Buscar este blog

martes, 25 de septiembre de 2012

Críticas de cine: 'Buscando a Nemo', de Andrew Stanton y Lee Unkrich


Mini-crítica sin spoilers: Llegamos a una de las pelis más aclamadas de Pixar. Sin embargo, no se encuentra en absoluto entre mis favoritas. ¿Significa eso que la cinta falla estrepitosamente en algo concreto? En absoluto. Es una película divertidísima, tierna y emocionante, con grandes momentos y un personaje para recordar. Pero por alguna razón... A mí no me llega tanto como otras joyas de la compañía. NOTA: 8/10

Crítica completa con spoilers: Realmente no sabría decir cual es mi problema con esta cinta. No hay nada negativo a señalar, como ya dije en la mini-crítica, y por la nota podéis ver claramente que me gusta la peli, y no poco, pues la virtudes son evidentes. Pero si con 'Toy Story' o 'Monstruos S.A.' no dudo ni por un instante en calificarlas como magistrales, en este caso, cada vez que se le da este adjetivo, no puedo evitar pensar en ESA palabra: Sobrevalorada. Y es un poco injusto. Repasémos las bondades de la cinta:

Marlin es un personaje estupendo al que nos creemos en todo momento, pues sus temores son comprensibles y su evolución está perfectamente mostrada a través de un viaje que no da respiro al espectador, cada nueva situación es más divertida y emocionante. Imposible olvidar a Bruce y el resto de tiburones vegetarianos, las tortugas surferas, o el brillante segmento de la ballena.
Paralelamente vemos a Nemo con su propia superación personal. Si bien esta línea es más tópica, vale la pena por los entrañables personajes secundarios de la pecera. Sin olvidar la breve aparición de Darla, con la música de 'Psicosis' incluida. Brutal.

Algo que me gusta especialmente es la ausencia de villano. No hace falta. La odisea de Marlin no necesita una figura que le ponga las cosas aún mas difíciles al pez payaso. Hay veces en las que la presencia de un malo malísimo parece más bien un recurso fácil para que el héroe tenga "algo" que vencer, pero Pixar lo obvia de forma acertadísima.

Pero sin duda la gran virtud del film es...

Dory. Decir que es una roba-escenas es poco. Un complemento perfecto para Marlin, que, debido a sus problemas de memoria, corría el riesgo de resultar cansina, pero nada más lejos de la realidad. Desternillante en todo momento, Dory además consigue ser adorable. De los mejores personajes de Pixar, responsables de que todos tengamos grabada a fuego la dirección de P. Sherman, calle Wallaby, 42, Sidney.

Bien. Está claro que la peli es cojonuda. Pero hay otras muchas que me emocionan más. Otras que me hacen reír más. Otras que me gustan mucho más, en resumen. ¿Será que la segunda etapa artística de Pixar, que empezó aquí, no acaba de encajar conmigo? Al fin y al cabo, resulta curioso que su primera película me siga pareciendo claramente la mejor... ¿Será que con esta película no veo esa vuelta de tuerca brillante a un concepto conocido con la que Pixar me tenía acostumbrado, acercándola por tanto a 'Bichos'? Puede ser. Afortunadamente esa vuelta de tuerca regresaría con la próxima obra de la productora, aplicada esta vez al género de superhéroes. Ojito. En breve lo comentaremos.

martes, 11 de septiembre de 2012

Críticas de cine: 'Monstruos S.A.', de Pete Docter, Lee Unkrich y David Silverman


Mini-crítica sin spoilers: Todos tenemos nuestro propio ranking de pelis Pixar, y lo cierto es que esta que nos ocupa ostenta el segundo puesto en mi lista, nada menos. Junto con 'Toy Story', es la cinta de la compañía más especial para mí, y motivos no faltan: Nos encontramos ante una aventura fresca, imaginativa y espectacular que tiene absolutamente de todo... Y en la que absolutamente todo funciona. Redonda. NOTA: 10/10

Crítica completa con spoilers: El cuarto largometraje de Pixar es, seguramente, uno de los mas originales, al menos en su punto de partida. La productora, aún en su fase creativa más temprana, y que finalizaría con este film, vuelve a apostar por coger un elemento ligado a la infancia (los monstruos nocturnos que se esconden en los armarios en esta ocasión), y darle una vuelta de tuerca, planteándolo desde otro punto de vista. Si ya nos mostraron los sentimientos y experiencias de unos juguetes y nos enseñaron el mundo a través de sus ojos, ahora nos plantean esta pregunta: ¿Y si esos monstruos no tienen intención de hacernos daño, pues solo están haciendo su trabajo? En base a esto, Docter y compañía crean un universo sólido, con unas reglas muy claras que nos explican casi sin darnos cuenta. Como funciona la fábrica donde trabajan nuestros protagonistas, para qué sirven los gritos de los niños, porque ahora es más difícil asustarlos... Los primeros minutos de la cinta están plagados de explicaciones, pero la maestría de los responsables de la cinta es tan colosal que no se notan, están colocadas de una forma increíblemente orgánica.

Al margen de esto, la película no falla en nada. Sencillamente. Nos da un dúo protagonista soberbio (Sully se convierte en nuestro amigo desde su primera aparición y Mike tiene algunos de los mejores gags salidos de la Casa del Flexo), un villano, Randall, que resulta verdaderamente amenazador, y sobretodo...

Nos da a Boo. Sin duda lo más memorable de la peli, pues TODOS hemos acabado adorándola. Y tiene mérito, ya que los niños, en el cine, cruzan fácilmente la línea entre ser "monos" y ser "cargantes". Pero no, Boo nunca nos sobra, por lo que el cariño que Sully le coge durante el film es totalmente comprensible, más que eso, es compartido por nosotros. La relación entre niña y monstruo es el alma de la cinta, pero no por ello se descuida la amistad de Sully y Mike, el plan de Randall, o las dosis de comedia. Aquí me gustaría hacer hincapié en el ya mítico musical "Ahora pon eso donde estaba o te vas a enterar", y, sobretodo, en como surge la idea. Brillante.

Finalmente, todos los ingredientes se juntan en un clímax (tal vez el mejor de la productora por aquél entonces) que derrocha imaginación, espectacularidad y diversión. Una gozada.

Y llegamos la despedida. Para mí, este momento marca el nuevo camino por el que Pixar decidiría ir desde entonces, uno en el que atacan sin piedad la fibra sensible... Y aciertan. Me da igual si quizá son un tanto manipuladores en estos últimos minutos (algo similar sucedería en la futura y magnífica 'Toy Story 3'), mientras se cumpla de forma acertada el objetivo, carece de importancia.

Poco más queda por comentar, en realidad. Un completísimo film en el que todos sus elementos funcionan a la perfección, como ya apuntaba al inicio de la crítica. Hay emotividad, emoción, espectáculo, imaginación, y risas. No se le puede pedir más, ¿No creéis?

En breve nos sumergiremos en el mar para comentar una de las, en mi opinión, películas más sobrevaloradas de esta productora.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...