Buscar este blog

jueves, 27 de diciembre de 2012

Críticas de cine: 'Ratatouille', de Brad Bird


Mini-crítica sin spoilers: Para mí, 'Cars' es, a falta de ver su secuela, la peor peli de Pixar. Resulta curioso que el siguiente trabajo de la compañía sea nada menos que el paso evolutivo que se presentó en 'Los Increíbles', perfeccionado, equilibrado. Una rotunda Obra Maestra que aúna madurez, elegancia y profundidad con diversión, ternura, y esa frescura en la premisa tan propia de Pixar, esa magia Disney.
En mi crítica de 'Monstruos S.A.' aseguré que aquella era, después de la insuperable 'Toy Story', mi cinta favorita de la productora. Me temo que, tras revisionar 'Ratatouille', es esta la que ocupa ahora ese segundo puesto. NOTA: 10/10

Crítica completa con spoilers:



Con 'Los Increíbles', Pixar se adentró definitivamente en la madurez con una peli tan oscura que, creo yo, renunciaba al encanto del resto de films de la compañía. Pero aquí regresa Brad Bird, y nos da una peli en la que comprende que no es necesario cargar de oscuridad e intensidad una cinta animada para que conquiste a los adultos. Pocas pelis se me ocurren tan optimistas, luminosas e inspiradoras como 'Ratatouille', teniendo además una premisa tan genial como absurda (pero absurda al estilo Pixar, no como 'Cars'), aunque en todo momento creíble, por imposible que parezca. Y sin embargo, ante nosotros tenemos una historia más compleja y profunda de lo que parece, con un mensaje acojonante con más significado del que aparenta, y una trama compuesta por pequeños hilos que se van entrelazando y se retroalimentan (ahí está el tema de la herencia de Gusteau). Todo narrado con una vitalidad, un dinamismo, y un sentido del humor que engancha irremediablemente desde el primer minuto. Y es que los chicos de Pixar aprovechan y exprimen al máximo la idea de que una rata quiera ser cocinera. Todo lo cómico que se le pueda sacar a este planteamiento esta en el film, pues supone un auténtico descojone cada mínimo gesto propio de un chef que haga nuestro genial protagonista, el adorable Remy. Tan culto, sensible y refinado... Divertidísimo. Imposible no conectar con él en su búsqueda de cumplir su sueño, que podría ser el de cualquiera, pues la rata que quiere cocinar se revela como una metáfora aplicable a cualquier arte. Y espléndido el papel de su familia. No le entienden, por supuesto, y se presenta un conflicto que, de nuevo, se puede extrapolar a otras situaciones, pero cuya resolución es, ni más ni menos, maravillosa.

Estupendo también Linguini, con quién la rata hará un pacto que supone otra prueba del acertadísimo humor de la cinta y del jugo que se le saca a la base argumental. Magnífica la amistad entre ambos, tan sorprendentemente auténtica, tan emotiva.
No son los únicos personajes que despiertan nuestro interés. Desde la enérgica Colette hasta el cretino de Skinner, pasando por el alemán que cada vez da una explicación diferente sobre porqué estuvo en la cárcel, todos los secundarios tienen algo memorable, algún detalle, alguna escena, que nos conquista al instante.

Pero hay uno en concreto que es la clave del film:

Anton Ego. Será este despiadado crítico quién lleve al protagonista al final de su recorrido, y es que es emocionante de verdad ver a Remy plenamente convencido de sí mismo y dispuesto a convencer a Ego, sin necesidad de esconderse bajo el gorro de Linguini, y ayudado únicamente por este, Colette, y por supuesto, su familia.
Pero sin duda el momento cumbre es ese en el que Anton prueba el plato que Remy le ha preparado (una variante de ratatouille, como no) y vemos ese flashback, tan sencillo, tan emotivo, que dice tanto en unos pocos segundos, y sin usar palabras. Una maravilla que prueba la brillantez que han llegado a adquirir los chicos de Pixar.

Y aún falta la crítica de Ego, un mensaje en el fondo enfocado al cine, que suelta verdades como puños y que le deja a uno sin palabras.
Y que final, con Remy como chef de su propio restaurante, tan precioso y vitalista, además de coherente, pues que cierren el restaurante de Gusteau por semejante invasión de ratas es la prueba de que Bird y compañía no han perdido el norte jamás en lo que a lógica interna se refiere.
Me dejo muchos instantes a recordar en el tintero, pero es que absolutamente todo es tan sublime, cada detalle, que no acabaríamos nunca.

Centrémonos por tanto en el apartado visual, que es, como no, extraordinario. La ambientación parisina ayuda bastante, pero es que los diseños de los personajes y como están animados... Oh, Dios, me encantan. Si en este aspecto 'Aladdín' es mi clásico Disney favorito, 'Ratatouille' lo es en la filmografía de Pixar.
Ojo también a los colores, unas tonalidades más propias del cine animado europeo que del americano. Dada la ambientación del film, creo que es algo totalmente intencionado.

Y nada más. Nuestra próxima parada será una propuesta de ciencia-ficción que está considerada por muchos como la mejor película de Pixar, nada menos. Cuando la vi... No me entusiasmó precisamente. Dejad que le eche un nuevo vistazo, y en breve os cuento.

12 comentarios:

  1. Recuerdo que (casi) toda la gente de la sala del cine acabó aplaudiendo al final de esta película. Maravillosa.
    Un saludo

    P.D.: ''Cars 2'' es mucho peor que ''Cars''.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tuve la oportunidad de verla en el cine... preferi ir a ver la peli de los simpson. sin comentarios...

      P.D.: joder, me estais hypeando a la inversa con cars 2...XD

      Eliminar
  2. ¿Me creerías si te digo que la ví hace tiempo (creo que cuando salió) y que me resultó... meh? xDD Sí, sí. Vaya, que tanto a parir que ponen a Cars, y yo lo prefiero antes que Ratatouille. De todas maneras, siempre he querido darle un segundo vistazo a ver si mis impresiones estaban equivocadas...xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya sabes, todos tenemos algunas que no tragamos y otras que nos gustan mas que al resto de personas... pero por dios, ve esta peli de nuevo YA!! tarde o temprano tendras que caer rendida a sus pies...XD

      Eliminar
  3. Como mueve las manitas para apreciar el aroma !!!Me encanta
    Feliz Navidad , Indy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siii!! esos gestitos me chiflan...XD
      feliz navidad!! :D

      Eliminar
  4. otra obra maestra, y van..., Brad Bird se supera a si mismo aunque parecia imposible, todos los personajes son magmificos, pero el de Ego es increible.

    P.D:Cars 2 no es tan mala, si la ves sin esperarte mucho, visualmente es acojonante, pero de guion...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que ego es una representacion BRUTAL de los criticos. hay una frase que refleja a la perfeccion a muchos integrantes de ese sector:
      "a mi no me gusta la comida, ME APASIONA, y si no me apasiona no me la trago".
      da en el clavo, porque muchos que dicen AMAR el cine... no ponen bien ni una sola peli. en fin.

      P.D.: mis expectativas son nulas, asi que...

      Eliminar
  5. Es la película de Pixar con la que menos espectativas tenía, y me encantó. Creo que con eso te puedes hacer una idea.

    ResponderEliminar
  6. Como tu bien sabes tengo fobia a las ratas, si, incluidas las de dibujos, y si son tan reales como estas ni te cuento...pero también conoces mi amor por París de modo que me dije: bueno yo empiezo a verla y si no puedo lo dejo, pero me conquistó de tal modo que la vi emocionada, es una joya total, creo haberla visto como tres veces...maravillosa.

    ResponderEliminar
  7. Simplemente me ENCANTA esta peli. Tengo problemas para verla en familia porque mi madre le tiene fobia a las ratas xD, pero ni caso cada vez que puedo la veo. Mi parte favorita es sin duda la crítica de Ego, me emociona brutalmente.

    ResponderEliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...