comentario anterior, no guardé ninguno de mis juguetes, excepto algunos peluches.
    Gran reseña. T.T.T.T.T

    ResponderEliminar
  10. Coincido contigo Toy Story 3 es una obra maestra, la mejor película de animación que he visto en HBO, pues es de alta resolución y un audio excelente, lo que más me gusta de la historia es que es muy conmovedora.

    ResponderEliminar
  11. Yo cuando fui debia tener 8, 9 años y me encanto. Llore y todo. Es más, hasta mi mamá lloro. Esta es LA pelicula

    ResponderEliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...