Buscar este blog

domingo, 21 de octubre de 2012

Críticas (breves) de cine: 'El Hombre Lobo', (1941) de George Waggner, y remake (2010), de Joe Johnston

'El Hombre Lobo' (1941)

Aunque ya hubo un par de acercamientos cinematográficos a la figura del licántropo, sin duda fue este film el que sentó la bases del mito moderno (la plata como punto débil, por ejemplo). Es innegable que los años se notan mucho (el aspecto del monstruo genera risas, pero cariñosas en mi caso), y hay varios errores de racord, así como escenas desaparecidas que generan lagunas, pero yo prefiero quedarme con lo bueno, que es la mayoría. El drama del protagonista, primero al dudar de su cordura (pocas veces ha estado tan bien trabajado en este tipo de pelis el asunto de qué es real y qué no), y luego al convencerse de que es una bestia asesina. Uno sufre con él desde el principio, pues el personaje estelarizado por Lon Chaney Jr. resulta sumamente entrañable. Así, a pesar de las limitaciones técnicas, se consigue un dramatismo y una intensidad en muchas escenas digno de admirar. Es increíble que la escena del primer ataque del Hombre Lobo (así, en mayúsculas, pues Larry Talbot siempre será EL Hombre Lobo, de ahí que la peli se llame The Wolf Man y no Werewolf) resulte tan inquietante teniendo en cuenta lo breve y nada sangrienta que es. Hay que debérselo al trabajo hecho en la construcción del protagonista. Pero también a la estupenda banda sonora y, sobretodo, a la magnífica atmósfera creada.
Me gustaría destacar también el diseño de la bestia. Antes he dicho que da risa, y es cierto, pero es por lo desfasados que están los medios utilizados para llevarlo acabo. Sin embargo, las ideas planteadas para el diseño son perfectas. Solo hacía falta actualizarlo para que funcionase, y se hizo con un remake (a continuación hablamos de ello) muy inferior a esta estupenda película. NOTA: 8/10


'El Hombre Lobo' (2010)

Vayamos al grano: Esta peli no es tan mala como han dicho la mayoría de críticas. Al fin y al cabo, es una entretenida actualización del clásico de 1941, con una buena ambientación, una dirección eficiente por parte de Johnston (le tengo cariño a este tío, aunque solo sea por 'Jumanji' y la peli del Capitán América) con algún hallazgo visual, y con varias escenas poderosas. Ahí esta el impresionante y esperanzador prólogo, todos los ataques del licántropo (bastante sangrientos, se agradece), la transformación delante de los médicos, y el instante en el que Gwen (una guapa Emily Blunt, seguramente la mejor del reparto) intenta calmar al monstruo.
Pero da demasiadas vueltas sobre un tema escasamente interesante que distrae del meollo de este tipo de films: La tragedia que vive el protagonista, en la que se profundiza muy poco. El tema al que me refiero es a la relación de Lawrence con su padre. Algo que pinta interesante, se convierte en un verdadero coñazo, roza el ridículo cuando descubrimos que el padre es el hombre lobo "malo" que inició los asesinatos y mordió a nuestro protagonista, y cae irremediablemente en él con esa pelea final entre ambos lobos. Al margen de esto, con virtudes y errores aparte, hay que reconocer que no aporta absolutamente nada al género. Todo se ha visto ya, pero bebe directamente de films claramente superiores como el clásico original ya comentado, 'Lobo' o 'Un Hombre Lobo Americano en Londres'.
Bueno, hay algo en lo que esta cinta barre a todas las del género: El aspecto de la bestia es, para mí, el definitivo. ASÍ son los hombres lobo. Son humanos, pero el lado animal está presente donde debe, dándoles los rasgos que necesitan para ser bestias: Garras, patas traseras, una nariz canina, colmillos, ojos y orejas lobunos, y un crecimiento salvaje del pelo que ya poseen. No hace falta más. Son conceptos ya presentes en el film de 1941, pero los avances tecnológicos han sido, en este aspecto, muy útiles.
Es una lástima. El licántropo perfecto se merecía estar en una peli a su altura. NOTA: 5'5/10

6 comentarios:

  1. Tengo que ver la cinta clásica, pero la de 2010, no la vi hace mucho y joder, que esperpento. Y que aburrimiento... Zzzzzzzz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si se hace lenta en varios momentos, la verdad...XD pero si te interesa el mito del licantropo, la del 41 es imprescindible, creeme.

      Eliminar
  2. Yo no he visto la nueva y no pienso verla, por lo que decís no merece la pena, pero la del 41 si que la vi y esta genial, la historia es buenísima y teniendo en cuenta del año que es puedes pasar por alto los efectos especiales y la encontrarás super tierna.

    ResponderEliminar
  3. La de 2010 no es una maravilla de película, es cierto. El guión, sí, vale, predecible, pero qué quieres, es el remake de la historia original, y todo el mundo conoce la historia original. A mí me gustó en especial por la ambientación y sí, como has dicho, el aspecto que le dieron al Hombre Lobo, y sí, también estaba hasta los ovarios de tanto peluche y tanta tontería xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si a mi lo que no me convence es precisamente lo nuevo con respecto a la original. todo ese rollo con su padre...

      Eliminar

Cada vez que no dejas un comentario, Ross y Rachel se toman un descanso, el Joker dispara a Barbara Gordon, y Jules recita el pasaje bíblico que tiene memorizado. Avisado/a estás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...